CELEBRACIÓN

París rememora 'Los Miserables', de Victor Hugo

Dos exposiciones proponen sumergirse en la novela del escritor francés

Cosette, protagonista de la obra, dibujada por Emile Bayard en 1862.

Cosette, protagonista de la obra, dibujada por Emile Bayard en 1862.

2
Se lee en minutos
ELIANNE ROS
PARÍS

La novela que ha dado pie a múltiples adaptaciones escénicas --entre ellas el musical más longevo de la cartelera londinense-- fue todo un éxito editorial en su época. Cuando publicó el primer volumen de Los Miserables, en 1862, Victor Hugo era un escritor consagrado y su libro se convirtió en el Harry Potter del momento, con un lanzamiento editorial en diferentes países y largas colas en las librerías. Casi un siglo y medio después, París rinde homenaje al célebre relato, protagonizado por Jean Valjean, con dos exposiciones que nos acercan a una obra paradójicamente poco conocida.

Se trata pues de reivindicar la novela que hay detrás del célebre musical representado en 38 países y traducido a 22 idiomas. Lo mejor es ir primero al lugar donde empezó todo: el número 6 de la plaza de los Vosgos. En esta dirección del Marais, el barrio más antiguo de la capital francesa, se encuentra la casa donde vivió Hugo, convertida hoy en museo. Allí, en la segunda planta, al fondo a la izquierda, se encuentra el gabinete en el que el escritor, descendiente de una saga de militares de alto rango, alumbró su obra.

Bajo el título Los Miserables, ¿una novela desconocida?, el museo saca a la luz el manuscrito que empezaba a dar forma al personaje de Valjean, el preso número 24601, liberado tras 19 años de prisión y cuyo destino se cruzaría con Gavroche, Cosette,... También pueden leerse fragmentos del diario que escribía Hugo durante la elaboración de la novela, que dan cuenta de la insensibilidad de los ricos ante la miseria de la calle. Y se exponen las plumas que utilizó para construir el célebre relato con su pequeña y apretada letra. "No soy de los que creen que se puede suprimir el sufrimiento, el sufrimiento es una ley divina, pero soy de los que piensan y afirman que se puede destruir la miseria", escribía.

El viaje a los orígenes de uno de los mayores fenómenos literarios se articula en torno de 300 obras inspiradas en los héroes del libro y en las numerosas puestas en escena de una novela que combina la ficción con el retrato social e histórico. La exposición alterna manuscritos originales --del inicio al final del proceso-- con esculturas, pinturas, filmaciones, fotografías, carteles, diarios de la época y las críticas --no siempre elogiosas-- aparecidas en ellos.

REALIDAD HISTÓRICA Para complementar esta inmersión en la novela el Museo Carnavalet, también en el Marais, dedica una exposición a explicar París en tiempos de los Miserables. Es decir, el contexto en el que se desarrolla la acción: el París de principios del siglo XIX, azotado por una gran depresión.

Noticias relacionadas

La muestra ilustra con planos, que la ciudad contaba ya con grandes ejes y cómo se ha ido transformando a lo largo de los años, absorbiendo, por ejemplo, una isla que había en el Sena, junto a la de Saint Louis. Además, traza los recorridos de los personajes y sitúa los lugares exactos donde transcurre la narración.

Esta exhibición también permite descubrir proyectos nunca llevados a cabo, como el llamado Elefante de la Bastilla. Un gran monumento con forma de elefante que Napoleón quería construir en la plaza de La Bastilla con bronce fundido, procedente de los cañones confiscados a los ejércitos españoles. La exposición también presenta las ilustraciones satíricas de las que era objeto tan faraónica construcción.