Toni Subirana renueva la música navideña

El cantautor interpreta en clave de rumba, habanera y bolero poemas de Guimerà, Garcés y Salvat-Papasseit, entre otros

Toni Subirana en acústico directo. / RICARD FADRIQUE

2
Se lee en minutos
Marta Cervera
Marta Cervera

Periodista

ver +

A Toni Subirana la Navidad siempre le ha inspirado, pero nunca hasta ahora le había dedicado un álbum. El músico, que no grababa un disco desde hacía una década, regresa con una colección de canciones basadas en poemas navideños. Su intención, dice, es renovar la música que se escucha por estas fechas. "No es un disco de villancicos, pero no me importaría que la gente acabara considerándolos como tales".

En 'Toni Subirana canta la poesia del Nadal' solo hay una pieza escrita por él, 'Pessebre d'amor'. "El resto son canciones de Navidad que no son las típicas del repertorio, creadas a partir de poemas; algunos, muy conocidos pero otros, no tanto". Para el Música Directa de EL PERIÓDICO, el cantautor barcelonés afincado en el Empordà interpretó 'Nadal', una composición de Joan Salvat-Papasseit que en el disco adopta aires de bolero.

En su nuevo álbum, Subirana reúne una curiosa amalgama de géneros: canta 'Nadala', de Àngel Guimerà, por rumba; le da un aire country a 'També vindrem, infant, a l’hora vella', de J.V.Foix; interpreta 'Pessebre vora al mar', de Tomàs Garcés, como si fuera una habanera, y le pone swing a 'Núvols de Nadal', un popular poema de Joan Margall, donde le acompaña también un coro femenino. "Ya hay corales infantiles que han convertido este tema en canción. La verdad es que todas las obras del disco podrían adaptarse tanto para corales como para orquesta".  

MÚSICA Y RECUERDOS

Noticias relacionadas

Subirana se delcara fan de la Navidad y de sus tradiciones, y de ahí que le haya dedicado una canción al ritual de montar el nacimiento. "Al pesebre hay que cantarle villancicos, no solo es decorativo", apunta en referencia a 'Pessebre d’amor', la única composición propia, que se convirtió en el embrión del álbum. "Es un tema costumbrista, con un punto naíf, que recrea una tradición que me encantaba de pequeño y que ahora, de mayor, me sigue gustando". Tener un trozo de campo en el piso e ir a buscar musgo a Cardedeu y arena a Sitges, como cuenta en la canción, formaba parte del ritual navideño. "Hoy en día no voy tan lejos a buscar los materiales, pero sigo montando el pesebre con mis hijos, y, más que por ellos, lo hago para volver a conectar con el niño que fui".  

Entre los colaboradores que han participado en el disco destacan la violinista Sara Rojo, el pianista Manel CampEduard Altaba (contrabajo y bajo eléctrico) y Àngel Pereira (batería y percusió). Camp -estrecho colaborador de Lluís Llach y Maria del Mar Bonet, entre otros- ya había trabajado en anteriores discos con Subirana. En este participa en varias piezas, como 'Sonet', un precioso poema de Martí i Pol que suena a vals, y 'Albada nadalenca', de Carles Fages de Climent, con un animado ritmo de charlestón.