Así era Aston Martin que el youtuber Salva destrozó en un accidente a los 15 días de comprarlo

Así era Aston Martin que el youtuber Salva destrozó en un accidente a los 15 días de comprarlo
1
Se lee en minutos

El youtuber Salva destroza su Aston Martin Vantage de 180.000 euros apenas 15 días después de comprarlo, tras sufrir un accidente en las carreteras de Andorra cuando iba acompañado de su novia. Ambos se encuentra bien y sin consecuencias graves, pero el coche está completamente destrozado.

Y no hablamos de cualquier coche. Tal y como explicó el propio Salvador Verdugo ‘Salva’, “cumplió el sueño” de comprarse un Aston Martin valorado en unos 180.000 euros como él mismo relató en sus vídeos, ya que la adquisición, entrega y estreno de este deportivo la ofreció por fascículos en sus distintas redes sociales.

Según relata el propio Salva en un vídeo tras el accidente, en el que sale arrepentido y anuncia su retirada temporal de las redes, se estrelló al tratar de esquivar a un animal que cruzó la carretera, pero algunos medios locales indican que dio positivo en el test de alcoholemia pese a que él aporta en la publicación pruebas de que no iba ebrio. Sea como sea, no todo el mundo está preparado para llevar un coche de 510 CV y tracción trasera, pese a que algunos lo compren como un juguete simplemente porque pueden permitírselo.

Poco le duró a Salva el “sueño” de tener en el garaje un Aston Martin Vantage. Un modelo que en España cuesta unos 200.000 euros y que destaca por su diseño, prestaciones, y tecnología. Aquí os dejamos una galería del deportivo par que veáis como era un coche similar al del youtuber antes de que lo destrozara por completo apenas 15 días después de haberlo estrenado.

1 de 10

Noticias relacionadas

El accidente ha sido todo un ‘choque’ de realidad para este youtuber que acumula más de 5,6 seguidores en la plataforma de vídeos, 1,7 en Instagram, a los que hay que sumar los de TikTok, Twitch… De momento se ha retirado de todas ellas y no se sabe cuándo volverá, ya que dice que está mentalmente destrozado, y tampoco sabemos si querrá comprarse de nuevo un deportivo cuando retome su actividad ya que dice que de momento no sabe si volverá a conducir. Por si acaso, y pese a que muchos de estos youtubers sean prácticamente niños, es bueno recordar que este tipo de coches no son un juguete.