29 oct 2020

Ir a contenido

Actualidad

Renault se reinventa con Luca de Meo

El Director General de la marca francesa presenta la nueva apuesta de futuro electrificado con el Renault Mégane eVision y la versión Dacia Spring Electric

Xavier Pérez

Renault se reinventa con Luca de Meo

Probablemente no era el debut soñado por Luca de Meo al frente de Renault, pero dadas las circunstancias provocadas por la pandemia, la imperiosa necesidad de resurgir en el mercado y la proximidad del cambio de normativa de emisiones, la comparecencia del nuevo CEO del Grupo Renault hay que calificarla como un gran éxito. Un primer paso en cuanto a novedades de producto (dos), un escenario en el que De Meo baila con soltura, y una consolidación de la apuesta eléctrica de futuro para la marca.

De Meo lo tiene más o menos fácil (dentro de la que está cayendo) y por eso hablamos de éxito. Por el innegable giro que está empezando a darle a la marca del rombo, por la apuesta que ha hecho por gente con nivel como los diseñadores Alejandro Mesonero y Gilles Vidal, y por las propuestas que la electrificación le va a brindar para convertir a Renault en un referente europeo. La presentación del Renault Mégane eVision y el Dacia Spring Electric muestran el camino.

Electrificar la gama

La necesidad de electrificar toda la gama no es una novedad y, de hecho, Renault siempre ha sido una de las marcas que ha creído en la idea. Hace diez años la marca lanzó el ZOE, su primer eléctrico y desde entonces ruedan por las carreteras cerca de 350.000 vehículos eléctricos de Renault de ocho modelos diferentes. ¿De hecho el Zoe es el segundo modelo eléctrico más vendido en Europa este año solo por detrás del Tesla Model 3¿, recuerda De Meo.

El CEO de Renault se ha comprometido en su primera aparición oficial para hablar de futuros lanzamientos a ¿dar un paso más y alcanzar un impacto de cero emisiones de CO2 en Europa de aquí al año 2050. Y de cara a 2030 queremos reducir un 50% esas emisiones respecto a 2010. Para ello, en los próximos dos años todos los nuevos modelos que se comercialicen dispondrán de una versión eléctrica o electrificada en un mercado en el que, dentro de cinco años, el 50 % de los vehículos vendidos funcionarán en eléctrico o en híbrido¿, comenta De Meo.

Para apuntalar su oferta en los próximos meses el Grupo Renault propone una gama completa de versiones híbridas e híbridas enchufables en los modelos Clio, Captur, Nuevo Mégane y Nuevo Mégane Sport Tourer con su tecnología E-TECH Híbrida e Híbrida Enchufable, que ahora equipa a nuevo Renault Arkana, que ya se ha mostrado en su versión europea. No obstante, la guinda para este arranque la protagonizaron los dos modelos mostrados esta tarde en París.

El Mégane del futuro

El Renault Mégane eVision muestra la línea de la berlina compacta para el futuro asociándola a un lenguaje de diseño de estilo SUV y cupé. Se trata de un modelo 100% eléctrico que emplea la nueva plataforma modular CMF-EV de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi. Lo mostrado es un prototipo pero está muy cerca del modelo real que se presentará el próximo año al mercado.

Estéticamente monta la nueva identidad visual de la marca denominada Livinglights, con nuevas líneas dinámicas y tecnología led matricial. El frontal tiene una imagen muy esculpida, con entradas de aire en la parte baja y un logo de Renault en el centro retroiluminado. Toma prestadas del concepto Morphoz unas rejillas que realzan su identidad deportiva. La parte posterior también juega con las luces y las líneas dinámicas.

Mide 4,21 metros de largo, 1,8 metros de ancho y 1,5 metros de alto, y su distancia entre ejes es de 2,77 metros. Dispone de una batería de 60 kWh (más fina que las actuales) capaz de aportar energía al motor con 220 CV (160 kW), que ofrece un par de 300 Nm y una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de ocho segundos. La tracción es delantera y la autonomía que planifican en Renault para este nuevo Mégane superará los 400 kilómetros.

Introduce la tecnología (ya presentada por Nissan en el Leaf hace unos años) V2G, que permite cada vehículo estacionado y enchufado exporte una parte de la electricidad de su batería a la red eléctrica.

El Dacia compartido

La otra estrella del estreno de Luca de Meo ha sido el Dacia Spring Electric. La marca del grupo francés entrará con esta versión en el mundo del carsharing incorporando la oferta al esquema de vehículo compartido Zity, que en 2017 empezó a andar en Madrid y que ya se ha ampliado a otras ciudades europeas. El Dacia Spring Electric llegará al mercado en 2021 y también se ofrecerá para clientes particulares y a empresas, siendo las primeras entregas en otoño. Se trata de un SUV rompedor en cuanto a la imagen y las prestaciones.

Sus dimensiones son de 3,73 metros de largo, 1,62 metros de ancho y 1,51 metros de alto. Su distancia entre ejes es de 2,43 metros. La versión para profesionales ofrecerá un maletero de 800 litros. Monta un motor eléctrico de 33 kW (unos 44 CV) acoplado a una batería de 26,8 kWh. Es de  tracción delantera y presenta una autonomía entre 225 y 295 kilómetros (en función del modo de conducción). Se puede cargar tanto en un enchufe doméstico de 2,3 kW (14 horas) como en un Wallbox (que en función de su potencia el tiempo estimado es desde cinco horas a ocho horas y media