30 oct 2020

Ir a contenido

crítica

'Híncame el diente', la fórmula de siempre

Q. C.

Estaba cantado. Los artífices de las últimas películas que parodian sin sutileza alguna los grandes éxitos cinematográficos del momento iban a hincarle el diente, nunca mejor dicho, a la saga vampírica iniciada con Crepúsculo. Friedberg y Seltzer, a quien se deben entre otras Disaster movie y Casi 300, toda una declaración de principios, ponen en solfa grosera los relatos de vampiros ideados literariamente por Stephenie Meyer. Al lado de esta pareja de directores, los añorados Jerry Zucker, Jim Abrahams y¿ Zucker son unos auténticos maestros de la comedia. Híncame el diente sigue el hilo de los filmes parodiados y aporta chistes de dudoso calado junto a algún momento más o menos gracioso. La fórmula de siempre.