El Periódico de Catalunya

Miércoles 21 febrero 2018

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

concierto

Xarim Aresté, la música bastarda de un indomable

El cantautor bebe del blues, la música americana y el sonido mediterráneo. Pero se le reconoce al primer acorde

Xarim Aresté interpreta en acústico la canción 'La flor'.

Xarim Aresté interpreta en acústico la canción 'La flor'.MONTSERRAT COMESAÑA

Si los gustos musicales no estuvieran adulterados, Xarim Aresté sonaría en las radiofórmulas y, más allá de su público fiel, mucha más gente apreciaría los altos vuelos poéticos de sus letras y las virguerías que logra con su maltrecha guitarra acústica. "Haurem de trobar la talla / però hi ha tanta tralla...", canta en 'Indomables'. Si la industria musical no estuviera prostituida, Xarim Aresté no hubiera sentido la necesidad de escribir esta canción para criticar "que a los artistas no les quede otra que lanzarse al abismo constantemente, sin ninguna garantía en el horizonte".

La pegadiza Indomables permite, además, una lectura política: "Cents de milers de sistemes / tots fallant alhora, fent llums allà fora... / cents de milers de persones caminant alhora / somniant allà fora...".

"No la compuse con esta intención, pero las canciones acaban siendo un reflejo de la situación actual, de modo que una interpretación en clave política es inevitable. De hecho, me ha pasado en otros temas como 'Riu amunt' ['Un es fa el boig, l'altre treu pit / la foguera és plena de cavalls / ens hem quedat muts amb tants de crits / i ens han segrestat el ball...]- y 'Descalç' ['si vols anar lliure en endavant / pots seguir descalç / per les roques de l'engany']. Al final -añade el cantautor de Flix-, compruebas que el significado de tu música no está escrito ni cerrado: los otros lo completan".

INCONTINENCIA CREATIVA

Aresté ofreció un aperitivo en noviembre, en El Molino, de su nuevo disco, 'Polinèsies' (Bankrobber). Pero la presentación oficial (arropado por la banda) será el viernes, 19 de enero, en el Sant Andreu Teatre, en el ciclo 'enciSAT'. Recital en el que estrenará dos piezas inéditas, a raíz de recientes experiencias y de su saludable incontinencia creativa. "Me han pasado tantas cosas en los últimos meses que han propiciado que compusiera de nuevo y que sintiera la necesidad de mostrarlas y compartirlas".

Los dilemas personales y profesionales se transforman demasiado a menudo en obstáculos que, con suerte, "uno puede convertir en alicientes". "Me planteo hasta qué punto estoy aportando algo, si me sale a cuenta dar conciertos...", explica con sincera humildad.

En el camino uno se topa con demasiados escollos y dificultades. "Pero precisamente cuando los superas es cuando creas tu propio camino. Al fin y al cabo, la música no deja de ser un instinto que te ayuda a ordenar el caos. A la canción le pones una harmonía, un clímax, y cobra sentido. En la vida pasa lo mismo: tiene que haber un orden, un significado, para que no sientas que se desvanece. Quizá si no toparas con los obstáculos, ni las canciones ni tu existencia tendrían estribillos".

Texto Alternativo

Xarim Aresté, tras grabar en acústico 'La flor'.FERRAN SENDRA

EL LENGUAJE DEL SUBCONSCIENTE

El exintegrante de Very Pomelo bebe del blues, de la música americana y del sonido mediterráneo. Pero su sello personal es incontestable. Además, en todos sus discos hay lo que él mismo denomina "momentos orientales": canciones de un solo tono; modales.

En 'Polinèsies' es la mística 'Mil antenes' [en la línea de 'El presseguer' y 'Magenta']. "Siempre me ha gustado jugar con los instrumentos. Tengo un banjo que hago sonar como un sitar. Me

Xarim Aresté

Sant Andreu Teatre
Horario: viernes, día 19, a las 21.00 horas
Precio: 12,50 €

divierte viajar desde casa. Igual por eso dicen que tengo un punto zíngaro. Me encantaría que a mis conciertos vinieran paquistanís, chinos, africanos... gente de todos lados. Porque la música siempre ha sido bastarda y ha servido para unir mundos. La rumba es un ejemplo maravilloso: se adelantó uniendo a África con América y Europa. La música es bastarda por definición. Siempre va un poco por delante de la humanidad".