El Periódico de Catalunya

Jueves 26 abril 2018

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

LO MÁS

12 propósitos para el 2018

Cada Nochevieja lo mismo. Aquí va una lista de consejos para que tus deseos se cumplan con más facilidad en el 2018

12 propósitos para el 2018

XAVIER GONZÁLEZ

1-Se acabó lo de vivir solo

De este año no pasa. Estás hasta el gorro de hablar con el póster de Freddie Mercury. El 2018 será el año que ganaste la guerra a la soledad. En www.singlesbarcelona.es tienen la cura: reuniones de solteros muy animadas para volver a casa acompañado de una vez por todas.

Si no triunfas, siempre puedes optar por un compañero de piso no humano. En Suara Foundation, Espai de Gats o Gatuari tendrás la oportunidad de conocer a felinos necesitados de un hogar. Si conectas con alguno, podrás adoptarlo y convertirlo en el mejor compañero de piso que has tenido jamás. No pasa nada, todos sabemos que es preferible la compañía de estos bichos a la de muchas personas.

Espai de Gats. Terol, 29-33.www.espaidegats.com

Suara Foundation. Fusina, 6.www.suarafoundation.com

Gatuari. Sant Lluís, 14.www.gatuari.cat


2-Dejaré de fumar (o algo parecido)

Llevas 15 nocheviejas prometiéndote que será el último Ducados. Eres el Santiago Carrillo de la oficina: una chimenea bípeda. Pues contra carrasperas desesperadas, medidas desesperadas.

En Bordas Hipnosis te someterán a una sesión de hipnosis, pero no te harán creer que vas desnudo o eres una gallina; en este centro van tan en serio que viajarán a las profundidades de tu mente para combatir el vicio. Si tu adicción a la nicotina es más indestructible que el deltoides de Hulk, siempre puedes cambiar el pitillo por la shisha en locales como La Concha del Raval. Es igual de perjudicial para la salud, pero oye, nadie podrá decir que no has dejado el tabaco.

Bordas Hipnosis. Vallfogona, 7. www.bordashipnosis.com

La Concha del Raval. Guàrdia, 14. www.laconchadelraval.com



3-Me desengancharé del azúcar

Ese polvito blanco que te pone en órbita cada vez que lo pruebas. Deja el azúcar de una vez, que te estás apocholando. En Black Remedy Coffee, veneran tanto el café de especialidad que no cuentan con el azúcar. De hecho, te invitan a que saborees la taza sin él; si quieres endulzarla, tendrás que levantarte e ir hasta la otra punta del local para coger un sobrecito, mientras los empleados tosen y se dan codazos. Si necesitas algo más radical, recurre a los dulces veganos o para diabéticos.

Bodevici, una de las primeras heladerías ecológicas de Barcelona, factura excelentes helados sin azúcar. En Paic/ Stop Sucre se han especializado en darle esquinazo a este veneno. Sus pasteles y dulces lo evitan como los vampiros al ajo.

¡Tienen hasta panellets sin azúcar! Nivel pro.

Black Remedy Coffee. Ciutat, 5. www.blackremedy.com

Bodevici. Torrijos, 21. www.bodevici.es

Paic / Stop Sucre. Múrcia, 32. www.pasteleriapaic.com


4-Iré al gimnasio…de una vez por todas

Lo has probado todo. Te has apuntado a clases de spinning con DJ de house. A un gimnasio de crossfit budista. Aeróbic con jubilados. Nada. Llevas años regalando tu dinero a gimnasios que solo pisas una semana. Pero te queda el último cartucho de los rajados: la sala Paleo Barcelona.

Quizás necesitas volver a los orígenes y sufrir como lo hacían nuestros ancestros primitivos, así que dale al paleotraining y descubrirás un mundo nuevo: piedras y troncos sustituyen a la maquinaria de gimnasio; movimientos naturales basados en la dinámica de nuestros ancestros; sesiones en ayunas que harían llorar a Josef Ajram… Ah, y la confortante certeza de que cuando tengas un mamut enfurecido delante, estarás preparado. 

