Ir a contenido

ÓBITO

Fallece Alfred Lucchetti, el gran patriarca de una saga de actores

El intérprete tenía 77 años y participó en un centenar de obras, películas y series

JOSÉ CARLOS SORRIBES
BARCELONA

La familia Lucchetti perdió ayer a su gran patriarca, Alfred, el actor barcelonés de dilatadísima trayectoria que falleció a los 77 años. Hermano del también intérprete Francesc y del político Antoni, su vinculación con el mundo del espectáculo empezó tarde, a los 39 años, después de que fuera despedido de la empresa química en la que trabajaba. Desde entonces labró una larguísima carrera con un centenar de títulos, en cine, teatro y televisión, que le llevó a la fama a través de su participación en los primeros culebrones de TV-3.

El reconocimiento le llegó también a nivel institucional con la Creu de Sant Jordi, en 1995, y el Premi Honorífic de Cinema de la Generalitat, un año antes. En el 2001 obtuvo el Premio Max al mejor actor de reparto por su recordada participación en la versión teatral de El verdugo, junto a Juan Echanove y Luisa Martín.

VOZ CONTESTATARIA / En esa condición de gran secundario cimentó su trabajo a lo largo de una carrera en la que manifestó siempre una actitud contestaria y rebelde. Así denunció la existencia de unas «listas negras» que le alejaron más de lo que quería de los escenarios catalanes ya en la década de los 90. Fue entonces cuando debió buscar en Madrid el trabajo que no encontraba en los teatros públicos de su tierra.

En el 2009, Lucchetti vivió la que prácticamente fue su despedida de la escena catalana al dirigir a su hija Mònica en Olor d'ocell, que ofreció el Versus Teatre en Barcelona. Su otro hijo, Tito, también está vinculado profesionalmente al mundo del teatro como técnico y productor ocasional. De la saga Lucchetti también forman parte, entre otros, artistas como Lurdes Barba, mujer de su hermano Francesc, Mercè y Judith Lucchetti. Barba le dirigió por ejemplo en Barcelona, mapa d'ombres, de Lluïsa Cunillé. En el cine, donde debutó en 1974, despidió su carrera con El coronel Macià (2006).

La actitud comprometida de Alfred Lucchetti se manifestó tanto por su vieja militancia en el PSUC como por su labor en defensa de los derechos de los artistas, que le llevó a dirigir la Associación d'Actors i Directors Professionals de Catalunya entre 1988 y 1995. En ese sentido, el conseller Ferran Mascarell destacó en un «hombre de referencia en el teatro, la televisión y el cine catalán» el compromiso con sus convicciones y con la sociedad. «Fue un luchador incansable en favor de la justicia social. La cultura catalana le echará de menos», afirmó Mascarell en un comunicado del Departament de Cultura.

GRAN AMIGO DE OVIDI / Lucchetti fue también un gran amigo de otro artista de fuertes convicciones sociales como el recordado Ovidi Montllor. Su amistad se fraguó a mediados de los 60 en tiempos del teatro independiente, en compañías como La Pipironda y El Camaleó. También actuaron juntos en alguna película como Furia española, que dirigió Francesc Betriu, la primera que hizo el cantante y actor de Alcoi.

El funeral por Alfred Lucchetti se celebrará mañana en el tanatorio de Les Corts a las 12.30 horas. Hoy, entre las 14.30 horas y las 21.00, se abrirá la capilla ardiente en el mismo tanatorio, según informó ayer la Associació d'Actors i Directors Professionals de Catalunya.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.