Mundial de Qatar

El Mundial de los que no participan: de la TV pirateada de Corea del Norte a los disturbios entre 'ultras' en India

La televisión norcoreana emite los partidos en abierto a través de una señal ilegal y en la que se ven los anuncios de marcas capitalistas como Coca-Cola o Adidas | Seguidores de Brasil y Argentina se enfrentaron en un cementerio del estadio indio de Kerala, mientras que en Ucrania se usan grupos electrógenos para las retransmisiones

La señal de la televisión norcoreana durante la retransmisión del Argentina - Arabia Saudí.

La señal de la televisión norcoreana durante la retransmisión del Argentina - Arabia Saudí.

7
Se lee en minutos
Denís Iglesias

Ni el ambiente enrarecido ni la extraña calendarización han generado un boicot sobre el Mundial de Qatar. Aunque en algunos países como Alemania las audiencias han bajado, globalmente, desde el encuentro inaugural, la atracción por saber qué sucede en el estado árabe ha crecido. Bien para el disfrute de los partidos o para la crítica de lo que sucede en la cita. La globalización manda y existen pocos eventos capaces de atravesar tantas fronteras.

La expectación es tal que, incluso en la fase de grupos, se ha desatado la pasión en países que ni siquiera participan en la cita. El Mundial rompe el hermetismo en Corea del Norte, donde se están emitiendo todos los partidos en abierto a través de una señal pirateada. En China, está siendo motivo de discordia y rebelión contra las constantes restricciones -que todavía continúan- por el coronavirus. Mientras que en Ucrania está ejerciendo de distracción para la población y en Rusia se 'jactan' de haber enviado a uno de los suyos: Gaël Ondoua, camerunés que tiene nacionalidad rusa.

McDonald's en Corea

El caso del seguimiento norcoreano es uno de los más curiosos. La mayoría de los encuentros se retransmiten por el canal principal, la Televisión Central de Corea (KCTV). "Es una señal pirateada, porque cogen una cadena que echa los partidos, solo con audio del estadio. Lo graban y, sobre ésta, ponen su propio comentarista y tapan el logotipo de la cadena para poner el suyo", explica a El Periódico de España, del grupo Prensa Ibérica, el gestor de 'Feker Fanta', una cuenta de Twitter que publica información sobre el desconocido régimen asiático, donde el fútbol, como en el resto del planeta, es el deporte favorito.

Donde la KCTV no ha establecido filtro es en la publicidad. Los logotipos de McDonald's, Coca-Cola (una bebida que se puede comprar en los hoteles), Kia (marca surcoreana), Visa, Adidas y otros patrocinadores oficiales del Mundial son perfectamente visibles. "Algunos medios de Corea del Sur han dicho que se censuraban y no es así, como tampoco los tatuajes", apunta el informador sobre otra de las cuestiones que se han difundido sobre estas emisiones.

Los Chollima, como se denomina a la selección de este país, participaron en dos Copas del Mundo. En 1966 alcanzaron de modo sorprendente los cuartos de final tras vencer a Italia con un gol de Pak Doo-ik. La segunda participación fue en Sudáfrica 2010, donde no pasaron de la fase de grupos. Corea del Norte se retiró en mayo de 2021 de la fase de clasificación para Qatar por temor al coronavirus. Fue el único equipo nacional que tomó esta decisión.

Mientras que en el ranking FIFA masculino ocupan el puesto 112, en el femenino están en la décima posición. Las norcoreanas han sido campeonas del Mundo sub-20 en dos ocasiones: 2006 y 2016. "El fútbol es una pasión desde hace 20 años. En la televisión lo retransmiten cada vez más y se están construyendo estadios por todo el país", asegura el gestor de la cuenta acerca de Corea del Norte, quien adjunta un vídeo de la 'influencer' local Olivia Natasha para mostrar el seguimiento balompédico.

En él se muestran a personas de todas las edades que responden sobre sus gustos. Las respuestas son variadas. Entre los ídolos citados están, desde los 'occidentales' Messi, Ronaldo, Benzema, Haaland y Mbappé hasta los locales Han Kwang-song, quien llegó a jugar en la cantera de la Juventus o Jong Il-gwan, máximo goleador de su selección que estuvo en el fútbol suizo. Lo mismo con los equipos. En las contestaciones se nombran desde el FC Barcelona y el Manchester City hasta el April 25 Sports Club, el equipo más popular del estado autocrático.

