Ir a contenido

Entrevista con el cantante, pianista y productor

Manu Guix: "El 'buenrollismo' es un valor en alza"

El artista es el director musical de la banda que arropará a los artistas que participarán el viernes en el macroconcierto 'Les nostres cançons contra la sida'

NÚRIA MARTORELL
BARCELONA

El artista barcelonés canta Dóna-li a la vida en exclusiva para EL PERIÓDICO.

Manu Guix es el director musical de la banda que arropará a los artistas que participarán el viernes en el macroconcierto Les nostres cançons contra la sida en el Palau Sant Jordi. Y no solo esto: acaba de publicar Pas a pas, su primer disco de canciones propias íntegramente en catalán. El pianista, productor y cantante ha contado, atención al dato, con el guitarrista de Sting, Dominic Miller, en la grabación del álbum.

-¿Qué le parece este espectáculo para recaudar fondos en la lucha contra el sida y cómo fue que se unió a la causa?

--Este concierto nace gracias a una iniciativa que como siempre surge de Luz de Gas. La cultura de Barcelona le debe mucho, muchísimo. Yo llevo tocando muchos años en esta sala y me siento parte de la familia. Mi trabajo consiste en ser el director musical de la banda residente que acompañará a los artistas. Me hace mucha ilusión tocar en el Sant Jordi y más para esta causa. Parece que la gente se haya olvidado del sida; que se haya extendido la idea de que ya no provoca muertes y no se le da la importancia que, por desgracia, tiene. Si podemos lograr que sea una enfermedad crónica y curarla será maravilloso. Y eso será más factible si entre todos colaboramos.

-En el 2008 ya se sumergió en el catalán con Onze Llachs, versionando a Lluís Llach. ¿Por qué se ha decidido ahora a componer en este idioma?

-Porque me apetecía. En Pas a pas, todo, letra y música, menos el rap que canta Facto, lo he compuesto yo. Lo que no quiere decir que a partir de ahora componga siempre en catalán.

-En la letra de Crido, Marc Barrachina, el que fuera integrante del grupo Facto Delafé y las Flores Azules suelta: «A mí el que no m'agrada es que no es pugui ballar una sardana ben agafadets com si fos una lambada.../ Bona nit, mal parits, passo del rock amb Ferrusola...»

-Le da el toque gamberro. Buscábamos reírnos de todo, hasta de nosotros mismos. No creo en las banderas ni en los nacionalismos. Y a veces los catalanes pecamos de mirarnos en exceso el ombligo.

-Otro cantante que colabora es Pau Donés, en la optimista Dona-li la vida. ¿No teme que le critiquen por el buenrollismo que destila?

-El buenrollismo hoy en día es un valor en alza. He querido un disco que aporte un poco de luz a esta situación en la que todo falla: la economía, los políticos, la iglesia...

-¿Y cómo logró que Dominic Miller tocara la guitarra en el compacto?

-Cuando Sting actuó en Barcelona, él tenía una actuación en Luz de Gas pero su pianista no pudo venir así que me llamaron para que le sustituyera. No veas: acompañándole en piezas que no había oído nunca. Al día siguiente me presentó a Sting en el camerino y éste soltó: «Ah, tu eres Manu, el que tocó con Dominic». Total, cuando iba a grabar mi disco, llamé a Dominic y se lo plantee. Me dijo que sí en seguida. Cómo flipé.