El Periódico de Catalunya

Lunes 25 junio 2018

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

MÁS Y MEJORES

15 propuestas para celebrar con literatura el Día de la Mujer

El 8 de marzo es un buen momento para reivindicar que cada día hay más autoras y más potentes. Aquí tienes la prueba

15 propuestas para celebrar con literatura el Día de la Mujer

La autora feminista Bell Hooks.GETTY

8 de marzo: Día de la Mujer. Seas del sexo que seas, prohibido arrugar la nariz. Sí, ya sabemos que en ese calendario de las efemérides conmemorativo-comerciales cada día es el día de algo. Y también sabemos que no hay un Día del Hombre. Pero eso es porque no le hace falta: suyos son los 364 días del año restantes. Este 8 de marzo, este concretamente, el del 2018, llega con más fuerza que nunca: en las redes sociales hace días que se imponen los 'hashtags' #HuelgaFeminista, #Huelga8M, #LasMujeresParamos, además de los que han puesto en marcha mujeres de distintos colectivos (#LasPeriodistasParamos, por ejemplo).

El debate en torno a cómo hay que entender el feminismo y sobre la conveniencia de organizar una jornada de paro (es una convocatoria internacional, secundada en 177 países) ha tenido a muchos tuiteros ocupados, pero lo importante, al margen de polémicas o fechas concretas, es que la efeméride sirve para visibilizar los problemas de las mujeres, reivindicar su contribución a la sociedad y, en nuestro caso, como amantes de la lectura, celebrar que cada día hay más autoras, están más presentes y son más potentes. En todos los géneros y para todos los públicos. ¿Una prueba? Aquí tenéis 15.


BELL HOOKS: EL TRIUNFO DE ENTRAR EN LOS LIBROS DE HISTORIA

Su verdadero nombre es Gloria Jean Watkins, pero entrará en los libros de historia como bell hooks, así, en minúsculas, que es como pretende pasar ella por la vida para que lo que destaque no sea su figura, sino sus ideas. Y cuando entre en esos libros durante tanto tiempo vetados a las mujeres habrá logrado un triunfo mayúsculo, porque su lucha feminista no será teoría: será resultados. Para saber más sobre bell hooks


EMPAR FERNÁNDEZ: DE DACHAU A LA BARCELONA DE 1969

Empar Fernández

Empar Fernández espera en la estación de França, la misma que en su última novela, 'Hotel Lutecia', da la bienvenida a Barcelona a André, un joven francés que en poco tiempo ha perdido a su madre y a su padre, Andreu, cuya infancia persigue por las angostas calles del Poble Sec de 1969, tan distintas de los inabarcables paisajes de la Provenza natal del muchacho.

André busca al niño que fue un día Andreu, al chico rebelde que se alistó en el bando republicano, al hombre orgulloso que pagó su compromiso con la agonía de Dachau, al despojo humano que, desafiando toda lógica, sobrevivió al infierno. André quiere conocer, quiere entender a ese padre del que solo sabe que un día apareció en París sin más equipaje que un frío insobornable en los pies y en el alma, y que llegó a la Provenza siguiendo el olor de la lavanda. Se siente perdido y cree que su única brújula es la verdad que Barcelona, por boca de su abuelo Andrés, puede contarle. Para leer más sobre Empar Fernández


ISABEL RUIZ RETRATA A 36 SUPERMUJERES (Y LAS QUE QUEDAN)

Hipatia de Alejandría, vista por Isabel Ruiz.