Paleo Barcelona. Bac de Roda, 120. www.paleobarcelona.com


5-Perderé esos kilos de más (gratis)

Los gimnasios cuestan dinero. Putada. Pero te has prometido que en el 2018 perderás esas lorzas y serás capaz de subir a pie hasta el principal sin chutarte EPO. Calma. Barcelona te ofrece la posibilidad de hacer deporte por la patilla.

La conocida como «pista de básquet del Macba» (Valldonzella, 6) es una opción maravillosa; métete en alguno de los disputados partidos que juega ahí la colonia filipina y sabrás qué es el sufrimiento: te machacarán y humillarán, pero perderás más calorías que un triatleta. Si te va el estilo exhibicionista de Venice Beach, el gimnasio al aire libre de la playa del Port Olímpic lleva tu nombre escrito.


6-No volveré a probar el alcohol (pero seguiré bebiendo)

Tanta cervecita para comer y tanto gin-tónic de afterwork te está pasando factura en forma de esponjosos michelines y resacas moscovitas. En el 2018 quieres dejar el alcohol, pero no dejar de beber. La solución se llama mocktail. Cócteles de autor sin alcohol.

La nueva moda entre hípsters y gente healthy. Los de Artte hasta llevan ingredientes saludables, verduras y superalimentos. El bullicioso club-coctelería Sauvage (foto) tiene un apartado No Booze con excelentes cócteles que entran por los ojos, pero son inofensivos. Si pasa lo de cada año (que rompes tu promesa a los 15 minutos), en Sauvage también tienen La Legendaria: un reconstituyente mexicano anti resaca que te permitirá seguir rompiendo tu propósito otro día más. 

Artte. Muntaner, 83. www.artte.es

Sauvage. Passeig del Born, 13. www.barsauvage.com


7. Me quitaré del Candy Crush

El smartphone nos ha traído plagas, como el Candy Crush. ¿Cómo decirle a Celia Villalobos que existe una salida? En lugar de restregar tus dedos por una pantalla táctil, ocúpalos con actividades como la cerámica. Cada vez más gente se apunta a clases de esta disciplina para evadirse y sentirse realizada con sus creaciones.

El mágico taller Yuu de la japonesa Motoko Araki (foto) es mejor que cualquier diván: la cerámica como sanación. También en Cata Echegaray Ceramics & Bonitos Pottery tienes un espacio, herramientas, talleres y work-shops para crear tu vajilla y dejar de tararear la musiquita del dichoso Candy Crush. Ah y para desayunar, comer o merendar, El Colectivo: uno de los pocos cafés de calidad del centro donde el wifi está prohibido. Mano dura. 

Yuu. Argenter, 18. www.motokoaraki.com

Bonitos Potterywww.facebook.com/cataechegarayceramics

El Colectivo. Pintor Fortuny, 22.


8. ¡Adiós, café!

Entre el café de especialidad y el café de máquina de la oficina vas todo el día  a tope, como para colgar en la red un vídeo sobre hipotecas fijas. Acabarás en un centro de desintoxicación si sigues por ese camino. Necesitas metadona y el té matcha puede ser la solución. Este té verde asiático se ha puesto de moda y el número de tránsfugas aumenta.

Te da el punch de energía buscado, es cien veces más saludable y su sabor engancha. En Caravelle preparan un matcha latte espectacular –moja el cruasán y llorarás mucho–; en el colmado japonés Otafuku lo bordan; y en Takashi Ochiai y Caj Chai te los puedes beber en forma de batido y en frío. Droga de la buena.   

Caravelle. Pintor Fortuny, 31. www.caravelle.es

Otafuku. Princesa, 41.

Takashi Ochiai. Comte Urgell, 110. www.ochiaipastisseria.com

Caj Chai. Sant Domènec del Call, 12. www.cajchai.com


9. Dejaré de ser un amargado

Hay que controlar esa ira. El 2018 será el año en que la buena vibra vencerá al haterismo. Para calmar ese fuego que bulle en tus misántropos adentros, el ansiolítico de moda se llama yoga. Puedes hacer el ridículo en alguno de estos centros hípsters que hacen beer yoga o puedes hacerlo como Dios manda en The Garage, el magnífico centro de Verónica Blume en Poble Sec. Si no te ves con pantalones ajustados y el pie detrás de la oreja, acude al sabio consejo del templo Hare Krishna de Barcelona y sácate la tontería a golpe de mantras. ¿Aun así no consigues afrontar la vida con positivismo? El coaching lúdico de la escuela Enrique Aguilar despertará el niño que llevas dentro y saborearás esa cosa llamada vida. 

