El Periódico de Catalunya

Martes 16 octubre 2018

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

Dale al 'like'

Los 14 lugares más 'instagrameables' de Barcelona

Descubre las localizaciones más fotogénicas de la tercera ciudad europea más popular en Instagram, con casi 35 millones de imágenes compartidas

Los 14 lugares más 'instagrameables' de Barcelona

Si quieres acumular muchos 'likes', enfoca al anochecer la noria del Tibidabo con Barcelona al fondo.JULIO CARBÓ

Entre mar y montaña, arquitectura gótica y modernista, monumentos y lugares tan famosos como la Sagrada Família o La Rambla, y un sinfín de atractivos como el arte, la gastronomía, la música o el mar, Barcelona no solo es uno de los destinos favoritos de los turistas internacionales. En los últimos años también ha encabezado las clasificaciones de ciudades más inmortalizadas por los 'followers' de Instagram. Y aunque sus puntos de interés más famosos siguen siendo los más etiquetados junto con el 'hashtag' #Barcelona, fuera del circuito turístico más habitual quedan muchos 'hotspots' fotogénicos donde hacer clic. Estos son los lugares más 'instagrameables' de la ciudad.

1 - GIRADABO, LA NORIA DEL PARQUE DEL TIBIDABO

Plaza del Tibidabo, 3-4

Conseguir la fotografía perfecta no siempre es cuestión de azar. Si queremos acumular muchos 'likes', una opción es calzarse unos buenos zapatos y poner rumbo a lo alto del Tibidabo cuando anochece. Allí, un encuadre del lateral izquierdo de la noria Giradabo, justo entre mar y cielo, y con la urbe que se ilumina a sus pies, será una estampa per-fe-cta. Está situada en el punto más alto de la montaña y se ha convertido en todo un icono de la capital catalana por sus cestas de colores.

2 - LA BOQUERIA

La Rambla, 91

No te hará falta un filtro para potenciar el color.CARLOS MONTAÑÉS

Si quieres color, el mercado más famoso de Barcelona es un valor seguro. Pero, al figurar en plena ruta turística, para encontrar un ángulo libre de gente es aconsejable no acudir en horas punta. Las fruterías de la entrada, con sus impresionantes despliegues de productos llegados de todo el planeta, y el puesto de golosinas son de lo más fotogénico.

3 - 'EL MURO DEL BESO'

Plaza de Isidre Nonell

'El món neix en cada besada'¿Hay un fondo más romántico?.JULIO CARBÓ

París es la ciudad del amor, pero Barcelona se ha convertido en la del beso. Lo predijo en el 2014 el entonces alcalde, Xavier Trias, al inaugurar 'El món neix en cada besada', un mural cerámico formado por 4.000 fotos enviadas por barceloneses anónimos. Esta obra de Joan Fontcuberta, popularmente conocida como 'El muro del beso', da mucho juego. ¿Los 'hashtags' más apropiados para acompañar la imagen? #InLove #BesameMucho #KissCam #BarcelonaEnamora.

4 - EL PUENTE DE LA CALLE BISBE

Calle del Bisbe

El pequeño puente que une el palacio de la Generalitat de Catalunya con la Casa dels Canonges (que históricos presidentes como Francesc Macià, Lluís Companys o Josep Tarradellas utilizaron como paso elevado entre ambos) es, sin duda, uno de los lugares más fotogénicos del Gòtic, un barrio con encanto por sus calles estrechas, donde conviven  luces y sombras, balcones con un aura misteriosa y esquinas dignas de postal.

Basílica de la Sagrada Família

Es el monumento etiquetado con el 'hashtag' Barcelona con más apariciones en Instagram: 1,5 millones.

Y si logramos estar en este punto de la ciudad a la aurora, cuando la calle del Bisbe está vacía, o al atardecer, cuando los últimos rayos de sol traspasan la opacidad de esta estrecha vía, la imagen ganará en atractivo. Pero antes de cometer un gran error de etiquetaje en la descripción de la foto, un dato: el puente tiene poco que ver con la época medieval, ya que es una construcción neogótica de 1928 realizada por el arquitecto Joan Rubió i Bellver.

