Conducción

Dormir en el coche: ¿En qué situaciones está permitido?

En la diferencia entre pernoctar y acampar está la cuestión y la legalidad de esta práctica

Dormir en el coche: ¿En qué situaciones está permitido?
Se lee en minutos

Marina Baranova

Dormir en el coche no es algo que se suela hacer de forma habitual, aunque es posible que en algún momento de tu vida y por una circunstancia concreta, te veas obligado/a a utilizar tu vehículo como un dormitorio improvisado en el que poder pasar la noche y dormir. No obstante, ¿se puede dormir dentro del coche? ¿Es legal esta práctica?

En primer lugar, debes saber que dormir en el coche es legal, aunque según la Dirección General de Tráfico (DGT) existen una serie de matices para hacerlo dentro de la legalidad, que si no cumples pueden costarte una multa de tráfico. Así que antes de dormir libremente en el coche recuerda que no es legal acampar en cualquier lugar. En la diferencia entre pernoctar y acampar está la cuestión y la legalidad de esta práctica.

La diferencia entre pernoctar y acampar

Un vehículo es un espacio privado, de modo que puedes dormir dentro de él. Sin embargo, para hacerlo se deben cumplir estas tres normas: el coche debe estar correctamente estacionado, con todos sus impuestos pagados y con su seguro de coche obligatorio en regla.

Según el diccionario de la Real Academia Española (RAE), pernoctar es pasar la noche en un determinado lugar, especialmente fuera del propio domicilio. Realizar esta práctica dentro del coche es legal, puesto que el vehículo está ocupando el mismo espacio en la vía que cualquier otro automóvil aparcado. No obstante, el problema aparece cuando este estacionamiento para dormir se convierte en acampada.

Tal como recoge la DGT en su Instrucción 08/V-74: ¿Se considera que mientras un vehículo está correctamente estacionado, sin sobrepasar las marcas viales de delimitación de la zona de estacionamiento, ni la limitación temporal del mismo, si la hubiere, no es relevante el hecho de que sus ocupantes se encuentren en el interior del mismo y la autocaravana no es una excepción, bastando con que la actividad que pueda desarrollarse en su interior no trascienda al exterior mediante el despliegue de elementos que desborden el perímetro del vehículo tales como tenderetes, toldos, dispositivos de nivelación, soportes de estabilización¿.

Por su parte, acampar significa expandir el perímetro del vehículo estacionado sacando al exterior distintos muebles y desplegando toldos u otros objetos que hagan que el coche ocupe más espacio que cualquier otro vehículo aparcado en la misma vía dentro del casco urbano. Esta práctica está totalmente prohibida y llevarla a cabo supone enfrentarse a importantes sanciones económicas por parte de la administración pública. Debes tener en cuenta que únicamente se puede acampar en los lugares habilitados para ello.

Te puede interesar

En definitiva, puedes dormir en tu coche siempre que esta práctica no se convierta en acampada. Si no cumples con las normas podrás recibir una multa de 200 euros por aparcamiento indebido.

Lavado a presión para el coche o autolavado, ¿cuál es mejor?