Ir a contenido

ideas

El epitafio de los 35 mm

Albert Espinosa

Artículo 174. Hoy se acaba Lost, una serie que ha marcado una evolución dentro del mundo de la televisión. Y es que durante tiempo las series hablaban de familias (Bill Cosby, Roseanne, Los Simpson...), de ahí se pasó a series sobre amigos (Cheers, Friends, Seinfeld...) y finalmente llegaron las series sobre desconocidos que se ven obligados a confraternizar. Desconocidos que se encuentran en una prisión (Prison Break), que tienen superpoderes (Héroes) y finalmente esos desconocidos que tienen un accidente de avión y aparecen en una isla repleta de sorpresas (Lost).

Y lo más curioso es que esta increíble serie ha conseguido que muchos desconocidos hayamos quedado con otros desconocidos para compartirla. Yo tengo cinco desconocidos con los que veo semanalmente Lost. Una de ellos tiene una teoría muy interesante sobre lo que han significado estas seis temporadas en su vida. Dice que... Bueno, casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana.

Tercera posición. Cómo entrenar a tu dragón (Varese). Una banda sonora tan épica que cuando la escuchas notas cómo te elevas, luchas contra dragones y acabas lleno de moratones.

Segundo lugar. REC (Cuatro) El reportaje sobre la Copa del Rey fue una maravilla. Recrear esos ojos que no miran un partido, esas piernas nerviosas por una llegada o esos 17,4 segundos de tensión en un ascensor fueron un gran hallazgo.

Primer puesto. La última película de los grandes maestros, de Luis López Varona (T&B). Un fabuloso libro que te da a conocer últimos cantos de cisne en 35 mm. Me fascina la dedicatoria del libro: «A mi padre, con la esperanza que algún día pueda leer este libro»...

Y volviendo a mi amiga, ella siempre ha opinado que su relación con Lost es semejante a la que se puede tener con una pareja. Los dos primeros años son idílicos. Al tercer año rompes con ella y juras que no volverás a verla jamás. Al cuarto año retornas porque sabes que algo extraño te une. El quinto es intenso y en el sexto hay grandes decepciones y alegrías aunque sabes que se ha de acabar por el bien de ambos.

Me encanta cómo habla de ese novio televisivo y creo que esa es la grandeza de Lost, es algo más que una serie, está tan viva como su isla. ¡¡Feliz Lost-Domingo!!

0 Comentarios
cargando