El Periódico de Catalunya

Domingo 23 septiembre 2018

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

territorio 'foodie'

Black Remedy, una cafetería moderna

Black Remedy, en el Gòtic, sirve desayunos y comidas saludables y un buen café de especialidad

Black Remedy, una cafetería moderna

La sala de Black Remedy frente a la barra donde hacen cafés de especialidad.KARINA GONZALEZ

Los tiempos gastronómicos han cambiado definitivamente. Si antes eras gourmet, ahora eres 'foodie'. Y eso significa que beberás 'specialty coffee' y zumos 'cold pressed', que pedirás cualquier plato que sea 'healthy' y que solo harás caso a una carta de postres que incluya 'carrot cakes'. No hay problema en Black Remedy porque ofrece todo eso y más. Es una cafetería de lo más moderna en el fondo (lo dicho, una propuesta gastronómica muy actual) y en la forma (interiorismo industrial más bien cálido, neones para darle chispa, sillas de diseño, mesas altas y bajas, ventanales tan amplios como el local...).

Pese a lo que pueda parecer, no hay excesivo postureo en este establecimiento pegadito al Ayuntamiento de Barcelona. Porque aquí elaboran cada plato con mimo y productos que adquieren a proveedores locales.

Por ejemplo, ahúman la carne (sea de cerdo, pollo o ternera) en el piso que tienen abajo y muelen su propio café, llegado desde Brasil. Todo es casero, postres incluidos, de manera que se nota en cada bocado..

Black Remedy

Calle de la Ciutat, 5.
Teléfono: 93.461.92.12.
Precio medio: 12-15 €.

DESAYUNOS, ENSALADAS, BOCADILLOS...

La carta está compuesta por desayunos (hay una tostada de aguacate y dos 'bowls'), tres ensaladas, un apartado de 'paninis' con embutidos italianos y otro de huevos (pochados, rotos, en 'cocotte'...), bocadillos talla XXL (el de cerdo ahumado durante 15 horas con salsa barbacoa ligeramente picante es de nota) y postres (tartas como el citado pastel de zanahoria, cruasanes, 'muffins'...). Para beber, zumos prensados en frío, limonadas caseras, cervezas artesanas, cuatro vinos (uno de ellos ecológico), tés y unos sensacionales cafés de especialidad.