CINE

Un fiscal estudia si hubo delito por proyectar 'A serbian film' en Sitges

Investiga si su pase en salas es difusión de pornografía infantil

Srdjan Spasojevic.

Srdjan Spasojevic.

1
Se lee en minutos
C. SAVALL / J. G. ALBALAT / Barcelona

La Fiscalía de Barcelona ha abierto una investigación a las tres proyecciones de A serbian filmque programó, entre el 14 y el 16 de octubre ,el Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya por si se ha cometido un delito de difusión de pornografía infantil. Esta película de ficción contiene controvertidas escenas de violencia y de sexo extremo con menores, como la que un hombre viola a un recién nacido.

Tras los pases solo permitidos al público adulto en Sitges, la ópera prima de Srdjan Spasojevic no llegó a las salas la Semana de Terror de San Sebastián por una demanda interpuesta por la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y padres de Alumnos (Concapa).

La fiscalía estudia si Spasojevic debe ir a los tribunales por la autoría. Y también intenta esclarecer si los directivos del festival de Sitges, que dirige Ángel Sala, incurrieron en delito en caso de probarse que visionaron el filme antes de dar el beneplácito para incorporarlo en la sección Panorama.

El fiscal se ampara en el artículo 189.7 del Código Penal, que indica que será castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o multa el que distribuya, exhiba o facilite material pornográfico en el que no habiendo sido utilizados directamente menores o incapaces, se emplee su voz o imagen modificada. Eso responde a que las escenas más indignantes no se han rodado con niños actores, sino con muñecos.

Noticias relacionadas

La Fiscalía de Barcelona solicitó primero una copia de la cinta a la dirección del festival de Sitges. Los responsables del certamen catalán comunicaron que la única que tenían se la había enviado a San Sebastián, por lo que una juez decidió cancelar nuevas proyecciones.

La Fiscalía de Menores de Madrid conectó con la de Barcelona tras recibir una primera demanda de una asociación contra el maltrato infantil, a la que después se unió la de Concapa, que ayer solicitó bloquear las más de 60 páginas web donde se puede descargar la película.