Ir a contenido

NOU BARRIS

Una biblioteca para bebés

El equipamiento cultural Zona Nord, en Torre Baró, organiza talleres para niños de meses

Sílvia Alberich

Madres con sus niños pequeños en una de las sesiones de juegos de falda que coordina Rosa Ferrer en la biblioteca Zona Nord.

Madres con sus niños pequeños en una de las sesiones de juegos de falda que coordina Rosa Ferrer en la biblioteca Zona Nord. / ROGER PLA

Un bebé de pocos meses gatea por el suelo de la sala. A unos metros de él, varias madres tararean al unísono una canción a sus retoños, a los que sostienen en brazos. Lo hacen al compás de una profesora, que va guiándoles en esta andadura musical. La escena tiene lugar en la Biblioteca Zona Nord, en Torre Baró. Después, la profesora les recomienda a los padres distintos libros que incluyen estas canciones y pueden encontrarse en la biblioteca. Muchos, además, incluyen un cedé con la música.

Padres e hijos participan en un taller en el que los primeros cantan temas populares, como el Cargol treu banya, a sus pequeños. Además de fomentar el contacto físico entre ambos, los juegos de falda son un gran estímulo para los bebés. "La repetición de las canciones potencia el desarrollo cognitivo, crea lazos afectivos y estimula la memoria", explica Rosa Ferrer, psicóloga, monitora y responsable del Área Infantil de la biblioteca Zona Nord de Barcelona (Vallcivera, 3 bis), donde se realiza la actividad. "La transmisión oral forma la memoria colectiva", destaca Ferrer.

Para Bibiana Ruiz, una mujer de 38 años que acudió con su hijo, de dos años y medio, este tipo de actividades gratuitas rompen con la rutina y aportan muchos valores. "En vez de ver la tele en casa, aquí los niños interactúan entre sí", comenta Ruiz.

Laura Martín, una madre de 29 años, ha asistido a varios talleres, y también suscribe esta opinión. "Aprendes, estás acompañada y compartes una experiencia fuera del colegio", explica Martín. Estas dos madres son el perfil habitual de estas actividades de la biblioteca Zona Nord, a las que acuden mayoritariamente mujeres de entre 25 y 35 años.

FOMENTAR LA LECTURA

Este taller, de entre 30 y 45 minutos de duración, no es el único que realiza este centro cultural, especializado en educación emocional para los más pequeños. "Tenemos un fondo bibliográfico específico relacionado con esta faceta", remarca Ferrer. Cada mes la biblioteca lleva a cabo uno distinto, dirigido a niños de entre 6 meses y 3 años. "Siempre intento que sean lo más interactivos posible", cuenta la monitora del taller, cuya intención, dice, es "fomentar el hábito lector".

ESPECTÁCULO CON TÍTERES

Mañana 14 de febrero tiene lugar A la voreta del mar, un espectáculo lúdico que combina títeres, canciones y música en directo. Esta actividad se engloba en la Semana de las Emociones, un ciclo de charlas, talleres y narraciones de cuentos que se celebra esta semana. Entre el 12 y el 16 de febrero, para trabajar esa importante faceta de las relaciones humana. Esta es la quinta edición. "La educación emocional es un aspecto que debe empezar a trabajarse desde el nacimiento", asegura la psicóloga.

La siguiente cita para padres y madres y sus pequeños hijos es el 14 de marzo a las 17.30 horas con la actividad Paraules al bressol: contes i hàbits. "Explicaré cuentos breves que los más pequeños pueden tocar y experimentar", avanza Ferrer, quien confiesa que, aunque cada vez cuentan con más padres, "cuesta un poco que vengan".