El Periódico de Catalunya

Domingo 23 septiembre 2018

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

CONCIERTO

Triángulo De Amor Bizarro, siempre a su manera

El cuarteto de noise-pop gallego asalta Razzclub el 9 de junio para presentar el contundente epé 'El gatopardo'

Triángulo De Amor Bizarro, siempre a su manera

Algunos artistas, en realidad, la mayoría, someten su sonido a los designios de cada temporada en el intento de no caer en la temible irrelevancia. Otros van a la suya y siguen fieles a su visión de las cosas, sin que eso signifique repetirse impunemente. Entre ellos, Triángulo de amor bizarro, cuarteto de noise-pop gallego atado a un ideal de visceralidad y fascinación emotiva.

Quienes van a sus conciertos (el sábado, día 9 de junio, hay cita en Razzclub) saben que saldrán cansados de bailar, depurados por dentro, liberados de mucha rabia acumulada en el día a día. Será así gracias a la electricidad urgente pero sesgada de TAB, pero también unas letras que se han sido volviendo cada vez más explícitas en su rechazo a la estupidez de tantos poderosos.

Triángulo de amor bizarro

Razzclub
Sala Razzmatazz (Almogàvers, 122)
9 de junio, 1.00 horas
Precio: 15 € (anticipada); 17 € (taquilla)

En el reciente epé 'El gatopardo', los de Boiro actualizan a su manera las cantigas de escarnio y 'maldizer', género satírico de la lírica medieval gallego-portuguesa. Ya siglos antes, estas cantigas mostraban tensión entre los trovadores y los juglares, es decir, la nobleza y la plebe. "La idea era cagarse en todo, básicamente", me explica Isabel Cea (cantante y bajista). "Maldecir al país, quejarse por cómo van las cosas, señalar la decadencia de los poderes. Maldecir a la cúpula del poder".

REBELDES CON CAUSA

A lo largo de 14 implacables minutos, TAB hacen un retrato cercano de Isabel la Católica (la bastante funk 'O Isa'), se quejan del peso que arrastra la clase trabajadora por la voluntad de cuatro ('Les llevaré mi cruz', con referencia al conde de Barcelona), se lamentan por las ideas de ultraderecha que imperan en la economía ('Ciudadanos', con aires de pop al más puro estilo Serge Gainsbourg) y se dejan empapar por el espíritu del Peréz Galdós de los 'Episodios nacionales' (en el tema que da título al lanzamiento).

Un disco breve pero infinito, nueva muestra de la libertad de un grupo esencial para entender la independencia pop y rock de aquí. Cuatro canciones que han gustado y mucho, para eterna sorpresa de la propia banda. "Una de las razones por las que empezamos –dice Isabel– es porque no encontrábamos lo que queríamos. Salíamos por ahí y todo lo que sonaba era Shakira. Cuando empezamos en esto lo hicimos por rebelión. Sabes que lo que haces no es lo más popular, pero sabes que es necesario".

En un paisaje sonoro invadido por el hip hop y el trap, ¿se empiezan a sentir un poco extraños? ¿Hay espacio para las guitarras en el 2018? "Siempre nos hemos sentido extraños", dice Cea. "La guitarra puede ser ahora menos protagonista, pero sigue habiendo grupos. Hace poco hemos tocado en un festival con Perro, The Parrots… Siempre ha habido grupos y siempre los habrá. Durante una época, yo fui fan de Ace Of Base, que, por otro lado, son mil veces mejores que el trap ese".

DE BOIRO A BARCELONA

Para ser un pueblo pequeño, Boiro tiene su historia musical: Heredeiros Da Crus, famoso grupo de rock duro, también era de allí. "Esencialmente, lo que pasa es que está todo el día lloviendo y hay poco que hacer en la calle. Te pasas el día escuchando y leyendo. No estás tan expuesto al ocio y a la presión del consumo. En Madrid me vuelvo loca y disfruto en las tiendas, pero no podría vivir ahí".

¿Y qué hay de Barcelona? ¿Aquí no te vuelves loca? "Mucho, mucho. Tenemos muchos amigos y hay un montón de grupos que nos encantan, como Hidrogenesse, Za!, Delorean. ¡Barcelona nos flipa!".