Pelea en un cementerio de India

India nunca ha estado en un Mundial y el deporte dominante es el cricket. Sin embargo, este país está considerado, por su población y potencialidad como uno de los mercados en expansión para LaLiga, entre otras competiciones. En estados como Kerala ha enraizado hasta el punto de que los aficionados han tomado partido por las selecciones como si de clubs se tratara.

Antes de la inauguración de la Copa del Mundo, partidarios de Brasil y Argentina se enfrentaron en la ciudad de Shaktikulangara después de hacer 'corteos', como si de ultras italianos se trataran. La pelea tuvo lugar en un cementerio entre personas vestidas con la camiseta verdeamarela y la albiceleste.

En medio, según el vídeo que se ha viralizado, un seguidor solitario de Cristiano Ronaldo con un uniforme de Portugal -país que introdujo el fútbol en Kerala- y algunas personas con banderas de Inglaterra, sin importar el pasado colonial. La afición de Kerala por el fútbol es tal que incluso tiene una selección regional propia. Cada vez que hay un gran torneo, es frecuente ver en las casas o en los coches banderas y símbolos de combinados nacionales, sobre todo de Latinoamérica.

"¿China es otro planeta?"

No solo eso, ha pasado a la acción reprimiendo cualquier reunión que agrave el peor brote de coronavirus en seis meses. Los partidos del Mundial están teniendo gran seguimiento en la emisora nacional CCTV, desde donde se enfatiza que los productos fabricados en China están representados en un torneo al que el fútbol chino no pudo llegar. Todo, a pesar del esfuerzo de un programa estatal que tiene como objetivo ser sede del Mundial algún día. Un deseo verbalizado por el propio presidente El presidente Xi Jinping.

Sin bares a los que ir, según el diario local Global Times, los aficionados "están eligiendo ver los partidos en casa con sus familias". Además, los vuelos entre Doha y China están muy limitados. A esto hay que unirle el malestar que existe entre la población china al ver el disfrute sin restricciones sanitarias de la competición. Una carta abierta difundida a través de WeChat, el WhatsApp chino, cuestiona las políticas 'cero covid' del país y se pregunta si China "está en el mismo planeta que Qatar".

Cortes en Ucrania

A un paso de clasificarse para el Mundial se quedó Ucrania, que perdió en la eliminatoria final de los playoffs frente a Gales. Fue un varapalo, porque hasta para las autoridades gubernamentales se consideraba que estar presente en el torneo serviría para potenciar su mensaje y visibilizar su situación.

Con todo, los ucranianos miran a Qatar. El fútbol ha sido una herramienta para remar hacia la normalidad, de ahí que en agosto se decidió reanudar la liga de Ucrania. "Los partidos de la Copa del Mundo están teniendo mucho seguimiento, aunque los cortes de luz dificultan a veces las retransmisiones. La gente se está juntando en los bares y está empleando grupos electrógenos para poder ver los encuentros", cuenta a este diario Andrew Todos, periodista ucraniano.

Un ruso camerunés

Noticias relacionadas

La invasión provocó el bloqueo internacional de Rusia, resignada a jugar amistosos contra equipos de países afines como los exsoviéticos Uzbekistán, Tayikistán o Kirguistán. Sin embargo, la prensa del país destacó estos días la presencia de un ruso en el Mundial. Se trata de Gaël Ondoua, jugador de Camerún que se crío en el país del este porque su padre trabajaba en la embajada africana.

"Rusia en mi casa, por lo que también la represento y así lo haré para siempre", aseguró el centrocampista del Hannover 96, quien llevó ante Suiza en las botas una bandera de su estado de adopción, y del que también posee la nacionalidad. Nadie quiere perderse el Mundial, por lejos que estén sus posibilidades de clasificarse o independientemente de la distancia. Qatar llega a todos los rincones, con o sin el permiso de las autoridades. Legal o pirateado, el fútbol lo atrapa todo estos días.