5 - EL BÚHO DE LA DIAGONAL

Plaza de Mossèn Jacint Verdaguer

Su mirada ilumina cualquier foto.JORDI COTRINA

El corazón de los barceloneses está dividido entre varios animales emblemáticos. Cobi, el perro creado por Javier Mariscal con motivo de las Juegos Olímpicos de 1992, el elefante del parque de la Ciutadella, el gato de Botero en la rambla del Raval... y el enorme búho que vigila la intersección entre la Diagonal y el paseo de Sant Joan. En cierto modo, viene a ser como Times Square (Nueva York) o Picadilly Circus (Londres) con sus letreros luminosos. El pájaro 'se posó' en este lugar a principios de los años 70 como reclamo publicitario de Ròtuls Roura y, tras iluminar con sus grandes ojos amarillos la noche barcelonesa, se apagó en los 90 fruto de una campaña anticontaminación lumínica impulsada por al Ayuntamiento. Pero en el 2011 fue restaurado y vuelve a brillar en la oscuridad, una localización ideal para todos aquellos empeñados en compartir en sus redes uno de los animales más queridos de Barcelona.

6 - LA PLAZA DE MILANS

Perspectiva redonda.CECILE CARREZ

He aquí otra localización atractiva para los 'instagrammers'. En la parte baja del Gòtic se encuentra la diminuta y redonda plaza de Milans, que cautivará a cualquiera que alce la vista, ya que ofrece un encuadre muy singular. Haz un contrapicado (orienta el objetivo desde el suelo hacia arriba) y conseguirás una foto en la que los bordes de los edificios enmarcan el cielo en forma de círculo. Este enclave ya se ha convertido en un lugar de peregrinación para los amantes de las buenas fotos (y los me gusta). 

7- EL LABERINT D'HORTA

Paseo dels Castanyers, 1

El Laberint d’Horta es muy ‘vintage’.JOAN PUIG

Como no somos lords ingleses, los mortales no podemos acceder a estos verdes laberintos que aparecen en tantos cuentos de caballeros y princesas. Por fortuna, los barceloneses tenemos la suerte de contar con un inmenso parque público que cumple con estos requisitos. El Laberint d’Horta es un jardín-museo que antaño fue propiedad del marqués de Llupià, de Poal y de Alfarràs, que encargó esta obra al italiano Domenico Bagutti (se acabó de construir en 1808). Ideal para clichés románticos con filtros de estilo 'vintage'.

8 - RESTAURANTE FLAX & KALE 

Calle dels Tallers, 74

Este establecimiento, además de rendirse a una de las grandes tendencias del momento, la cocina saludable, es 100% carne de Instagram. Platos coloridos, perfectamente decorados, vajillas modernas y un interiorismo de lo más 'cool' son la combinación perfecta para compartir fotos cenitales de una comida 'trendy' entre un grupo de 'influencers' digitales. ¿Nos seguís?

9 - HOTEL CASA BONAY

Gran Via de les Corts Catalanes, 700

Cada rincón de este establecimiento es ‘instagrameable’.ÁLVARO MONGE

Sus estructuras lumínicas, sus papeles pintados, su terraza en la azotea, sus microtiendas, su entrada imponente… Todo en este hotel 'boutique' inaugurado hace un par de años, que ocupa un edificio neoclásico de 1869, cuenta con un interiorismo cuidado hasta el mínimo detalle que resulta de lo más 'instagrameable'. Aquí hay mucho que inmortalizar: el neón verde Libertine que da la bienvenida en la entrada principal; el papel pintado hawaiano de la casa Batabasta que decora los muros de los lavabos de la planta baja; el patio interior lleno de plantas y luz natural; los coloridos suelos hidráulicos de época de las habitaciones; la escalera principal de mármol en caracol...

10 - TERRAZA ROBA ESTESA (HOTEL NERI)

Calle de Sant Sever, 5

Las mejores fotos de esta terraza salen al anochecer.

La plaza de Sant Felip Neri es recurrente a la hora de nombrar los lugares más bucólicos de la ciudad, y eso que alberga uno de los episodios más trágicos de su historia: el bombardeo de la aviación italiana al servicio de las tropas franquistas, que en 1938 acabó con la vida de 42 personas. Lo que pocos saben es que en esta misma plaza, pero en esta ocasión en la cuarta planta del Hotel Neri, se esconde una de las terrazas con más encanto de la ciudad: flores y plantas dejan entrever, cuando acaba la tarde, la majestuosa arquitectura del Gòtic. Una estampa preciosa cuando los edificios de los alrededores se empiezan a iluminar.

11 - JARDINES DE MOSSÈN COSTA I LLOBERA

Carretera de Miramar, 38

Para fanáticos del ‘hashtag’ #plantslover.JOAN CORTADELLAS

Un 'hotspot' muy concurrido tanto por quienes son fanáticos de los 'hashtags' #plantslover y #cactuslover, por motivos obvios, como por los 'fashionistas' internacionales que vienen aquí a posar con modelitos a la última entre la densa y bella vegetación que caracteriza este parque botánico. Un lugar, en suma, donde ver y también dejarse ver.

