EL FUTURO DE LA EDICIÓN

Paso adelante del 'e-book'

La feria Líber, que abre esta semana, acogerá las presentaciones de nuevos servicios y aplicaciones

El sector negocia la llegada del libro electrónico en castellano a los dispositivos de Apple y Amazon

3
Se lee en minutos
ERNEST ALÓS
BARCELONA

Con dos años de retraso respecto a Estados Unidos, las editoriales españolas dieron sus primeros pasos en serio en el nuevo mundo del libro electrónico la pasada primavera, cuando las librerías electrónicas empezaron poder ofrecer los libros distribuidos desde nuevas empresas creadas desde el sector editorial como Libranda, 36L, Publidisa o Edicat. El despliegue de este nuevo mercado ha empezado a medio gas, pero en el salón Líber que se inaugura en Barcelona se hará evidente que el próximo trimestre dará un primer salto adelante.

El sector prevé una multiplicación de la oferta de dispositivos lectores ante la campaña de Navidad y la incorporación de nuevos canales como Movistar, Amazon, Apple y Barnes & Noble que harán llegar las novedades editoriales en castellano y catalán a todo el mundo y a todo tipo de dispositivos, incluyendotabletsy teléfonos inteligentes.

Arantza Larrauri, la directora general de Libranda, la distribuidora creada por los grandes grupos editoriales españoles, reconoce que el número de potenciales compradores que ya disponen de un lector «está solo entre los 50.000 y 100.000», al mismo tiempo -es la serpiente que se muerde la cola- de que su empresa habrá recibido de las editoriales a lo sumo unos 5.000 títulos a final de año, en lugar de los 8.000 previstos.

«La digitalización con criterios de calidad es mucho más laboriosa de lo que la gente cree», alega Larrauri. Sin embargo, sostiene que a partir de este otoño «la mayoría de editores harán los grandes lanzamientos en paralelo ene-book», y a partir del 2011 se alcanzará un ritmo de 10.000 novedades al año. «Es necesario este efecto disuasorio de la piratería. Si alguien quiere comprar y no lo encuentra, ya sabemos lo que va a hacer», advierte. Al incremento del fondo se unirá el del número de librerías electrónicas: unas son estrictamente online (Leqtor, Todoebook, Bubok, Grammata), otras, las páginas web de grandes cadenas y librerías independientes (El Corte Inglés, La Casa del Libro, FNAC, Abacus, Laie...). Actualmente son 22, y a final de año Libranda espera suministrar a «entre 40 y 50».

NUEVOS CANALES / Pero las grandes novedades vendrán a través de otros nuevos canales de venta. Para empezar, el sector espera la inminente apertura de la libreríaonlinede Telefónica (varios editores avanzan que la marca será Movistarebooks, aunque fuentes de la compañía no quisieron avanzar detalles del lanzamiento), que suministraría altabletque la compañía lanzará, con un precio menor al Ipad de Apple.

Al mismo tiempo, Libranda negocia la entrada del libro en castellano, por primera vez, en grandes operadores internacionales como Amazon, Barnes & Noble y Apple, abriendo también a las librerías y editoriales españolas las fronteras de mercados incomprensiblemente vírgenes para el libro electrónico en castellano como América Latina, EEUU y Europa. Según Larrauri, dos de estos tres acuerdos podrían cerrarse antes de fin de año, siempre bajo la base de respetar el precio fijo del libro establecido por el editor, según la legislación española.

Amazon ya distribuye en España la versión internacional de su lector Kindle, que hasta ahora daba acceso básicamente a libros en inglés, mientras los usuarios de Ipad y Iphone encontraban en la Ibook Store de Apple un surtido bastante desfasado de clásicos gratuitos. Pero antes que la puesta en marcha de una tienda española de Apple, para los próximos días se anuncia que alguna librería online española estará muy pronto disponible para los usuarios con su propia aplicación.

Noticias relacionadas

Mientras la oferta detablets(dispositivos de mayor tamaño, con prestaciones multimedia) está a punto de multiplicarse, la dee-readers(lectores de libros electrónicos, con pantallas de tinta electrónica en blanco y negro) reacciona, con la llegada de nuevos dispositivos (Sony lleva tiempo anunciando su desembarco para antes de Navidad) y precios a la baja para competir con los golosos productos que siguen la estela del Ipad. «Habrá dispositivos más baratos, y promociones, pero el precio todavía no es el óptimo, debería estar entre los 110 y 120 euros», opina la directora general de Libranda. Amazon ha tomado nota, y sus últimos modelos de Kindle han bajado hasta los 103 euros (sin conectividad 3G) y los 140 euros con ella.

Pero todas estas opciones siguen siendo variaciones sobre un mismo tema. Desde lo alto de una nube acecha otra alternativa, el proyecto Google Editions, que propone la compra de títulos desde cualquier tipo de dispositivo, con lectura porstreaming,sin descarga del archivo.