Ir a contenido

entrevista con el director

M. Night Shyamalan: "El 3D es para las películas épicas, pero poco más"

El admirado y después vapuleado director de origen hindú, de 40 años, estrenó ayer 'Airbender', dedicada al público joven

OLGA PEREDA / Madrid

Airbender, el último guerrero narra una odisea entre las naciones del Agua, el Aire, la Tierra y el Fuego. Un solo ser humano, un niño, es capaz de dominar los cuatro elementos. Es su proyecto más comercial. ¿Dónde está su voz? 

¿Hay una faceta mía en la película, aunque diferente. Hay temas propios de mis anteriores trabajos. Por ejemplo, los personajes, la naturaleza y el destino.

¿El filme, basado en una serie de animación creada en el 2005 por Michael Dante DiMartino y Bryan Konietzko, está dedicado al público más joven. ¿Le ha hecho eso rebajar el nivel?

¿En absoluto. Yo tenía que respetar el material base de la serie, pero he intentado que evolucionara hacia algo más operístico. Por ejemplo, la secuencia de la batalla dentro de la ola. Imaginar cómo un chaval de 12 o 14 años mira ese tipo de escenas es magnífico para mí.

¿En EEUU la taquilla le ha sonreído. La crítica, no. ¿Le preocupa?

¿Siempre tiene que haber algo negativo y para mí, son los críticos. Es como si quisieran formar parte de la historia y gritan para ver si así lo consiguen.

¿Le auparon con El sexto sentido, pero después, con La joven del agua, pasó lo contrario. ¿Se sigue poniendo nervioso ante un estreno?

¿Sí. Y lo paso peor ahora que con mi primera película. El tiempo pasa, pero los nervios y la angustia permanecen. Es una montaña rusa de emociones. Pero no quiero que cambie eso. Si te acomodas, significa que ya no es importante para ti.

¿Sus hijas son admiradoras de la serie original. ¿Qué opinan del filme?

¿Que soy el ser más magnífico de todos los tiempos (risas). Mi mujer me odia porque me dice que ella cocina y lava todos los días, pero nuestras hijas piensan que soy yo el estupendo. En serio, fueron ellas las que hicieron que me enamorara de la serie.

¿¿Dirigirá las otras dos películas de la trilogía?

¿En cuanto Paramount me lo proponga, me pongo a ello. De todas formas, yo lo veo más como una historia en tres partes antes que como secuelas. Lo que sí me preocupa es que la historia es cada vez más oscura y los personajes, más cuestionables. Y no hay tanta inocencia infantil.

¿¿Sus hijas no las verán, pues?

Claro que sí, ellas van creciendo.

¿Usted es un rara avis dentro del mundo del cine. Vive con su familia en Fidadelfia, lejos de Hollywood. ¿Cómo se lleva con los estudios? ¿Discute mucho con los ejecutivos?

¿Me siento bien en Hollywood, pero más como un invitado. No estoy arraigado, no estoy realmente en ese sistema. Además, tampoco me conocen muy bien, solo por lo que leen en la prensa. Para ser honesto, reconozco que me gustaría que me dejaran hacer todo lo que tengo en la cabeza.

¿Su cine es extremadamente personal. ¿Se siente director o autor?

¿Tengo esa dualidad poco habitual en EEUU. Es algo parecido a la relación que un escritor tiene con sus lectores. Es el caso, por ejemplo, de Stephen King. Imaginemos que dos hermanos se están pelando en una serie de televisión. El telespectador ve esa escena y ya está. En el cine, si hablamos desde el punto de vista del autor, ocurre algo contrario. La gente piensa sobre eso y va más allá. «¿Por qué se están peleando estos dos hermanos?», se preguntan. Ese es el poder que te da la perspectiva de autor.

¿Autor, sí. Pero ha pasado por el aro del 3D.

¿Sí, pero soy de la opinión que ese tipo de tecnología no funciona para todas los filmes. ¿Un thriller en 3D? No sé¿ Yo creo que es apropiado para las historias épicas y poco más. Si alguien opta por ver una película en 3D parece que está constantemente reclamando que pase algo, y eso no funciona, es forzar la máquina.