31 oct 2020

Ir a contenido

NUEVAS COMPOSITORAS

Numerosas cantautoras jóvenes nutren el gran momento de la música hecha en Catalunya

Las artistas estiman "casual" la eclosión pero destacan que las mujeres se han "liberado"

NÚRIA MARTORELL / Barcelona

La Cançó tiene género femenino. La lista de cantautoras y de voces femeninas que encabezan grupos es tan larga como interesante. Y algunos de sus nombres configuran ya un ciclo, Estrella Girls, que el miércoles empezará en la sala Apolo. Pero muchas siguen siendo aún injustamente desconocidas.

"Ahora hay una eclosión de propuestas muy buenas hechas por mujeres que tenemos en común que escribimos nuestro cancionero. Pero aún son pocas las que trascienden", constata Mireia Madroñero, conocida como Miss Carrussel, la nueva sorpresa folk barcelonesa.

"Las nuevas tecnologías sirven para que todo se pueda hacer más domésticamente y mostrar lo que se va cocinando. Ha crecido el interés por la música en catalán. Pero me molesta que seamos noticia por cuestión de género", añade la cantante, que también es socia de la promotora y sello Sones (que lleva a bandas como Manos de Topo).

El ukelele

Ella canta, toca la guitarra, el piano y, atención, el instrumento de moda, el ukelele. Y en su disco Els patis interiors, personajes como una chica con los dedos delgados e imágenes como los pliegues de una falda corta conviven con emotiva naturalidad. ¿Hay una sensibilidad diferente o un destinatario distinto por el hecho de ser mujer? "Cuando me escuchan, me lo dicen: 'Esto es para mujeres'. Parece que tengas que ser mujer para entenderlo del todo".

Núria Muntaner, coordinadora del ciclo Minimúsica y alma del dúo Oh cake & The cooke (la otra es una niña de 10 años), dice en cambio que "preferiría no hablar de una escena femenina. Somos muchas, pero es casual. Y tenemos estilos distintos. Lo que pasa es que nos hemos liberado, quitado la vergüenza".

 Ivette Nadal fue la más joven del ciclo BandAutors que reunió a los Setze Jutges del siglo XXI. La carta de presentación de esta cantante-poeta es un disco aclamado por la crítica, A l'esquena d'un elefant . "Sí que hay muchas voces femeninas, y si lo que haces es este pop-indie-folk que está tan de moda, te escuchan y valoran más".

Nutrirse de la poesía

Pero Nadal factura "rock combinado con poesía, que es más minoritario. Y veo que hay marginación por sexo y estilo". La leridana Meritxell Gené también se "nutre de la poesía". Y aúna letras de su autoría con versos de Pàmias, Mercè Marçal... "Por desgracia, aún hay discriminación de género. Yo reivindico nuestra manera de hacer y decir, y no desde la debilidad, sino desde la fortaleza.

Y recuerdo dos versos que dan voz a esta impotencia: " I plourà i farà sol, i dansarem a l'aire, de les noves cançons que la terra rebrà; I llavors creixerà l'arbre de l'alliberament " (Marçal); y  "Jo vull ser com sóc, i parlar com crec, dona m'han fet, i tinc boca i veu i avui canto [canción de Aracel·li Banyuls]".

Gené opina que las mujeres cantautoras expresan su mundo interior "con la más dulce lucha y convicción. Cantamos al amor y a las emociones con gran claridad, pero el concepto de cantautor comprometido política y socialmente aún sigue siendo un espacio muy masculino".

Por su parte, la pianista y cantante Maria Coma, que triunfó con Linòleum y ahora graba su nuevo álbum, dice percatarse de que "los músicos que han quedado de hace algunas generaciones son básicamente hombres. Lo que significa que hace unos años había pocas voces femeninas, algo que hoy parece bastante raro".

"Las discográficas manipulaban" 


Para Clara Viñals, líder de Renaldo & Clara, la eclosión de voces femeninas "es casual". "Lo que pasa --añade-- es que ahora la gente puede más fácilmente escuchar tus canciones, sin intermediarios". Y en la misma línea se pronuncia Bikimel (el nombre artístico de Vicky de Clascà): "Antes costaba más llegar porque todo estaba controlado por las discográficas, que también manipulaban a nivel comercial".

Esta rockera dice que "el boom de Myspace permite que tengas tu ventana, tu público, y entrar en circuitos de festivales". Ella quedó finalista junto a los Manel en el concurso Sona 9 del 2007. ¿Sospechaba que tendrían tanto éxito? "Qué va, pero sí vi que eran muy buenos y tenían un buen directo", responde.

Pero sobre el fenómeno del pop-folk catalán de grupos como este (y de otros muchos de la factoría Bankrobber) dice que "si la mayoría son bandas de hombres es porque hay más". Y no se corta en admitir que "pertenecen a una generación adormilada, que corresponde con la música que triunfa".

Bikimel, que anda presentando su disco Stat Jònic , vaticina que "las nuevas generaciones serán más potentes y dirán cosas más interesantes. Nosotros solo somos el fundamento".

"Si eres gorda, no sales en la tele"

Pero lamenta que a las propuestas de las chicas "se les exija más que a las de los chicos. Se nos pide, para empezar, una voz exuberante. Mientras que si ellos no la tienen, no pasa nada. Y luego está el tema de la estética: si eres gorda, no sales en la tele. Pero también hay ventajas: al ser menos y gracias a este auge, tenemos más salidas según en qué ámbitos".

La lista no acaba aquí. Hay más nombres que destacan, como los de Anna Roig, que sigue la estela de la chanson , y Maria Rodés, que con Refree actualiza la tradición folk con Cançons de bandolers i molt mala gent . Nada se puede hacer con el pasado. Pero sí con este presente y futuro, que merece ser leído en clave femenina.