El Periódico de Catalunya

Miércoles 19 septiembre 2018

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

de compras

3 tiendas mayoristas con encanto en el barrio de Sant Pere

Productos locales de calidad, buenos precios y asesoramiento personalizado son las claves de estos tres establecimientos mayoristas que venden también al detalle

3 tiendas mayoristas con encanto en el barrio de Sant Pere

Sandra es la propietaria de Lorente, una tienda que vende al por mayor y al detalle productos de cosmética y peluquería.RICARD FADRIQUE

Sant Pere era conocido por ser el único barrio en la ciudad con calles abarrotadas de comercios mayoristas. El deterioro del sector ha obligado a muchos de ellos a cerrar o a adaptarse al nuevo panorama. Un ejemplo son estos tres establecimientos que han dejado atrás la exclusividad de la venta al por mayor y ofrecen sus productos al detalle.  El encanto reside en su filosofía: productos locales, de calidad, a buen precio y con asesoramiento personalizado.   

1. LA BELLEZA NO ES CARA

Lorente

C/ Ronda de Sant Pere, 5

¿Quieres tener el pelo como si acabarás de salir de la peluquería pero sin haber puesto el pie en una? En Lorente es posible gracias a su gama de productos profesionales de marcas conocidas y no tan conocidas. «Cada tipo de cabello requiere un champú específico. Pero mucha gente no sabe identificar lo que su pelo necesita. Es fácil ir al supermercado y comprar un champú y acondicionador dos en uno que te promete brillo y suavidad instantáneos. Pero esos productos perjudican más que ayudan porque contienen muchos  sulfatos», explica Sandra Lorente, la propietaria.

El negocio lo fundó su abuelo en 1947 vendiendo solo al por mayor y a lo largo del tiempo fue evolucionando siendo también una escuela de peluquería. 

Sandra ha probado todos sus productos y es capaz de decirte qué tratamiento necesitas con un vistazo a tu melena. Y, por si fuera poco, también te ayuda a cuidar el bolsillo, porque lo profesional no siempre tiene que ser sinónimo de caro. «Recomendamos firmas españolas porque el precio es más bajo y el producto da los mismos resultados que uno más caro. Además, así contribuimos a que el PIB suba un poco, ¿no?», comenta entre risas. Lo que más triunfa son los tintes, sobre todo el 'Kincrem Prestige' de la firma catalana Kincosmetics. Así que olvídate de ahorrar dinero con los 'kits' que se venden en el supermercado, en Lorente encontrarás todo lo necesario para teñirte en casa con resultados de peluquería por siete euros. «Son más potentes porque tienen un pigmento más fuerte. Además, no llevan agentes agresivos  como los tintes comunes», remarca.

2. COMODIDAD EN LOS ZAPATOS

Calzados per Tutti

C/ Méndez Núñez, 2

Calzados per Tutti solo trabaja con marcas españolas como Fluchos y Doctor Cutillas.RICARD FADRIQUE

Lleva tantos años en el barrio que ya forma parte de él, primero como mayorista y hace dos años que venden también al público. Aunque a simple vista parece una zapatería normal y corriente, no lo es. Es un almacén de calzado que está en constante renovación, cada dos semanas cambian el escaparate para incluir los modelos nuevos que reciben.

Si estás buscando un par de zapatos carísimos para poder presumir de marca extranjera este no es tu lugar. En Calzados per Tutti solo trabajan con marcas españolas y afirman que un requisito que deben cumplir todos sus productos es la comodidad. Además, cuidan cada detalle: tienen números difíciles de encontrar, como el 35 y el 42 en calzado de mujer y el 39, en el de hombre. Además, la mayoría de sus productos están diseñados para incluir plantillas. Las firmas más vendidas son Fluchos, que trabaja con piel y Doctor Cutillas, que fabrica modelos anchos, de piel y de lycra, que se adaptan muy bien al pie.

La propietaria es Lina Núñez, que confecciona prendas de punto en la tienda de al lado, pero al frente del negocio está Fabio Nunes. Al llevar  12 años en el sector comprende la importancia de un buen  calzado. «A cada cliente le recomendamos el modelo que creemos que le irá mejor en base a su tipo de pie, a la anchura y la forma de apoyarlo», explica.

Lo mejor son los precios: si ya de por sí son más bajos que en cualquier otra tienda porque se ajustan al precio mínimo que indican los fabricantes, cuando llegan las rebajas puedes desatar tu vena consumista con ofertas como dos pares de zapatos de piel por ¡35 euros!

Su fama no se limita al barrio. Fabio cuenta que entre sus clientes más fieles hay una pareja de japoneses que cada vez que viene a Barcelona a visitar a su hija se lleva dos o tres pares.

3. UN NEGOCIO FAMILIAR

Lencería y Corsetería Magda

C/ Ausiàs Marc, 29

Lorena Gutiérrez dirige Lencería y Corsetería Magda, un negocio que iniciaron su padre y su tío en 1993.RICARD FADRIQUE

Para los vecinos Lencería y Corsetería Magda es uno de esos comercios de toda la vida. Un negocio familiar que iniciaron los hermanos Gutiérrez en 1993 y que ahora está en manos de la hija de uno de ellos, Lorena. El marco que decora una de las paredes de la oficina guarda un original recuerdo: un recorrido cronológico por la vida del local a través de todas las tarjetas de presentación que han tenido a lo largo de los años y que incluyen una fotografía de la entrada de la tienda. Primero fueron mayoristas de prendas de punto y hace 25 años que venden lencería.

Algunas de las marcas españolas con las trabajan, y que ellos destacan, son Selene y Gisela. Funcionan como mayoristas pero solo distribuyen a su propia cadena de establecimientos repartidos por Barcelona y eso les permite tener ofertas llamativas.

Este marco muestra la evolución de la tienda a través de sus tarjetas de presentación.RICARD FADRIQUE

Lorena trata de fomentar una competencia sana. «Los tiempos han cambiado. Las ventas de los mayoristas han bajado muchísimo y la compra 'online' también ha perjudicado al sector. Por eso lo que predomina ahora es un tipo de competencia que no es leal», lamenta.

Pese a ello, quieren seguir siendo una tienda de barrio que mima a sus clientes con un trato cercano y recomendaciones personalizadas basadas en la experiencia de años. Hasta te ayudan a encontrar el sujetador perfecto para ti. Lo llaman 'bra fitting' y es más importante de lo que crees. «La mayoría de las mujeres no saben exactamente cuál es su talla de sujetador y por eso no eligen el modelo que más les favorece. ¿Cómo puedes saber el número de pie que calzas y desconocer tu talla de sujetador?», se pregunta sorprendida.

Los tres comercios coinciden en que la venta al detalle, y el contacto con los clientes que conlleva, beneficia a su trabajo como mayoristas porque les permite saber cuáles son sus necesidades y eso les guía a la hora de comprar los productos a los fabricantes.