GP de Gran Bretaña

Carlos Sainz logra la primera victoria de su vida en la F1

  • El madrileño conquista su primer triunfo tras protagonizar un electrizante pulso con Leclerc, que ha acabado fuera del podio.

  • Los problemas de fiabilidad de Red Bull han dejado fuera de combate a Verstappen, que mantiene el liderato, mientras Alonso termina quinto.

Carlos Sainz celebra su triunfo en Silverstone, este domingo.

Carlos Sainz celebra su triunfo en Silverstone, este domingo. / Ben Stansall / AFP

7
Se lee en minutos
Laura López Albiac

Carlos Sainz buscaba su primera victoria en la Fórmula 1 desde que comenzó la temporada al volante de un Ferrari ganador pero al que le ha costado ‘domar’. El piloto madrileño ha cumplido su propósito en la décima cita del Mundial, en el mejor escenario posible, Silverstone, la ‘cuna’ del automovilismo, y de la mejor forma, tras una espectacular carrera que le reivindica como uno de los 'grandes'. 

Sainz, que ha terminado llorando de emoción, ha conseguido frenar a su compañero Leclerc en un pulso electrizante y se ha beneficiado de una estrategia final de Ferrari con el coche de seguridad, que le ha permitido encarar las últimas nueve vueltas con neumáticos blandos para atacar al monegasco, que se ha hundido con los duros y se ha visto relegado del podio, por Checo Pérez y un Lewis Hamilton entregado a su afición incluso en las peores circunstancias. 

Mención especial también para Fernando Alonso, que ha exprimido al máximo sus opciones en carrera para finalizar en quinta posición. La fiabilidad ha vuelto a jugarle una mala pasada a Max Verstappen, que ha tenido que conformarse con el séptimo puesto, aunque mantiene el liderato del Mundial a la espera de llegar la próxima semana al circuito de casa , el Red Bull Ring en Austria.

Otro ‘milagro’ del Halo

Verstappen, que ha apostado por los blandos de salida, ha protagonizado un arranque fulgurante y ha superado fácilmente a Sainz, con medios, pero un accidente múltiple en el que se han visto implicados hasta cinco monoplazas ha obligado a detener la carrera con bandera roja antes de llegar a la primera curva.

Las cámaras se han centrado primero en el Mercedes de Russell, con un fuerte impacto en la zona trasera y también se han visto los daños en los coches de Tsunoda, Ocon y Albon, pero el peor parado era el Alfa Romeo de Guanyu Zhou, que ha deslizado muchos metros boca abajo hasta impactar en las protecciones. El estado del piloto chino ha mantenido en vilo al paddock durante muchos minutos, aunque tras ser trasladado al centro médico se han descartado lesiones de gravedad. También Albon ha pasado por la clínica, sin mayores consecuencias.

El ‘halo’ que protege la cabeza de los pilotos y que en su día fue tan cuestionado, se ha revelado una vez más como un elemento de seguridad imprescindible y ha efectuado su segundo 'milagro' del día en Silverstone, después del escalofriante accidente de esta mañana en la carrera de la F2, en la que el monoplaza de Dennis Hauger ha volado hasta aterrizar encima del coche Roy Nissany y ambos han salido bien librados

Partir de cero

La carrera se ha reanudado después de casi una hora, sin Zhou, Albon ni Russell, ya que Mercedes no ha tenido tiempo material para reparar los ‘destrozos’ del coche para desesperación del piloto británico, que en las nueve primeras carreras de la temporada había mostrado una regularidad asombrosa y a pesar de los problemas del W13, marchaba cuarto en el campeonato. Primer cero para el inglés y además, en casa. 

Las posiciones de salida se han mantenido, puesto que antes del accidente no se había completado el primer sector del trazado, lo que ha vuelto a dejar a Sainz en primer puesto, seguido de Verstappen y Leclerc, mientras que Fernando Alonso, que había ganado dos puestos en la primera salida, ha vuelto al séptimo en parrilla. 

Situación favorable

Partían todos de cero pero esta vez, en igualdad de condiciones en cuanto al compuesto medio de Pirelli. Y en estas circunstancias, Sainz ha podido culminar una gran arrancada para despegarse de Max, mientras por detrás, Checo Pérez, muy agresivo, ha escalado a la tercera posición. Los dos Red Bull han ‘emparedado’ a Carlos, que ha logrado escaparse, mientras Perez, con el daños en su ala delantera por un toque con Leclerc, ha debido entrar a box. 