12 - LOS BÚNKERES DEL CARMEL

Calle de Marià Labèrnia

Salta ante la cámara con Barcelona al fondo.FERRAN NADEU

Sea desde lo alto del Tibidabo o de Montjuïc, la panorámica de Barcelona es espectacular. Pero ninguna vista consigue cortar el aliento tanto como ocurre cuando subimos a los búnkeres del Carmel (un vestigio de la guerra civil), situados en la cima del Turó de la Rovira. Es de estos lugares a los que los barceloneses no suelen acudir aunque realmente vale la pena. Un mirador que ofrece una vista privilegiada del conjunto de la ciudad y que permite apreciar cómo está estructurada en diferentes barrios: desde la densidad y opacidad del casco antiguo hasta la perfecta simetría del Eixample y la irregularidad y sinuosidad del Carmel. Entre medio se contemplan sus edificios más famosos: la Torre Agbar, la Sagrada Família, la catedral, el Hotel Arts y la Torre Mapfre… Para una foto con más impacto, acude al amanecer o al atardecer y, mirando hacia el mar, salta para conseguir una imagen en la que parecerá que estás volando sobre la urbe.

13 - LA CASA DE LAS PLANTAS

Calle de L’Allada-Vermell, 12

Las guías dicen que es uno de los rincones más bonitos de la ciudad.

La fachada de una casa del barrio del Born ante la cual sus inquilinos acumulan más de 60 macetas floridas recuperadas aquí y allá se ha convertido, según se puede leer en diferentes guías dedicadas a la ciudad, en uno de los «rincones más bonitos de Barcelona». También de los más fotografiados.

14 - CALLES PINTORESCAS DEL RAVAL Y DE LA BARCELONETA

Estrechas, oscuras pero permeables a algún que otro rayo del sol, con diminutos balcones a rebosar de plantas y ropa tendida, algún que otro vecino asomando la cabeza... Las calles de los populares barrios del Raval y de la Barceloneta tienen un gran atractivo para inmortalizar estampas dignas de postal. Solo hay que levantar la vista y el 'smartphone' para conseguir una buena foto.

MÁS CLICS

EL HOTEL W

Conocido popularmente como hotel Vela, este edificio de Ricardo Bofill de color azulado se funde en su entorno en lo que parece un intento por unir mar y cielo. Plaza de la Rosa dels vents, 1.

LA PLAZA DE SANT GAIETÀ

Quizá sea uno de los lugares menos conocidos. Injustamente. Con la apariencia de un diminuto patio privado, se accede a ella por un estrecho callejón y destaca por su pavimento rojo, las diminutas casas que la rodean y su amplia y cuidada vegetación, que corre a cargo de sus habitantes. Está situada en Sarrià y es también conocida como «el raconet».

LAS ESCULTURAS DE LA BARCELONETA

'L’estel ferit' –conocido como 'Los Cubos'– y el pez de Frank Gehry son elementos muy fotogénicos que encontramos en el barrio marinero.

EL SKY BAR DEL GRAND HOTEL CENTRAL

La azotea del Hotel Grand Central (Via Laietana, 30) ofrece una de las vistas panorámicas más espectaculares sobre el barrio del Born, con el Mediterráneo en el horizonte. Completan la estampa una piscina inmaculada, un decorado glamuroso y unos cócteles sofisticados. Si a eso le sumamos las puestas de sol, el lugar se convierte en una de estas localizaciones más buscadas por los 'influencers' digitales que quieran retratarse en lugares de ensueño.

EL TERRADO DE LA BASÍLICA DE SANTA MARIA DEL MAR

El terrado de este lugar sagrado no solo permite acercar y retratar detalles de su arquitectura; también ofrece una vistas privilegiadas sobre la parte más antigua de la ciudad.

LA TORRE AGBAR

Obra del arquitecto Jean Nouvel, este edificio de 145 metros de altura y 38 plantas ofrece preciosas vistas cuando se ilumina cada noche.

LAS 32 FAROLAS-BANCOS DEL PASEO DE GRÀCIA

Iconos del modernismo barcelonés que caracteriza esta arteria de lujo de la ciudad, estas farolas datan de 1906 y fueron diseñadas por Pere Falqués i Urpí.

LA CARRETERA DE LES AIGÜES

Un recorrido que sirve como espléndido mirador desde la sierra de Collserola, muy frecuentado por los deportistas