«Si no lo veo, no lo creo», decía Santo Tomás y sigue diciendo todo aquel que quiere dejar claro que no está por la labor de hacer actos de fe. Así que, si a las mujeres inventoras, artistas, escritoras, científicas, filósofas no se las ha visto durante siglos ¿quién va a creer que existen y que su trabajo es tan bueno como el de los hombres, cuya existencia sí está profusamente acreditada? La visibilización, pues, es clave para la igualdad. Y empieza en la infancia. Para leer más sobre Isabel Ruiz


CLAUDIA CASANOVA: CUIDADO CON LAS DAMAS DEL SIGLO XII

Claudia Casanova. RICARD FADRIQUE

Lo bueno de 'La perla negra' es que uno la lee como veía aquellas películas de domingo por la tarde (de cuando los domingos por la tarde eran domingos por la tarde, con su 'David el Gnomo', o su 'D'Artacan', o sus 'Diminutos' para ser niño-niño, y su peli de Errol Flynn o de Douglas Fairbanks después), pero al acabar tiene la sensación de conocer un poco más el siglo XII o, al menos, de que se le han despertado las ganas de conocerlo. Aquello del 'prodesse et delectare', que decía Horacio (el poeta, no el pinchadiscos), pero teniendo en cuenta que Claudia Casanova, la autora, jamás utilizaría la expresión latina. Vamos, que ella nos desearía que le sacáramos partido al libro, sí, pero sobre todo que disfrutáramos con él. Para leer más de Claudia Casanova


NINA BROCHMANN Y ELLEN STOKKENDAHL: EXPERTAS EN VAGINAS

¡Mujeres del mundo, nuestra vagina es nuestra! ¡Conozcámosla, mimémosla, querámosla tal como es! Con sus repliegues, sus salientes, sus pelos, sus fluidos. Con las alegrías que nos da y la tranquilidad que nos quita. Perdamos el miedo a llamar a cada parte de ella por su nombre; a expresar las dudas que nos generan siglos de desconocimiento y prejuicios; a desprendernos de etiquetas colgadas por el heteropatriarcado en su afán de dominación. ¡Tomemos el control!

Con esta soflama podrían empezar Nina Brochmann y Ellen Stokken Dahl 'El libro de la vagina', pero la apuesta de estas futuras médicas noruegas es más inteligente: exponer la información de forma didáctica y desprejuiciada, con un puntito de humor y de erudición que hace que el puño se alce solo. Y que sus 400 rigurosas páginas no sean (¡ay, el lenguaje sexista!) un coñazo. Para leer más sobre 'El libro de la vagina'


MURIEL VILLANUEVA: 12 CUENTOS SIN PIEDAD

Muriel Villanueva. RICARD CUGAT

Qué vértigo da asomarse a la obra de Muriel Villanueva. Qué vértigo -y qué pudor-, da saber que inclinas medio cuerpo para hundir la cabeza en sus temores, en sus dudas, en sus traumas, en su intimidad. Qué vértigo -y qué miedo- da pensar que no están tan lejos de los tuyos. Y qué envidia -¡qué envidia!- da comprobar que alguien tiene la valentía de mirar a las zozobras a los ojos, de poner rostro a los fantasmas de la infancia, y, sobre todo, de contárnoslo así. Para leer más sobre Muriel Villanueva


MARÍA LEACH: POESÍA DE UN DUELO

María Leach. ALBERT BERTRAN

Al principio sus poemas eran «una riada», una avenida de agua torrencial de esas que arrastran piedras, troncos y animales muertos, como habrían sido sus lágrimas de haber podido llorar, de no haber estado en 'shock'. En un año, María Leach (Barcelona, 1979) se había casado, había sido madre y se había quedado viuda. En un año. Con solo 33. No era fácil controlar el huracán de sentimientos y convertirlos en gotitas saladas que arrastraran el dolor de dentro hacia fuera en un viaje amargo -y largo, sí, larguísimo- pero liberador. No era fácil llorar. No era fácil hablar. Así que optó por escribir. Para leer más sobre María Leach


