Ir a contenido

Brams celebra 25 años "en plena forma"

El grupo de rock repasa en Apolo su carrera con Txarango y Catarres como invitados

Marta Cervera

Acústico de Brams / CARLOS MONTAÑES / VÍDEO: CARLA FAJARDO / ULISES IZQUIERDO

Brams celebra sus bodas de plata con un concierto en Apolo este viernes. El grupo de rock Berga que reivindicó siempre la independencia de Catalunya en sus canciones está hoy más en boga que nunca. "Nuestros fans se ha renovado. Es una pasada ver a gente joven saltando junto al escenario. Nuestros seguidores más veteranos, si vienen al concierto porque se lo permiten sus obligaciones familiares, suelen colocarse junto a la barra", dice Francesc Ribera, más conocido como Titot, que ha sido elegido en Berga como representante de  la CUP y forma parte del equipo de gobierno. Sus seguidores más jóvenes conocen principalmente las canciones de sus dos últimos discos: 'Anem tancant les portes a la por' (2014) y 'Oferta de diàleg' (2011). 

El cantante del grupo y su guitarrista, David Rosell, interpretaron en EL PERIÓDICO una versión acústica de 'Si la vida fos un dia', de su último trabajo, un aperitivo de lo que será el concierto donde participarán dos grupos invitados, Txarango Catarres. Pero habrá sorpresas.  

ACTO CENTRAL

Llevan una intensa gira recordando los 12 discos que han sacado e interpretando las canciones más emblemáticas y también de su último trabajo. "El concierto en Apolo nos hace mucha ilusión, será el acto central de la gira", afirma Titot. "Será diferente porque incluiremos temas que generalmente no solemos tocar. Queremos demostrar que estamos en plena forma aunque hayan pasado 25 años. Las apariencias engañan". Rosell  otro histórico de Brams, guitarrista y productor, asiente.  "Hemos cumplido 25 años porque la salud del grupo es buena. Seguimos al pie del cañón y hay que celebrarlo". 

Pero esa ilusión no la tenían hace 10 años cuando el grupo estuvo bajó la persiana por un tiempo. "En el 2005 creímos que ya no teníamos más recorrido porque ya lo habíamos hecho todo. Pero en el 2009 vimos que aún quedaban cosas por hacer. Igual que nos fuimos sin pedir permiso a nadie, volvimos". Desde entonces han sacado dos álbums que han conectado con el sentir de las nuevas generaciones y la corriente independentista. "Al principio volvimos porque nos apetecía hacer conciertos en invierno y primavera del 2010 pero vimos que se habían incorporado a Brams seguidores de 17 a 25 años que antes no estaban". Pioneros en la proclamas nacionalistas desde el inicio de su carrera, iniciada con 'Amb el rock a la faixa'( 1992) y 'Ni un pas enrere. Segona assamblea' (1993).

MISMA ACTITUD, ENTORNO DIFERENTE

Curiosamente, su primera actuación en la capital catalana no fue tan lejos de Apolo: fue en las Cotxeres de Sants, en el mismo barrio al que regresan para celebrar estos 25 años de trayectoria. ¿Qué es lo que más ha cambiado desde entonces? "Lo más significativo es que en Brams no ha habido un cambio", dice Rosell. "Aunque las letras no son exactamente igual porque nosotros hemos evolucionado y el entorno también, nuestra actitud no ha cambiado, el entorno sí", añade Titot. Brams siempre ha sido un grupo combativo. En el primer disco incluía una canción contra la mili "que es algo que la gente de hoy desconoce, que le suena a la guerra del Rif, a las quintas y a semana trágica", exagera el cantante.  "Las canciones de Brams son crónicas de lo que nos rodea".

Por suerte, en Brams la amistad entre los miembros del grupo perdura. "El 'caliu' entre nosotros siempre ha existido. Por eso cuando lo hemos dejado y hemos vuelto es como si el tiempo no hubiera pasado. Por suerte no hemos tenido que echar nunca a nadie, tampoco nadie se ha ido cabreado. Los cambios se han producido de forma natural".

Más allá de sus proclamas independentistas están orgullosos de haber sido altavoz de sectores muy minoritarios. Y para ilustrarlo el cantante cita 'El dia dels innocents', una canción que defendía la teoría de que el golpe de estado del 23-F había sido orquestado por la casa real, el rey, el estado mayor…. "Esto que hoy muchos no ponen en duda fue muy polémico en su día. En aquella época nos insultaron y nos tildaron de locos", recuerda.

OPTIMISTAS

Se muestran optimistas respecto a la compleja situación que atraviesa Catalunya. "Cuando empezamos, los independentistas éramos centenares, sabías el nombre de cada uno y el pueblo donde venía", dice Titot. "Ahora llenan avenidas como la Meridiana, la Diagonal y atraviesan Catalunya formando una cadena humana". Están convencidos que no hay marcha atrás. "Aunque algo salga mal, con lo que se ha avanzado, es difícil volver donde estábamos, habrá que buscar nuevas fórmulas". Lo mismo en la música, un sector que ha cambiado radicalmente con la aparición de internet y la piratería digital. "La música está cada vez más desprofesionalizada. Son muy pocos grupos quienes pueden vivir de ella y si lo logran es gracias a los conciertos". 

0 Comentarios
cargando