Fórmula 1

Palo a Alonso en la biografía de Hamilton

Frank Worrall, periodista del Sunday Times y The Sun, da la versión británica del pulso Hamilton-Alonso en 2007

Compara a Fernando con 'Pierre Nodoyuna' y sus fuentes se refieren a él como "inmaduro, por no decir grosero"

La biografía de Hamilton incide en su pulso con Alonso en McLaren, en 2007 | @F1

La biografía de Hamilton incide en su pulso con Alonso en McLaren, en 2007 | @F1

2
Se lee en minutos
El Periódico

Ya ha llegado a las librerías españolas el libro de Frank Worrall, titulado 'Lewis Hamilton: La biografía definitiva del piloto de Fórmula 1 más laureado de todos los tiempos' . El periodista, que escribe en Sunday Times y The Sun, firma un retrato edulcorado del piloto, ídolo de la afición británica, al que considera el "salvador" de la Fórmula 1. Pero lo que más sorprende es que más que centrarse en el polémico final de temporada 2021 y en la forma en la que Hamilton perdió su octavo título ante Max VerstappenWorrall dedica buena parte de su obra a la rivalidad de Lewis y Fernando Alonso en la turbulenta temporada que compartieron en McLaren en 2007.

Alonso, atacado sin piedad

Y como era de esperar, Alonso sale 'mal parado'. El periodista británico hace una cruel referencia al asturiano :"Mi hijo de nueve años dijo: 'Alonso es un poco como Pierre Nodoyuna, de Los autos locos, ¿a que sí papá?' Pues sí, comparte con el personaje animado el querer ganar a toda costa. A diferencia de este último, que era capaz de ocultar sus intenciones al menos hasta el final del capítulo, ese año Fernando parecía incapaz de disimularlo. Era incapaz de ver que estaba recibiendo mejor trato".

Worrall cita a una fuente anónima de McLaren en aquella época, que asegura que causó "mucho revuelo en la prensa que Alonso declarara que favorecíamos a Lewis porque es británico. Eso es una patraña. Somos un equipo, todos nos debemos a McLaren. Ron (Dennis) no permitiría que eso sucediese. En todo caso fue Lewis quien corrió con el coche más lento por ser el debutante. Lewis es único, se aplica más que la mayoría de los pilotos experimentados y, a diferencia del resto, está tocado por una varita mágica. Alonso casi siempre estaba enfadado, iba a mil revoluciones para aferrarse al título. Y, aún y así, Lewis le dio más de un repaso sin despeinarse, manteniendo siempre la elegancia y con el público de su lado".

Lluvia de halagos para Hamilton

Noticias relacionadas

No menos severa es la aportación del periodista inglés Rory Ross: "Hamilton es más famoso en España que el propio Alonso, por más que pueda molestar al asturiano. En 2007 el español estaba victimizándose. Trato de desestabilizar a Lewis y socavar su confianza. Lewis recibía peor trato. Alonso, en ocasiones, se mostró increíblemente insensible, duro y desalentador en exceso. Al público le costaba admirarle y él parecía permitir que el mocoso le irritara. Había perdido la batalla psicológica. Había sido, cuanto menos, inmaduro, por no decir grosero, impropio de un bicampeón. Lewis se mostraba siempre afable y accesible", suelta.

En esa misma línea de encumbrar a Hamilton, el libro le presenta como la figura clave para que la Fórmula 1 renaciera en 2007, tras la retirada de Schumacher: "Puso de moda un deporte que estaba estancado. Logró que el automovilismo pasara de ser un deporte casi marginal a un espectáculo de masas. Se erigió en un insólito salvador de la F1 y el GP de Gran Bretaña. Lewis era el paradigma de lo molón, la persona con la que estaba en deuda un ejército de trabajadores de la industria de la F1".