GP de Arabia Saudí

Verstappen y Hamilton se jugarán el título en la última carrera

  • El británico suma en Arabia su octava victoria del año y llega empatado a puntos con Max a la última carrera en Abu Dhabi

  • La carrera en Jeddah, plagada de incidentes, tuvo tres salidas y deparó un duelo de 'gladiadores' entre los dos aspirantes al título

Hamilton, tras su polémico triunfo en Arabia.

Hamilton, tras su polémico triunfo en Arabia. / Giuseppe Cacace / AFP

4
Se lee en minutos
Laura López

Lewis Hamilton consiguió su octava victoria en el Mundial 2021 después de otra tremenda batalla con Max Verstappen a quien de madrugada lo sancionaron con 10 segundos que no varían posiciones. El Gran Premio de Arabia Saudí estuvo repleto de incidentes, con tres salidas después de dos banderas rojas, y un duelo de auténticos 'gladiadores' entre los dos pilotos que se están jugando el título. Una vez más volvieron a saltar chispas entre el británico y el neerlandés, que llegarán empatados a puntos a la última carrera del Mundial, la próxima semana en Abu Dhabi.

La salida fue limpia. Hamilton arrancó bien, Bottas cubrió de manera impecable el interior y Verstappen, quizá escarmentado por su error en la clasificación y con mentalidad de campeonato, fue más conservador, por lo que el orden de parrilla se mantuvo. 

Alonso y Sainz, que partían 13º y º15º, respectivamente, recuperaron tres posiciones hasta encontrarse, pero el madrileño, con más ritmo, siguió su escalada, mientras que el asturiano iba perdiendo fuelle. Con la misma estrategia de neumáticos (medios) para Hamilton y Verstappen y un ritmo lento de entrada, parecía que al líder del Mundial solo le quedaba esperar al 'baile' de paradas para intentar sorprender a su rival.

Apuesta ganadora

No hizo falta. Un fuerte accidente de Mick Schumacher, que estrelló su Haas en las protecciones de seguridad, cambió completamente el escenario de la carrera. Con el coche de seguridad en pista desde la vuelta 10, Mercedes llamó a box a Hamilton y Bottas. La respuesta de Red Bull fue la contraria y Verstappen siguio en pista con las mismas gomas, liderando provisionalmente. 

Tres vueltas más tarde, el director de carrera de la FIA Michael Masi decretó bandera roja al considerar que las barreras Tec-Pro estaban demasiado dañadas y debían ser reemplazadas. "¿Puede cambiar neumáticos (Verstappen) si se para la carrera?" prgeuntó Hamilton, atónito. Pero ya sabía la respuesta. "Si". La de Red Bull era la apuesta ganadora. La carrera se reanudó con 'Mad' Max al frente de la clasificación y neumáticos nuevos, por delante de los dos Mercedes.

Nuevo lío

Pero en la resalida Hamilton volvió a ganarle la partida a Verstappen, que no tuvo más remedio que irse por fuera y salió de la curva en una discutible primera posición. Ocon aprovechó el espacio entre ambos para situarse delante, justo cuando otro accidente en la cola del pelotón, con Mazepin, Sergio Pérez y Russell implicados, provocó una segunda bandera roja que complicaba enormemente las cosas a los comisarios para ordenar de nuevo la parrilla. 

La negociación de la FIA con los representantes de Mercedes y Red Bull, que pudo seguirse por radio, fue lo más parecido a un 'mercado persa'. "Te ofrezco Ocon, Hamilton y Max P3, o le paso el tema a comisarios", dijo Massi a Horner, que ha aceptado a regañadientes.

Reacción de campeón

El Gran Premio de Arabia Saudí tuvo una tercera salida con Ocon al frente, por delante de Hamilton, Verstappen, Ricciardo y Bottas. Increíble y no apto para cardiacos. Esta vez, Verstappen logró sorprender con los medios y puso en cabeza con una impresionante frenada en la primera curva, a la que llegaron los tres en paralelo. Los alerones de Ocon y Hamilton se rozaron y el neerlandés les superó netamente

A partir de aquí los dos aspirantes al título impusieron un ritmo trepidante, acariciando los muros en el rapidísimo y peligroso circuito de Jeddah. Hamilton inició su persecución, presionando en busca de DRS con Verstappen, que se defendía con uñas y dientes, todavía con media carrera por delante.

Varios incidentes entre Tsunona, Vettel y Raikkonen sembraron la pista de trozos de fibra y piezas desprendidas de los monoplazas. El coche de seguridad virtual para retirarlas dio un respiro a Vertstappen para dosificar sus neumáticos medios e intentar llegar hasta el final. La acción comenzó de nuevo a falta de 17 vueltas, con 1,7 segundos entre el Red Bull y el Mercedes.

"Este tío está loco"

Hamilton intentó un primer adelantamiento y Verstappen, que perdió la zona trasera de su monoplaza, se saltó la curva 2, lo que le obligaba a devolver la posición. La forma en que lo hizo fue frenando justo delante del Mercedes. "Este tío está loco. Es lo más sucio que se puede hacer", protestó Lewis, con el alerón delantero dañado, mientras sus respectivos boxes asistían incrédulos al polémico pique. La sala de comisarios anunciaba una penalización de 5 segundos para Max, a la espera de ampliar su investigación por el cúmulo de incidentes en apenas tres vueltas entre dos pilotos que se están jugando el título a 'cuchillo'. 

Finalmente, Verstappen perdió su primer 'match ball' por la corona y acabó segundo en el podio, precedido por un Hamilton en racha, que ya suma tres victorias consecutivas. Bottas fue tercero y evitó en la misma línea de meta que Esteban Ocon pudiera darle otra alegría a Alpine. El francés acabó cuarto, mientras que su compañero Alonso no pudo entrar en los puntos (13º) y Carlos Sainz fue octavo.

Noticias relacionadas

Así lo contamos en directo