GRAN PREMIO DE F-1 EN EEUU

"Estúpido idiota": tensión en Austin entre Verstappen y Hamilton

  • Tras un intenso pulso en la pista durante los libres 2, Max le ha dedicado insultos y una peineta a su rival 

  • La acción, poco habitual en unos libres, refleja la tensión y la rivalidad de los dos aspirantes al título

Verstappen y Hamilton, al límite en los libres de Austin.

Verstappen y Hamilton, al límite en los libres de Austin. / DAZN

4
Se lee en minutos
Laura López Albiac

Solo 6 puntos separan al líder Max Verstappen de Lewis Hamilton. El Mundial más ajustado de los últimos tiempos encara su recta final, a partir de este fin de semana en Austin. Quedan seis grandes premios y después de una temporada marcada por los sobresaltos y la intensidad en la pista, todo es posible de aquí a final de año, cuando el campeonato más largo de la historia (22 carreras) baje el telón en Abu Dhabi (10-12 diciembre).

Este mismo viernes, en los libres, ya se ha vivido un episodio de alta tensión entre ambos, que se han encontrado rueda con rueda en la pista. La cosa ha terminado con peineta y enfado monumental del neerlandés. "Idiota, estúpido", ha espetado el piloto de Red Bull por radio.

La tensión es enorme. En Silverstone y Monza el pulso de los dos 'gallos' del Mundial terminó en accidente. Y este fin de semana el GP de Estados Unidos ya ha deparado un primer pique. Verstappen levantó el pie del acelerador a final de recta para para preparar su vuelta lanzada. Hamilton, que venía por detrás, no quiso esperar a que Max acelerase y no dudó en presionarle , obligando al neerlandés a cortar. Max le dedicó una ostentosa peineta. El tramo final de temporada se presenta apasionante.

Si tomamos como referente las 16 primeras pruebas, no hay duda de que estamos ante uno de los mejores pulsos de la Fórmula 1, a la altura de los que en su día protagonizaron Senna y Prost, Lauda y Hunt o Alonso y Schumacher. Duelos que se resolvieron ‘in extremis’, peleando a ‘cuchillo’ por cada punto, como hacen ahora Verstappen y Hamilton. Un alivio para los aficionados después de una larga etapa de dominio de Mercedes.

Finales al límite  

El último campeonato que se definió en la última carrera fue el de 2016. Nico Rosberg logró desbancar a su compañero Hamilton por 5 puntos. Ambos llevaron aquel enfrentamiento más allá de la pista y la relación acabó muy deteriorada. Hasta el punto que Rosberg anunció su retirada al recibir su trofeo de campeón en la Gala de la FIA.  

Para dar con el final de temporada más ajustado de la historia hay que remontarse a 1984. Niki Lauda venció a su compañero Alain Prost por 0.5 puntos. Los dos pilotos de McLaren llegaron a la última cita separados por tres puntos y medio. Al austríaco le bastaba ser segundo en Estoril y lo cumplió, conquistando su tercer y último título mundial. Ese año en Mónaco se otorgaron la mitad de los puntos por lluvia.

Cinco años más tarde, en 1989 la F1 asistió al Mundial más polémico de todos los tiempos. Los dos mejores pilotos Prost y Senna, compañeros en McLaren, llegaron a la penúltima carrera, en Suzuka, siendo los únicos con opciones al título, aunque con 16 puntos de ventaja para el francés. A siete vueltas del final, sus monoplazas se ‘engancharon’. Prost tuvo que abandonar y Senna pudo continuar tras cambiar el morro, pero le descalificaron y ‘el Profesor’ fue el campeón. 

Una temporada después, con Prost ya en Ferrari, se repitió la historia en Japón. Senna y Prost chocaron nada más comenzar. Pero esta vez el abandono mutuo benefició a Senna, que logró su tercer título.

En 1976, Niki Lauda y James Hunt mantuvieron otra cerrada lucha y llegaron a final de temporada separados por 3 puntos. Lauda tuvo retirarse en Japón y Hunt acabó coronándose por un solo punto.

El primer Mundial de la historia, en 1950, también deparó una alta dosis de emoción. El argentino Juan Manuel Fangio defendía en Monza 5 puntos de renta sobre sus compañeros en Alfa Romeo, Giuseppe Farina y Luigi Fagioli. Fangio era el favorito y además consiguió la pole, pero una avería le dejó fuera de combate y Farina se alzó con el título.

Noticias relacionadas

Las luchas de Alonso

Fernando Alonso (13º este viernes tras sufrir muchos problemas, con Sainz noveno) fue protagonista en dos finales de ‘alta tensión’. El primero en 2006, frente a Michael Schumacher, que terminó a 13 puntos en un vibrante desenlace. En 2010, con Ferrari, Alonso tuvo que dar su brazo a torcer ante Sebastian Vettel. Tras una última batalla en Yas Marina en la que saltaron ‘chispas’, el alemán dejó sin premio a Fernando por 4 puntos.