01 dic 2020

Ir a contenido

PUNK ELECTRÓNICO

Alec Empire echa mano del mito de Atari Teenage Riot

N. C.
BARCELONA

En mayo del 2007, Alec Empire ofreció un soporífero concierto dentro del minifestival Pocket Club. Hasta el promotor de aquella actuación, después de pagarle el dinero acordado, le dijo que había sido una birria. Tres años después, el alemán asume que la única forma de mantener el nivel de interés de sus seguidores es recuperar el nombre de su formación más incisiva y atronadora, aquellos Atari Teenage Riot que mezclando actitud punk, ruido electrónico y ritmos taquicárdicos firmaron los conciertos más ensordecedores que se recuerdan.

Los fundadores del hardcore digital no reaparecen con la formación que les dio gloria en los años 90. La gritante Hanin Elias no quiere saber nada del cuento y Carl Crack murió en 2001, así que solo Empire y su aliada de rasgos asiáticos Nic Endo son los únicos que pueden mancillar para siempre o restituir el ensordecedor prestigio de Atari Teenage Riot.