La situación para Sainz, liderando la carrera con su compañero Leclerc acechando a Verstappen, se ha vuelto muy favorable. Por detrás, Alonso recuperaba la posición perdida con Gasly en la resalida y subía hasta el sexto puesto, precedido por Hamilton y Norris, en plena batalla de los dos pilotos británicos ante su afición.

Error de Sainz y problemas para Max

Verstappen ha sometido a Carlos a una presión brutal hasta forzar el error del madrileño, que ha perdido el control del Ferrari y ha perdido la posición con el neerlandés en la décima vuelta. Sin embargo, dos giros más tarde la carrera ha deparado otro golpe de efecto. El líder del Mundial ha reportado problemas en el coche y ha hecho una parada por un pinchazo. “El coche está 100% roto” ha alertado Max tras volver a pista. “Puedes continuar, es seguro, no es nada estructural”, le han tranquilizado desde Red Bull mientras el campeón seguía cediendo tiempo y rodaba sexto, detrás de Alonso.

Leclerc, tercero en el campeonato a 49 puntos de Verstappen, ha iniciado su particular duelo fratricida con Sainz para intentar atrapar al madrileño en la zona de DRS. Ferrari no ha intervenido en la lucha de sus dos pilotos, aunque el monegasco se acercaba irremediablemente a ritmo de vuelta rápida. Carlos, con prioridad en el pit stop, ha hecho su primera parada y ha vuelto tercero a pista, con Leclerc y un ambicioso Hamilton al frente.

Duelo en Ferrari

Con Verstappen ya fuera de juego, intentando seguir en carrera para minimizar daños y Leclerc a dos segundos de Sainz tras efectuar su parada, el madrileño seguía soñando con su primera victoria. “Teneis libertad para luchar” ha indicado la Scudería a sus dos pilotos, mientras Leclerc recortaba diferencias a velocidad de vértigo. Carlos ha cedido ante su compañero a falta de 20 vueltas, ambos pendientes de Hamilton, que lideraba antes de una mala parada y ha vuelto a pista por detrás de los dos Ferrari.

Leclerc volaba (1.31.7) y ha abierto hueco con Sainz , que se ha situado ya a más de 3 segundos, mientras que Hamilton, impulsado por sus fans en un circuito en el que atesora ocho victorias, no se conformaba con el tercer puesto del podio y presionaba al español en modo ‘martillo’.

Coche de seguridad

El Alpine de Ocon se ha averiado en mitad de la pista y ha propiciado un coche de seguridad que ha cambiado el escenario de la carrera, con 12 vueltas por delante y neumáticos blandos para Sainz. Ferrari ha protegido al madrileño de Hamilton, pero ha dejado a Leclerc en pista, una estrategia que ha favorecido a Carlos. “Este final va a ser duro”, resumía el monegasco por radio. Y en efecto, el desenlace del Gran Premio de Gran Bretaña ha reservado la máxima emoción.  

Sainz ha conseguido superar a Leclerc a nueve vueltas del final y Checo ha aprovechado un despiste de Hamilton tras el coche de seguridad para adelantar al inglés en la pelea por la el tercer puesto. Alonso le ha ganado la partida a Norris por el quinto. 

Final épico

Noticias relacionadas

Lo que había comenzado como un sueño se ha convertido en una posibilidad muy real. Carlos Sainz ha enfilado camino de su primera victoria en la Fórmula 1. Por detrás con Leclerc cada vez más vulnerable ante Pérez y Hamilton, ambos con neumáticos blandos, el grupo, al que también se ha unido Alonso, ha iniciado un festival de adelantamientos.

Sainz ha cruzado la meta con un grito de rabia por un éxito histórico, en su gran premio 150 y en el mejor de los escenarios, Silverstone, que vio nacer el Mundial en 1950. Pérez, segundo en el campeonato, ha sido segundo en el podio y ha recortado distancias con el líder Verstappen (7º), mientras que Hamilton ha cumplido la promesa a su afición y ha completado el podio, dejando fuera a Leclerc, cuarto, con Alonso quinto al final.