El Periódico de Catalunya

Sábado 22 septiembre 2018

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

EN FAMILIA

¡Niños en remojo!

Por la cabeza de un churumbel acalorado no puede pasar nada bueno, así que... ¡a refrescarse!

¡Niños en remojo!

La 'platgeta' del Eixample.ELISENDA PONS

El calor nos dio una tregua el fin de semana del 1 y 2 de julio, pero el termómetro ha ido subiendo día a día y pinta que va a empezar esa escalada que no parará hasta las tormentas de final de agosto, las que suelen encharcar los decorados (y las ilusiones) de los vecinos de Gràcia en el arranque de su fiesta mayor. A la espera de esos chaparrones, tan tradicionales como la propia fiesta, a los que todavía no podemos escapar con los niños de la ciudad no nos queda otra que buscar dónde meterlos en remojo. Aquí tenéis cuatro propuestas.

1. LA 'PLATGETA' DEL EIXAMPLE

Dicen que en la noche de Sant Joan se pueden pedir deseos y, si se hace siguiendo paso a paso el ritual, se cumplen. Pues hace 30 años alguien debió de pedir que Barcelona tuviera una playa en pleno centro de la ciudad, robando metros al asfalto. Y debió de seguir el rito al pie de la letra, porque desde entonces cada año, después de esa noche mágica, el jardín de la Torre de les Aigües aparece cubierto de arena, y con una plataforma de madera que conduce a los 200 metros de piscina que baña los pies de la torre. Con una profundidad de 60 centímetros, es ideal para llevar a los más pequeños. También por los precios: la entrada más cara cuesta 1,55 euros.

DÓNDE: Roger de Llúria, entre Consell de Cent y Diputació. De 10.00 a 19.30 horas. Hasta el 8 de septiembre


2. PARQUE DE LA CREUETA DEL COLL

El lago del parque de la Creueta del Coll. ELISENDA PONS

Ha empezado la temporada con mal pie (hubo que desalojarlo el día de su estreno, el 24 de junio, porque la verbena había dejado cristales rotos en el lago que provocaron heridas leves a varios usuarios, y estuvo cerrado hasta el pasado lunes), pero es otro clásico de las familias con pequeñajos. El espacio es muy grande y agradable: 6.000 m2 con bastantes zonas de sombra y un lago de más de 2.000 m2 con un máximo de 60 centímetros de profundidad, al que se accede por rampas. Tiene zonas de juegos, y su precio también es asequible: la entrada más cara cuesta 2,35 euros, y hay bonos y descuentos.

DÓNDE: Mare de Déu del Coll, 77. De 9.30 a 20.30. Hasta el 11 de septiembre


3. JUEGOS DE AGUA EN EL TIBIDABO

En pleno verano de hace un año, el Ayuntamiento de Barcelona anunció que el Tibidabo tendría un nuevo espacio de fuentes interactivas que permitirían a los visitantes jugar con el agua, ubicado en una zona de acceso libre: el Camí del Cel. El objetivo era dinamizar esa zona del parque, la más alta, que ofrece dos opciones: disfrutar de las atracciones que hay en ella comprando pases o tíquets sueltos, o simplemente pasear por allí y acercarse a la zona de toboganes gigantes y rematar el paseo con un pícnic. Desde el pasado mes de junio, los visitantes cuentan con este refrescante espacio, 300 m2 con 50 surtidores con efectos de luz, sonido y color, ideado por el arquitecto Dani Freixas. Un remojón diferente.

DÓNDE: Parque del Tibidabo. Consultad horarios en www.tibidabo.cat


4. MUSEU DE LES AIGÜES D'AGBAR

Niños jugando en la refrescante ludoteca del Museu de les Aigües. ARXIU AIGÜES DE BARCELONA

Este sí que es el reino del agua. En una doble vertiente: podéis poneros serios con vuestros hijos y llevarles a conocer el interior de este museo de Cornellà, creado para concienciar al visitante de la importancia de esta sustancia en todos los aspectos de nuestra vida y fomentar, así, un uso sostenible (disfrutarán especialmente con la actividad 'El viatge de l'aigua', pensada para niños de 4 a 10 años), o sacar vuestra cara más gamberra y compartir con ellos los juegos de la 'Ludoteca d'aigua per a famílies': construcciones, yincanas, burbujas gigantes... todo tipo de juegos en los que no vale tener miedo a mojarse.

DÓNDE: Carretera de Sant Boi, 4-6. Cornellà de Llobregat. En julio, la ludoteca abre de martes a viernes, de 16 a 20; sábados, de 10 a 14 y de 16 a 20, y domingos, de 10 a 14. Gratuita.