El Periódico de Catalunya

Jueves 16 agosto 2018

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

echar raíces

El Pino de Balija de Horta de Sant Joan

Las ramas caídas le confieren un aspecto fantasmagórico

El Pino de Balija de Horta de Sant Joan

Partiendo de Horta de Sant Joan en dirección a Gandesa y tras recorrer unos cuatro kilómetros, un desvío a mano izquierda por un carril en buen estado lleva a uno de los pinos carrascos más espectaculares de Catalunya. El Pi de Balija, un topónimo curioso, es un árbol de dimensiones excepcionales para su especie (4,56 metros de perímetro de tronco y 20,5 metros de altura), pero ante todo destaca por su forma fantasmagórica.

Como subraya el Departament de Territori de la Generalitat, que lo ha incluido en el catálogo de árboles monumentales de Catalunya, el paso del tiempo, el viento y el peso de la nieve que se acumula en invierno han hecho que las ramas se «arrodillaran» hasta acabar tocando el suelo, pero sin quebrarse. Algunas han necesitado un apoyo para no caer sobre la casa abandonada que se halla a su lado.

'Pinus halepensis'

Nombre común: Pino carrasco
Origen: Cuenca mediterránea
Antigüedad: Hacia 1650 (según la tradición)
Lugar: Horta de Sant Joan (Terra Alta). A 7,5 km del núcleo urbano. Carril en buen estado