Automovilismo

Alonso regresa al podio de la Fórmula 1 en un GP de Catar ganado por Hamilton

El británico recorta un poco más la diferencia con Verstappen en el campeonato y el asturiano acaba tercero tras una brillante carrera

ANDREJ ISAKOVIC / AFP

3
Se lee en minutos
Josep Viaplana

Lewis Hamilton ha logrado la séptima victoria de la temporada en el GP de Catar, la 102ª de su carrera deportiva y ha arañado unos importantes puntos a Max Verstappen, que después de perder cinco plazas en la parrilla por una sanción acabó segundo después de una fulgurante remontada. A falta de dos carreras para que termine el campeonato más apretado, competitivo e igualado la diferencia entre los dos aspirantes al título se ha reducido de 14 a 8 puntos. 

Todo está abierto. Hamilton, que ha ganado las dos últimas carreras, está dispuesto a luchar por el octavo título hasta el final y en el circuito de Losail, que es la primera vez que ha albergado un gran premio de fórmula uno, ha vuelto a refrendar sobre la pista que nunca se rinde.

Enorme Alonso

La batalla por la tercera plaza ha sido apasionante entre Checo Pérez, que ha protagonizado una gran remontada con una carrera al ataque y muy agresiva, Fernando Alonso, refrendando que a sus 40 años no ha perdido ni un ápice de su talento, y Valtteri Bottas, que después de una pésima salida ha recuperado posiciones hasta que ha sufrido un pinchazo por retrasar en exceso el primer 'pitstop' y ha quedado fuera de juego.

Alonso ha salido airoso de esta batalla, sumando su primer podio desde 2014, el 98º de su carrera deportiva en F1, y dándole a Alpine el segundo de la temporada. Con una enorme actuación, el asturiano ha conseguido un resultado que parecía impensable a su llegada a Catar y en el que puso sus cimientos con una gran calificación el sábado y un excelente ritmo en carrera.

Espectacular carrera la de Fernando Alonso, que logró la mejor posición en la parrilla desde que regresó a la Fórmula Uno. La quinta plaza de la 'qualy' se mejoró en parrilla por las sanciones, arrancando tercero y colocándose segundo tras superar a Gasly en la salida. Perdió posición con Verstappen en la quinta vuelta, pero el asturiano se convirtió en uno de los grandes aspirantes al podio desde el primer momento y lo rubricó al final pese al ataque desesperado de Checo Pérez, quien no pudo culminar su remontada por la aparición a tres vueltas del final de un Virtual Safety Car por un aparatoso pinchazo de Latifi.

Sanción para Verstappen

Golpe de teatro en la parrilla. La polémica, después de un plácido sábado, llegó cuando apenas faltaban dos horas para el inicio del gran premio. Los comisarios, tras analizar las imágenes y escuchar a los protagonistas, decidieron sancionar a Verstappen y Bottas por no ralentizar con las banderas amarillas en la Q3 tras quedarse Gasly parado en la recta. Max recibió cinco posiciones en la parrilla y dos puntos en el carnet por no hacer caso a una doble amarilla, mientras que Valtteri tres puestos en la parrilla y un punto en el carnet por hacer caso omiso de una bandera amarilla.

Si el ambiente estaba caldeado, más leña al fuego. Verstappen, que pasó de segundo a séptimo, salió encendido y después de ganar tres posiciones en la primera vuelta ya pasó segundo en el quinto giro. Lewis Hamilton, que auguraba una carrera plácida, vio repentinamente como su principal adversario ya se colocaba a su estela. 4 segundos les separaban y el ritmo de los dos primeros era muy superior al de todos sus adversarios.

Noticias relacionadas

Después de sus primeras paradas en boxes se mantuvieron las posiciones, con Hamilton liderando la carrera con una ligera ventaja sobre Verstappen. A partir de ahí, Mercedes ha 'copiado' la estrategia de Red Bull, parando justo después del rival en sus dos 'pitstops' y evitando tomar riesgos en una carrera que tenían bajo control. La vuelta rápida, que otorga un punto, ha sido finalmente 

Carlos Sainz, por su parte, perdió dos posiciones en la salida y, ahogado en el tráfico, tuvo una carrera difícil. El madrileño acabó finalmente octavo, justo por delante de Charles Leclerc y sin poder adelantar en los últimos compases de la carrera a Lance Stroll, que ha ralentizado su ritmo.