El Periódico de Catalunya

Martes 14 agosto 2018

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

DEBUT EN RAZZMATAZZ

Carlos Sadness: indie-pop desmelenado

El artista saca el chispeante 'Diferentes tipos de luz'. Su música puede parecer tan liviana como su cuerpo de alfiler, pero no lo es

Carlos Sadness interpreta con su ukelele Lupita la canción 'Volcanes dormidos'.

Carlos Sadness interpreta con su ukelele Lupita la canción 'Volcanes dormidos'.CAMILA TOVAR TRUJILLO/ FOTO: XAVIER GONZÁLEZ

Carlos Sadness no se corta (y mucho menos la melena). «El pelo largo lo llevo desde toda la vida. De bebé salí primero y durante mucho rato seguía saliendo pelo. La gente decía: ‘¿Y ese niño?’. Pues si ese niño ya lo quería llevar largo, no soy yo quien le va a decir ahora que no», ríe mientras se atusa su impecable cabellera.

El cantante e ilustrador barcelonés sigue recurriendo a la metáfora del espacio para mostrar su universo interior -ya sea con ritmos superbailables, con nuevos flirteos con el hip-hop de sus orígenes o con su ukelele Lupita- en el disco que el 23 de febrero saca al mercado, 'Diferentes tipos de luz'.

El exrapero Shinoflow que se vino arriba como Ciudadano del Mundo (el anuncio que protagonizó con Jamie Cullum hizo que su popularidad subiera como la espuma de cerveza) mantiene su característica chispa indie-pop en el álbum que propiciará su esperado debut en la sala Razzmatazz (el próximo 16 de marzo).

Sadness se presta a las creativas propuestas del fotógrafo.XAVIER GONZÁLEZ

Sadness (Barcelona, 1987) está en su momento más fructífero y jugoso. 'Amor Papaya', la canción que compuso entre audios de Whatsapp con el mexicano Caloncho y que acabó siendo el tema indie español más stremeado del 2017, no podía faltar en su lanzamiento más luminoso (la palabra «luz» aparece en casi todas las canciones). «La hicimos por puro gusto, la publicamos en Spotify y representa un momento de nuestras vidas muy bonito», recuerda.

FACTOR SORPRESA

Con el impulso del sabroso 'hit', el cantante quería elegir un single de presentación que descolocara y «creara debate», así que apostó por el más distinto, 'Longitud de onda'. «Es el que tiene más contenido electrónico -describe-. Mi favorito era otro, 'Física moderna', pero es mucho más previsible dentro del mundo Carlos Sadness. Sería demasiado evidente, y lo que me apetecía era jugar con el factor sorpresa».

«¿Cuándo aprenderemos a parar el tiempo?», se pregunta insistentemente en la letra. «¡La idea de lo irrecuperable es tan básica! -admite-. Uno puede volver al lugar donde fue feliz, pero el momento se habrá desvanecido». Sí, ya lo cantaban Mercedes Sosa o Chavela Vargas magistralmente en 'Las simples cosas' -«uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida, / y entonces comprende cómo están de ausentes las cosas queridas»-, pero los viejos y eternos temas existenciales están precisamente para eso, para volver a ellos.

«GALACTROPICAL»

En Twitter, donde tiene más de 59.000 seguidores, se describe como un cantante «galactropical». «Dos conceptos que están muy presentes en mis composicione», explica. El palabro se lo inventó, dice, en su primera entrevista, cuando le pidieron que definiera su música. Ahora, el expublicista capaz de crear «estribillos como si fueran eslóganes» le saca punta a su querencia por el trópico en una de sus piezas más divertidas, 'Te quiero un poco'.

Carlos Sadness

Sala Razzmatazz
Horario: 16 de marzo, 21.00 h
Precio: desde 16 €

Entre otras guindas, relata cómo alguien le ha puesto su nombre a su chihuahua y le obliga a tirar sus camisas hawaianas. «La chica en cuestión se cree que está muy en la vanguardia y me dice: ‘Mira, yo ya no aguanto más estas camisas. En todos tus conciertos, los chavales se las ponen. Lo has vivido en el Arenal Sound del 2016 y del 2017, así que... Stop: tíralas todas’. Es una manera de despedirnos de una moda, de abrirnos a nuevas oportunidades y de que Inditex varíe un poco, ¿no?».

¿Y crees que dentro de poco existirá por ahí un chihuahua llamado Carlos Sadness? «Bueno, nunca se sabe qué puede haber de cierto en las canciones. Os invito a intentarlo».

Carlos Sadness, posando tras grabar su acústico.XAVIER GONZÁLEZ