RECOPILATORIO DE UNA ARTISTA ATÍPICA

Christina Rosenvinge ordena su discografía en 'Un caso sin resolver'

La caja incluye una revisión de 'Chas! Y aparezco a tu lado' y una canción en catalán de Refree

La cantante madrileña interpreta ’Canción del eco’

Se lee en minutos
NÚRIA MARTORELL / Barcelona

La cantante Christina Rosenvinge ha acabado cediendo y ahora promociona, feliz, un pack en el que de forma cronológica revisa su carrera (de 30 años) y se define como Un caso sin resolver (así lo ha titulado). "Durante años la gente de mi alrededor insistía en que recopilara mis discos y yo me negaba porque no quería perder el tiempo mirando hacia atrás mientras viva una etapa tan activa creativamente. Pero luego pensé que dado que Warner tiene gran parte de mi catálogo era el momento de hacerlo, de ordenarlo y limpiarlo, puesto que si no lo hacía yo lo haría la discográfica cuando ya no estuviera", explica, esbozando una sonrisa.

El lanzamiento, además, contiene un jugoso extra. Un compacto y un DVD con rarezas entre las que incluye una revisión de su germinal éxito Chas! Y aparezco a tu lado, y en el que destaca especialmente la pieza en catalán El Sud, compuesta por Refree. "Cuando le conocí le ofrecí hacer un concierto juntos e intercambiar canciones. Y esta me gustó muchísimo. En este momento en el que todo el mundo está tan desencantado, es tan individualista e irónico respecto a ciertas ideas, él hace esta canción tan bonita que es como una promesa de amor y de futuro".

"La música femenina es un concurso de zorras"

Rosenvinge que ha grabado para EL PERIÓDICO un acústico de su pieza Canción del eco, es una artista atípica. En su currículo figura por ejemplo haber participado en el Festival de la OTI y en el Primavera Sound. "Vale, es una trayectoria que va de un extremo a otro, muy inusual y atípica, pero que tiene mucho sentido desde un punto de vista artístico", sostiene.

Noticias relacionadas

De hecho, recientemente un periodista le ha calificado como "la Madonna española". "Sí, sí. Lo leí. Al principio me hizo gracia, pero luego ninguna. Sobre todo cuando decía que era como Madonna, en versión triste. Me parece una visión frívola. Madonna ha ganado mucho más dinero que yo, y yo cada vez he ido ganando menos. Su mutación ha sido fundamentalmente cosmética -constata-, mientras que yo llevo los mismos vaqueros y peinado de siempre. Mi cambio es interior. Y mi trabajo consiste en escribir canciones, cosa que ella, en cambio, dejó de hacer. Toda esta estirpe, este concurso de zorras, Lady Gaga, etcétera, que han ido surgiendo, pues no sé que decirte... La música femenina se ha convertido en un concurso de zorras, la verdad", suelta sin tapujos.

>> Si desea leer la noticia completa, abónese a e-PeriodicoSi desea leer la noticia completa, abónese a e-Periodico