Ir a contenido

Apuntes

Alejandro llegó antes que Pedro a Nueva York

Josep Maria Pou

Pedro Almódovar ha llegado a Broadway. El eco del estreno del musical basado en su película Mujeres al borde de un ataque de nervios se ha oído en todo el mundo. Aquí en nuestro país, todos los medios lo han celebrado como un hito en su carrera, como la cumbre de una ascensión teatral que empezó en Madrid en el 1992 con la adaptación de Entre tinieblas y que siguió en el 2007 con el estreno en el Old Vic de Londres de Todo sobre mi madre. El mundo del teatro sigue, pues, con los ojos puestos en el cine de Almódovar, quien a su vez, en declaraciones recientes, ha manifestado su deseo de dirigir él mismo un espectáculo teatral.

Es este un buen momento para recordar -por aquello de «Al César lo que es del César»- que antes de Pedro Almodóvar hubo otros españoles que alcanzaron la cima de Broadway: el ilustre Miguel de Cervantes, sin ir más lejos, cuyo Don Quijote sirvió de base para Man of La Mancha, uno de los musicales de más éxito en la historia del género, o el mismo Antonio Banderas, que en el año 2003 debutaba allí como protagonista del musical Nine. (Josep Maria Flotats y Tricicle actuaron también en Nueva York, aunque no propiamente en Broadway).

UN ACTOR PIONERO / Retrocediendo en el tiempo es justo otorgar el calificativo de «pionero» a un actor nacido en Barcelona que hizo allí temporada triunfal: Alejandro Ulloa. De larga y brillante carrera en Catalunya, Alejandro Ulloa proyectó su trabajo al otro lado del océano Atlántico en un momento en que eso era práctica común de muchas compañías, pero él no se limitó al mercado de habla hispana sino que plantó también sus reales en la ciudad de Nueva York y en uno de los más prestigiosos teatros del Great White Way: el Broadhurst Theatre (el que acogió en el año 1966 el estreno mundial de Cabaret y en el que ahora mismo Al Pacino está representando El Mercader de Venecia).

El 19 de noviembre de 1953, hace ahora 57 años, (los hará exactamente, día por día, el próximo viernes), la Compañía de Alejandro Ulloa (en la que figuraban reconocidos actores catalanes como Paquita Ferrándiz, Pedro Gil, Laura Bové y Lluís Torner, entre otros) debutaba en Broadway con varios títulos en repertorio, entre ellos Don Juan Tenorio, La vida es sueño, El alcalde de Zalamea y Cyrano de Bergerac. El éxito fue total.

El talento de Alejandro Ulloa fue reconocido con el premio de la crítica neoyorquina y el eco de su triunfo llegó también aquí con titulares como este: «La última conquista de Don Juan: ¡Broadway!».

0 Comentarios
cargando