The Garage. Magalhaes, 2. www.thegarageblume.com

Templo Hare Krishna. Plaça Reial, 12. www.krishnabcn.com

Coaching lúdico Enrique Aguilar. Riera d’Horta, 28. www.la-escuela.net


10. Le pediré que se case conmigo… de una vez

Como dicen los culés: aquest any sí. El 2018 será el año que perderás el miedo a casarte. Para dar el primer paso, la mejor opción es tirar de clásicos, es decir de restaurantes románticos. Lugares donde los corazones se reblandecen, el vino templa los ánimos y los síes se oyen hasta en Tegucigalpa.

La dulce penumbra y la cocina ancestral de L’Ou Com Balla, en el Born más profundo, no suelen fallar. En Bacaro, romanticismo italiano bien entendido; cocina con sentimiento y un rincón en el Raval íntimo, acogedor y aislante. Lo De Flor es una monería. Y en Belmonte, cocina casera con influencias tarraconenses en un santuario calmo, cálido e ideal para planificar futuros en común y esas cosas. 

L’Ou Com Balla. Banys Vells, 20.

Bacaro. Jerusalem, 6.

Lo De Flor. Carretes, 18.

Belmonte. Mercè, 29.


11. Aprenderé inglés

ELISENDA PONS

Esto de ver la series dobladas es muy 2010. Como no aprendas inglés este año, te vas a quedar fuera de juego. Lo fácil sería enviarte a una academia, pero las academias requieren de algo que no tienes: dinero. Afortunadamente, Dios creó los pubs ingleses e irlandeses para estos menesteres. En The Philharmonic (foto) o Michael Collins celebran encuentros de intercambio de idiomas y los célebres pub quizzes: partidas masivas de trivial bilingüe (inglés y español).

Aprenderás el idioma de Shakespeare, te descojonarás, con un poco de suerte ligarás y, si todo falla, siempre te quedará el consuelo de una pinta llena hasta arriba: dicen que la Guinness es mejor que el método Vaughan.


The Philharmonic. Mallorca, 204. www.the-philharmonic.com

Michael Collins. Plaza de la Sagrada Família, 4. www.michaelcollinspubs.com


12. Ordenaré la casa

Lo de siempre, ¿verdad? Ese orden al que invocas cada 31 de diciembre y que nunca se manifiesta. Tu hogar es un paraje postnuclear y no sabes cómo volver al paraíso de la organización.

Puedes irte a La Central y ser el comprador 200 millones del dichoso libro La magia del orden, de Marie Kondo, pero España ya tiene a su propia gurú de este disciplina. Se llama Alicia Iglesias y, aunque tiene base de operaciones en Madrid, puede ayudarte a ordenar y armonizar tu casa vía Skype, estés donde estés. Lo de ordenar tu vida quizás lo dejamos para el 2019, ¿no crees?

Alicia Iglesias. www.ordenylimpiezaencasa.com


Vida sana para el 2018

La madre de todos los propósitos. Comer sano. Vivir sano.


Tus niveles de colesterol asustarían a Falete, y el 2018 se lo dedicarás a tu organismo. En lugares como Bendita Helena cuidarán de tu alimento. Este restaurante casero comfort food lo peta. Y para hidratarte, se acabaron los refrescos azucarados: en la recién inaugurada Fruiteca te pondrán unos zumos cold pressed que te devolverán la salud a vitamina limpia. Para tonificar tan buenos propósitos, acude a Modo Vite: te darán las mejores clases de pilates de Barcelona.

Bendita Helena. Galileu, 261. www.benditahelena.com

Fruiteca. Aribau, 156. www.fruiteca.cat

Modo Vite. Comte d’Urgell, 51 bis. www.modovite.es