MAXIE WANDER: MUJERES SIN PELOS EN LA LENGUA

Maxie Wander, con su marido, Fred. FRED WANDER

Lo recoge Nuria Varela en el libro 'Cansadas. Una reacción feminista frente a la nueva misoginia', publicado por Ediciones B: "En marzo del 2014, conocíamos el Informe sobreviolencia contra las mujeres realizado por la Agencia de los derechos fundamentales de la Unión Europea. Los datos, estremecedores. En el último año, 13 millones de mujeres sufrieron violencia física en los 28 estados miembros, 3,7 millones fueron violadas y 9 millones de mujeres fueron víctimas de acoso. A lo largo de su vida, 62 millones de europeas, una de cada tres, ha sufrido violencia física o sexual". En Europa, en nuestra Europa. Hace menos de cinco años. Y en este cómputo no entran los casos de pequeñas violencias cotidianas, lo suficientemente pequeñas y cotidianas como para no reventar las costuras de la mochila que las mujeres cargamos toda la vida, pero tan persistentes que acaban actuando como la gota malaya. Para leer más sobre Maxie Wander


RAQUEL GU: ¿QUIÉN DIJO CRISIS?

Viñeta de 'Estàs estupenda', de Raquel Gu

Que sí, que sí, que ya lo dice la viñeta: los 40 son los nuevos 30, la edad de la plenitud sexual femenina, el momento de soltarte la melena y atreverte (esto es cosecha propia) con la minifalda que te compraste pero no te ponías a los 25, de pisar con fuerza. Pero, aun así, ¡caray, cómo pesan!

Raquel Gu, nombre de guerra de Raquel Garcia Ulldemolins, licenciada en Filología Inglesa desde que fue a la universidad e ilustradora desde que cogió el primer lápiz, ni recuerda cuándo, llevaba tiempo preocupándose por el momento de soplar las 40 velas. Desde los 38, dice en el prólogo de 'Estic estupenda!', el libro que ha escrito para digerir que ahora la llamen señora y tenga que ponerse gafas para ver de lejos. Para leer más sobre Raquel Gu


MERCÈ MASNOU & HELENA SALES: VUELVE 'KADINGIR'

Mercè Masnou y Helena Sales, en la librería Chronos. ÁLVARO MONGE

Hace justo una década llegó a las librerías la historia de una niña que parecía normal pero no lo era. Ishtar, que así se llamaba, tenía un hermano al que le gustaba chinchar, una gata que sufría perrerías, unos padres que la dejaban mucho a su aire y una socarronería impropia de su edad. También tenía una abuela, Nirgal, que rompía estereotipos: arqueóloga, iba de excavación en excavación haciendo hallazgos que le daban fama mundial. Pero esos hallazgos habrían quedado en nada de saberse la verdad: Nirgal era en realidad la reina de los zitis, una de las seis razas de Ki, un planeta existente en una dimensión paralela a la Tierra, con la que se conectaba a través de la tecnologia Kadingir, que permitía viajar de un planeta a otro. Secuestrada Nirgal por su archienemigo, el futuro de Ki estaba en manos de esa niña que, ya decíamos, de normal tenía poco. Para leer más sobre la vuelta de 'Kadingir'


CYNTHIA D'APRIX SWEENEY: RETRATO DE LA FAMILIA IMPERFECTA

Cynthia D'Aprix Sweeney. ÁLVARO MONGE

La familia es un nido de perversiones. Esta cita de Simone de Beauvoir podría ser perfectamente el resumen, muy escueto, de la novela de Cynthia D'Aprix Sweeney. Hay familia, hay perversiones... y también hay un nido, que es la herencia familiar que va a poner contra las cuerdas a los hermanos Plumb. La historia es sencilla: un accidente hace saltar por los aires el dinero con el que la familia contaba para deshacerse de las segundas hipotecas, los caprichos y el nivel de vida que han elegido pero que no es, desde luego, el que les corresponde. Parece sencilla, pero la autora no ha querido que lo sea. La herencia y el accidente de Leo, el hermano dominante, el narcisista encantador, como lo describe su autora, no son más que las excusas necesarias para ahondar en la familia, en los tabús, los secretos, las manías y, en definitiva, la incompatibilidad de un grupo de personas que por lazos de sangre están obligados a entenderse. Para leer más sobre Cynthia D'aprix Sweeney


ROSER MESSA: TRÁFICO DE CADÁVERES EN EL PARQUE INFANTIL

Una de las ilustraciones del libro de Roser Messa, obra de Pep Brocal.

