PERFIL DEL GOLEADOR PORTUGUÉS

Gonçalo Ramos, el delantero que Portugal necesitaba para jubilar a Cristiano

  • Autor frente a Suiza del primer triplete en eliminatoria mundialista desde 1990, recoge la estirpe de Pauleta y Nuno Gomes

  • En el Benfica asumió el relevo de Núñez con eficacia: 14 goles en 21 partidos

Gonçalo Ramos, el delantero que Portugal necesitaba para jubilar a Cristiano
2
Se lee en minutos
Sergio R. Viñas
Sergio R. Viñas

Periodista

ver +

Muchos de los hitos que alcanzamos en nuestras vidas tiene que ver con una premisa de naturaleza azarosa: estar en el lugar justo en el momento indicado. Después y antes, claro está, hay que tener el esfuerzo adecuado para colocarte frente a esa situación y el talento en cuestión para poder aprovecharla convenientemente. Gonçalo Ramos, el joven delantero de Portugal que marcó tres goles frente a Suiza, puede dar unas cuántas clases maestras sobre todo ello.

El ariete del Benfica no estaba llamado a ser titular en este Mundial, convocado casi a última hora como uno de los jugadores de complemento de su selección. Es posible que en una lista convencional de 23 hombres (desde la pasada Eurocopa el máximo se amplió a 26) se hubiese quedado incluso fuera, viendo desde Lisboa las andanzas de su selección. Y ahora, así es la vida, es una de las estrellas con las que Portugal encara el reto de ganar el primer Mundial de su historia.

La condición de estrella del Mundial no es exagerada, por mucho que sus méritos se concentren en un solo encuentro por el momento. Y no lo es porque hay que remontarse hasta la edición de 1990, 11 años antes de que Ramos naciera, para encontrar el último precedente de un hat trick en un encuentro de eliminatoria directa en una Copa del Mundo. Su autor fue entonces Tomás Skuhravy, en un Checoslovaquia 4 - Costa Rica 1 de octavos de final. Cuatro años antes, en México, Emilio Butragueño había marcado cuatro en la recordada victoria contra Dinamarca en Querétaro.

La suplencia de Cristiano

"Pues ahora tendrá que pagar la cena", bromeaba a la salida del estadio Lusail, donde se disputó el martes el Portugal 6 - Suiza 1 su compañero William Carvalho. "Lo que tengo que hacer es trabajar tan duro como pueda y luego ya se verá", despejaba él sobre su futuro inmediato en la selección. Su fulgurante aparición aniquiló la polémica sobre la que era la gran noticia del día, la suplencia de Cristiano Ronaldo. Una apuesta arriesgada de Fernando Santos que resultó todo un éxito.

Noticias relacionadas

A Ramos ya le tocó ejercer un rol similar, salvando las distancias, en el Benfica este verano. Darwin Núñez salió rumbo al Liverpool y fue el elegido para ocupar su plaza en el ataque lisboeta. Para eso también tuvo una respuesta extraordinaria: 14 goles en 21 partidos.

Todavía con 21 años, Ramos aspira a ser quien llene un vacío estructural de la selección portuguesa en los últimos años. Desde Pauleta primero y Nuno Gomes después, en los primeros años del siglo, Portugal ha carecido de un ariete puro de primer nivel, rol que ha acabado ejerciendo Cristiano en muchas cosas. Ahora, y con Marruecos en el horizonte este sábado, le toca a Ramos.