El Periódico de Catalunya

Miércoles 19 septiembre 2018

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

SANT JOAN ARDIENTE

Un fin de semana para abrirse al sexo

Barcelona acoge el EroStreet Festival, unas jornadas para promover "una mirada amplia sobre la sexualidad"

Un fin de semana para abrirse al sexo

Este Sant Joan sí que van a saltar chispas. Y no solo en las verbenas callejeras: los días 24 y 25 de junio, Barcelona acoge la segunda edición de EroStreet Festival, unas jornadas impulsadas por Sex Academy Barcelona y otros profesionales del sector para promover “una mirada amplia sobre la sexualidad, diversa y divertida”. Quien así lo define es Jordi Clotas, experto en el mundo 'swinger' (es autor del más que recomendable libro Código swinger) y uno de los ponentes en unas sesiones en las que se abordará desde la disfunción eréctil hasta la experiencia de entrar en un 'Vacuum bed', una especie de sobre de látex no apto para claustrofóbicos.

“Todo aquel que tenga interés por mejorar su vida sexual y dinamizar su relación de pareja, que pasa épocas muy apagadas, va a encontrar un sitio en este festival”, asegura Clotas. La declaración es pertinente: el extensísimo programa (hay actos entre las once de la mañana y las once de la noche del sábado, día 24, y las once de la mañana y las ocho de la tarde del domingo, 25) puede asustar al no muy iniciado, sobre todo al leer cosas como que al Taller de Punto G y 'Squirting' (la eyaculación femenina, que, no, no es una leyenda urbana ni un invento del porno) hay que ir con “ropa cómoda, toalla y, si es posible, un espejito pequeño” y que al de Zonas Erógenas se recomienda llevar “juguetes eróticos, plumas, masajeadores, utensilios de cocina…”.

Sala dedicada al fetichismo y el sadomasoquismo en el Museu de l'Eròtica de Barcelona.

No todo el mundo está acostumbrado a abrirse al placer en público. ¿No puede eso frenar a mucha gente? “Entiendo el recelo, pero allí es todo muy natural. La imaginación hace las cosas más grandes de lo que son. En un taller de 'fist fucking' como los que he visto en otros lugares, yo mismo podría sentirme intimidado, pero en el festival hay montones de propuestas en las que casi cualquiera puede sentirse cómodo”, responde este experto. Es cierto: hay también sesiones teóricas sobre formas alternativas de vivir las relaciones, como el poliamor; o mesas redondas sobre el estado de la cuestión de los ambientes liberales (en la que participará Clotas, por ejemplo, y el conocido psicólogo Antonio Bolinches), o sobre BDSM, o sobre algo tan necesario de abordar como la asistencia sexual a la diversidad funcional. Y charlas sobre cómo funciona el deseo sexual, el sexo durante el embarazo y el posparto, las enfermedades de transmisión sexual…

ARTE Y EROTISMO

“La voluntad es divulgativa y didáctica, sin olvidar el componente lúdico y sensual que ha de tener el sexo”, resume Clotas. Él, que además de filósofo es fotógrafo, destaca otro aspecto muy cuidado en el festival: la búsqueda de la belleza estética y la relación del sexo con el arte. “En la edición anterior, la primera [que se saldó con un balance muy positivo “y todos los talleres llenos”], el entorno no podía compararse con el que tendremos en esta: el Museu Europeu d’Art Modern, un lugar con historia y buen gusto por todas partes”. Además, el festival ha programado diversos espectáculos, y sesiones de fotografía erótica y 'shibari' (el arte japonés de la atadura erótica) en las que podrán participar los asistentes que lo deseen. Todo ello hace del EroStreet Festival algo "completamente diferente de todo lo que se había visto en erotismo en la ciudad".

¿Y qué público esperan? "Según la experiencia del año pasado, el target es gente de entre 30 y 45 años, de carácter muy diverso, aunque te encuentras sorpresas por arriba y por abajo”, dice Clotas. Él tiene muy claro a quién recomendaría no perderse estas jornadas: “A cualquiera que crea que aún tiene cosas por explorar en su sexualidad”.