Ir a contenido

entrevista con el Cantautor

Claudio Gabriel Sanna: «Los alguereses están recuperando el orgullo»

El trovador alguerés actúa con su trío y la cantante Claudia Crabuzza. Un recital compartido con el festival Tradicionàrius.

JORDI BIANCIOTTO
BARCELONA

-En sus canciones ironiza con los catalanes que visitan L'Alguer: «no hi ha pa amb tomàquet?». ¿Los catalanes idealizamos L'Alguer?

-En parte sí. Mucha gente piensa que somos una comarca catalana, pero esto es otro mundo. Somos una isla lingüística catalana pequeñísima, de 10.000 o 15.000 hablantes. La lengua social es el italiano y en Cerdeña hay una lengua más, el sardo. Los catalanes a veces se desilusionan; pasean por el centro histórico y no oyen catalán. Pero el centro es ahora una gran tienda y los alguereses se han ido a la periferia. Y el catalán alguerés tiene un acento muy diferente: a veces no lo reconocen.

-En una de sus canciones da las gracias a «Santa Ryanair».

-El alguerés era considerado un idioma de iaios; ahora, gracias a esos vuelos baratos, los jóvenes alguereses oyen hablar catalán a los catalanes de 18 o 20 años, y eso ha hecho posible que estén recuperando el orgullo. Y conozco algunos que han encontrado trabajo en Catalunya.

-En España ya nadie, o casi, dirá que el catalán es un dialecto, pero, en cambio, en Italia se habla de los «dialetti» con rara naturalidad.

-Es que hay una equivocación. Por un lado están los dialectos de italiano, como el napolitano; el italiano casi no existe, es algo formal que se estudia en las escuelas; en casa cada uno habla su dialecto. Y luego hay otra cosa, que son las lenguas minoritarias de Italia; hay 13 o 14, entre ellas el catalán, y que solo descubre quien va a la universidad y se interesa por ello. El Estado hace muy poco que ha reconocido esta realidad.

-En el CAT presentará La cançó catalana a L'Alguer, con piezas tradicionales. ¿Cómo las conoció?

-Vengo de una familia algueresa de siempre, y la mayoría las conocía porque se cantaban en casa. Luego me dediqué a recuperar más canciones entrevistando a gente mayor. El proyecto actual lo comencé hace 10 años con el grupo Càlic. Muchas de esas canciones algueresas se corresponden con antiguas piezas catalanas o mallorquinas: La cançó del mariner es la versión algueresa de Blancaflor, y Què teniu vós es la equivalente a la balada Don Joan i Don Ramon.

-En el recital también reivindicará al cantante alguerés Pino Piras.

-Era un cantautor autodidacta que murió a los 48 años, en 1989. En su obra hay una parte sentimental, nostálgica, sobre L'Alguer, y otra más orientada a la sátira.

-Que usted ha heredado...

-No sé (ríe)... Quizá. Él no era un intelectual; era un cantante del pueblo, en eso era un poco como yo. Gustaba mucho. Hace poco se puso su nombre a una plaza; firmaron a favor 10.000 personas. ¡Todos nosotros!

-Su obra tiene muy presente el combate por la lengua y la identidad. ¿No teme que eso oculte las cualidades de su música?

-No. Yo soy un cantautor, y para mí es muy importante la palabra. En un concierto de jazz, tras dos piezas, me aburro. Primo el mensaje. Si mis abuelos alguereses no hubiéramos seguido cantando siempre, el catalán habría desaparecido. No creo que eso quite valor a mi música.

0 Comentarios
cargando