Ir a contenido

SEXTO DISCO DE UN GRUPO 'VINTAGE'

The Pepper Pots llaman a la acción

La banda de soul gerundense publica el álbum 'We must fight'

NÚRIA MARTORELL/ Barcelona

The Pepper Pots interpretan en acústico la canción We must fight. / MÒNICA TUDELA / JOSEP GARCÍA

Soul combativo. Desde el mismo título del disco,'We must fight'y refrendado en la carátula con estas palabras: "La injusticia aflora, y mientras la clase política esconde la cabeza firmando recortes en educación, sanidad y cultura, la gente inventa formas de protesta para no caer en la frustración y la apatía. Un artista de soul no puede quedar indiferente ni eliminar de su música el elemento que mejor le define: alma, dejarse el alma y despertar el alma de sus semejantes", espolea The Pepper Pots.

La banda gerundense vestirá de largo su nuevo compacto el próximo sábado 14 de diciembre en el Auditori de Girona. Será el único bolo que hará con toda la formación al completo, 17 músicos sobre el escenario. Y otra cita a destacar es la del día 28 en la sala Bikini, dentro de la programación del Festival del Mil·lenni. "Antes hacíamos un soul más Motown y sixtie, y ahora hemos pasado a un sonido más de los años 70, influenciado por el deep soul, menos alegre y con mensajes de lucha, porque hay demasiados motivos para enfadarse", constata el guitarrista Luis Luigi King Rodríguez.

La banda se ha visto obligada a readaptarse tras la marcha de una de sus vocalistas, y ha pasado de tener tres a dos (poderosas) cantantes. "El cambio de formación invitaba a decidir si continuar por el mismo camino o dar un paso hacia adelante", explica Aya Sima. "Y ha supuesto a su vez un poco de libertad a la hora de componer", asegura Rodríguez.

Binky Griptite en la producción

The Pepper Pots ha vuelto a reclutar a uno de los nombres más importantes del neosoul, el reputado Binky Griptite, como productor para las voces. El guitarrista de Sharon Jones & The Dap-Kings, director musical de les últimas giras de The Impressions y colaborador de Amy Winehouse (su guitarra suena en 'Black to black'), "ya firmó la producción de 'Now'", trabajo que el conjunto lanzó en el 2009). "Y fue él quien nos propuso volver a trabajar con nosotros", recuerda el teclista Irineu Grosset.

"Fue estupendo, porque ya nos conocía muy bien", añade la cantante Adriana Prunell. "Y ya sabíamos lo exigente que es. Nos corregía mucho en el tema de la pronunciación en inglés. Y consigue sacarnos un sonido muy cálido, muy característico", se congratula Sima.

Visión optimista

'We must fight' cuenta con letras más personales que en trabajos anteriores, "que han ido surgiendo solas, a raíz de las circunstancias; de la crisis -explica Sima-. La situación es insostenible y no podíamos dejarla aparcada. Es nuestra manera de expresar nuestra disconformidad".

"Pero siempre aportando una visión optimista -subraya el guitarrista-. La lectura no es destructiva. Y el mensaje que queremos transmitir es 'el cambio es necesario y vamos a luchar, porque podemos ir a mejor'". Sima asiente: "Al final hay un toque de esperanza. No nos hemos de dejar pisar. Y tampoco permitir que decaiga el ánimo".

La temática amorosa, así como la alegría y vitalidad marca de la casa, siguen estando presentes. "El amor forma parte de nuestras vidas y son temas compatibles. Y no estar enamorado no significa que puedas dejarte dar por saco", aclara Grosset.

The Pepper Pots acumula diez años de batalla, varias giras mundiales con paradas en Estados Unidos, Japon, Inglaterra, Francia, Rusia y Alemania, y colaboraciones con grandes del género como Eli Paperboy Reed, The Impressions y Maxine Brown. Cada vez hay más artistas y grupos en Catalunya que facturan soul, pero "durante demasiado tiempo era una como travesía en el desierto", sostiene el teclista. Esta claro que su alma es luchadora.