El Periódico de Catalunya

Domingo 22 abril 2018

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

voto popular

Casa Leopoldo, mejor restaurante abierto en el 2017

Los lectores de 'On Barcelona' encumbran al renovado establecimiento del Raval. ¡Viva el rabo de toro aunque sea de vaca!

Casa Leopoldo, mejor restaurante abierto en el 2017

Òscar Manresa, uno de los propietarios del restaurante Casa Leopoldo.JOAN PUIG

El veredicto de los lectores de 'On Barcelona' ha sido inapelable: Casa Leopoldo (calle de Sant Rafael, 24) es el mejor restaurante abierto en el 2017 (el año pasado ganó La Mundana) tras cosechar el 39% de los más de 18.000 votos recogidos en nuestra encuesta, en la que había otros nueve candidatos: Bicnic, Enigma, Final Feliç, La barra de Abellan, L'Artesana, Last Monkey, Lluritu, Rilke y Yakumanka. El podio lo completan la moderna casa de comidas Bicnic (29%) la marisquería desenfadada Lluritu (8%). Todos ellos habían sido visitados por Pau Arenós, crítico gastronómico de esta casa.

Aviso a los despistados que creen que Casa Leopoldo lleva abierto desde 1936 y, por tanto, no es novedad. Había cerrado en el 2015. Pero al cabo de casi un año y medio, los cocineros Òscar Manresa y Romain Fornell lo reabrieron y le insuflaron nueva vida. Eso sí, con el rabo de toro (en realidad es de vaca) por bandera, que por algo fue el plato emblemático del restaurante que tanto frecuentaba Manuel Vázquez Montalbán.

'CAPIPOTA' CON GARBANZOS

También se mantienen otros platos que triunfaron cuando mandaba Rosa Gil, pero como no se conservaron las recetas sino los enunciados de las cartas, los han elaborado a su manera: la tortilla de langostinos y jamón ibérico, el capipota con garbanzos, las albóndigas con sepia...

Siguen reluciendo los azulejos que habían perdido brillo, siguen colgando carteles taurinos en las paredes, siguen los camareros luciendo chaquetillas con botones dorados... El triunfo del nuevo-viejo Casa Leopoldo es el triunfo de la cocina 'vintage' bien entendida.