LA ARTISTA SUMA DIEZ AÑOS DE ANDADURA MUSICAL

Mürfila en estado puro

La rockera barcelonesa estrenará en la sala Music Hall, y "más cañera que nunca", su quinto disco, bautizado 'Terrífica'

RICARD FADRIQUE

2
Se lee en minutos
NÚRIA MARTOREL/ BARCELONA

«Nadie me puede parar»; «Mi vida es el rock and roll!», canta Mürfila en una pieza titulada precisamente 'Rockandroll' y que ha elegido como primer sencillo de 'Terrífica'. Con esta contundente tarjeta de presentación la cantautora rockera barcelonesa iniciará el viernes la gira de presentación de su quinto disco, en la sala Music Hall. Le arropará una banda de cinco músicos y ofrecerá, adelanta, un espectáculo «muy cañero y bastante currado visualmente».

Tras el álbum anterior, más acústico [9 balas], dice que le apetecía recuperar a la Mürfila más rockera; «más eléctrica». Más visual, «creando las piezas a modo de experiencias cinematográfica». Y «más sintética»: lo cierto es que sorprende el uso de samplers y sintetizadores. "Bueno, ya los utilicé en 'Miss Líos'. En 'I love ü' eran más evidentes. Pero sí, aquí ya es ¡la fiesta del sinte! Me apasiona su sonido. Venimos del grunge [habla en plural involucrando así al productor y guitarrista Ignacio Miranda]. Pero hemos mamado mucho de Muse y este rollo más de sintetizadores, que no está reñido con el rock. Es un rock bailable, que se puede pinchar».

Sin tapujos ni miedos

Mar Orfila (su nombre real) quería «un disco más Mürfila que nunca». «Que se pareciera lo máximo posible a los conciertos. ¡Y lo hemos conseguido!». Durante el largo año que duró la creación, se encerraron en un estudio «para que la grabación fuera como un laboratorio y, encerrados, ir trabajando, cambiando y sacando canciones». «Hemos hecho lo que nos ha dado la gana; sin tapujos, sin miedo a si gustaría o no. Y no esperaba tan buena acogida».

Noticias relacionadas

Antes de ponerse a trabajar en el álbum, Mürfila había realizado un tour por México. Y cautivada por sus contrastes, belleza y caos trasladó sus vivencias a unas piezas que invitan a bailar, reír, llorar. A base de letras que hablan de la velocidad de la vida, del amor sin frenos, de la guerra, la muerte. «Desde que me has dejado en tierra./ Solo quiero poder volar alto», suspira en 'Enfant terrible', el tema que aborda en EL PERIÓDICO y que nada más terminar desemboca en lágrimas. «Está dedicada a un amigo que se fue».

'Terrífica' (Kasba) es un disco financiado a través del micromecenazgo. Y que seguirá presentando mientras prosigue también con la gira teatral de la conmovedora obra 'Llibert', dirigida por Norbert Martínez. «Fue un regalo que Gemma Brió contara conmigo, porque yo no soy una actriz al uso. Escribió el guión de esta historia biográfica [sobre la eutanasia infantil]. Y me dijo: este personaje eres tú, lo he escrito para ti. Yo compuse la banda sonora. Y actúo todo el rato con la guitarra. El montaje está nominado a varios premios, saliendo de la nada. Sin dinero. Con muchas ganas».