crítica

'Burlesque', pudorosa y rutinaria

Tráiler de la película ’Burlesque’.

Se lee en minutos

NANDO SALVÀ

Noticias relacionadas

Steven Antin

A pesar del catálogo de lencería que desfila por sus coreografías, Burlesque es tan pacata como un musical de Disney. Y es que su objetivo es menos hacer honor a su título que ser escaparate de las acrobacias vocales de Christina Aguilera. Steven Antin esboza un elenco de secundarios que sirven como separadores de las canciones, y que no son sino variaciones de otros que ya hemos visto en decenas de películas, de Ha nacido una estrella a Showgirls. Antin es consciente de esos y otros clichés, y con ellos trata de transportarnos a un mundo que no existe fuera de los viejos musicales de la Metro o de los drag shows. El resultado es tonto y risible, pero lo grave no es que Burlesque no sea una buena película; lo decepcionante es que no sea el delicioso desastre que prometía ser. NANDO SALVÀ