Como lo habéis leído: lo que hoy es el parque infantil de los Jardines del Doctor Fleming (en la calle del Carme con Floristes de la Rambla) fue a finales del siglo XVI un lugar en el que se traficaba con cadáveres. Resulta que parte de los cuerpos destinados a las autopsias que se amontonaban en un cercano hospital acababan siendo desviados, y vendidos bajo mano, para hacer hechizos. Sí, sí, justo donde ahora los niños se deslizan por el tobogán. Para leer más sobre 'Anecdotario de Barcelona', de Roser Messa


RUTA SEPETYS: RÍETE TÚ DEL 'TITANIC'

Ruta Sepetys, en la presentación de 'Lágrimas en el mar', en Casa Usher. JOAN PUIG

Al final va a resultar que es verdad que la literatura es cosa de mujeres. Eso podría concluir, al menos, ese marciano que baja siempre a la Tierra si en esta ocasión se hubiera colado en el acto literario que acogió el maravilloso patio de la Casa Usher: de la treintena larga de personas que allí había, todas eran mujeres. La autora, Ruta Sepetys, que presentaba su última novela, 'Lágrimas en el mar'. La intérprete, Marta Armengol (rigurosa, expresiva, casi mimética, y un prodigio de memoria). Las editoras de Maeva, el sello que ya editó las dos novelas anteriores de la estadounidense: el éxito 'Entre tonos de gris' (2011) y 'El color de los sueños' (2013). También lo eran las representantes de la distribuidora y, sobre todo, el público asistente: mujeres de varias edades junto a un grupo de chicas sorprendentemente jóvenes que llegaron a la librería hora y media antes de la cita y cuya actitud recordaba a las de las presidentas de club de fans: mitad muy seguras del terreno que pisaban, mitad arreboladas por la emoción de estar tan cerca de la persona admirada. Para leer más sobre Ruta Sepetys


LA CENICIENTA QUE QUERÍA UN CANAL DE YOUTUBE

Una de las ilustraciones de Anastasia Bengoechea.

A veces -le dicen- parece poseída por el Monstruo del Espagueti Volador, el dios a la boloñesa -un nudo de pasta con ojos y dos albóndigas- de los 'pastafaris'. (La broma paródica, por cierto, es ya una religión reconocida en Holanda y Nueva Zelanda). Con el mote se quedó: Monstruo espagueti. Firma viñetas al dente y 'all'arrabbiata'.

Nombre real: Anastasia Bengoechea. Hace meses que le colgaron la etiqueta de «fenómeno de internet». Tiene más de 78.000 seguidores en Instagram; más de 60.000 megustas en Facebook. «Filósofa moderna», la llaman. Para leer más sobre Anastasia Bengoechea


EL 'NOIR' SE PINTA DE VIOLETA

Rosa Ribas, una de las autoras de 'H negra'. FERRAN SENDRA

No se trata de corrección política, ni de ansia de fiscalización ni nada parecido. No es más que una constatación: en la novela negra la paridad hombre-mujer está aún un poquito lejos. Tanto si nos fijamos en quién firma los libros como si ponemos el foco en quién los protagoniza respirando, digamos: no vale tener el papel de muerta, que como víctimas seguro que ganamos por goleada. Por eso el festival Granada Noir se propuso convertir a las mujeres en heroínas y, de la mano del escritor, editor y 'culodemalasientocultural' Fernando Marías (hace incursiones también en el cine y el teatro), acoge el proyecto 'H negra', en el que 22 novelistas, poetas, cineastas, periodistas, actrices, directoras de escena escriben relatos con la mujer como eje, relatos que, después, otros tantos ilustradores convierten en imagen. Para leer más sobre 'H negra'