mundial de f-1

Ocon triunfa en Hungría con la ayuda de un gran Alonso

  • El francés ha logrado su primera victoria en la F1 con la inestimable colaboración del asturiano tras su lucha titánica con Hamilton, líder antes del descanso veraniego

  • Sainz termina tercero después de que los comisarios descalificaran a Vettel, segundo, por llegar a meta con menos combustible de lo permitido

Alonso levanta a Ocon en Hungría.

Alonso levanta a Ocon en Hungría.

5
Se lee en minutos
Laura López Albiac

El Gran Premio de Hungría ha deparado una épica carrera, con inesperado vencedor y duelo titánico de dos grandes campeones. Esteban Ocon se ha llevado su primera victoria en el Mundial, también la primera para Alpine, gracias a la impresionante labor de equipo de Fernando Alonso, que durante muchas vueltas ha conseguido contener a Lewis Hamilton.

Ocon ha subido al podio por delante, en principio, de otro gran campeón Sebastian Vettel (Aston Martin) y de Hamilton, que se marcha de vacaciones después de recuperar el liderato frente a Max Verstapppen con ocho puntos de ventaja. El neerlandés se ha visto implicado en un accidente múltiple provocado por Bottas en la salida y ha tenido muchos problemas para aguantar en carrera con el Red Bull muy dañado, para concluir noveno. 

A última hora de la noche, los comisarios de la F-1 descalificaron a Vettel por llegar a meta con menos combustible de lo permitido. Eso tuvo consecuencias en el podio. Hamilton pasó a la segunda plaza y Carlos Sainz ocupó la tercera plaza. Alonso, que había acabado quinto, quedó registrado como cuarto.

Golpe de Bottas

El GP de Hungría ha tenido la salida más complicada de la temporada, con la aparición de la lluvia justo antes de comenzar y un accidente de Valtteri Bottas que ha provocado un auténtico strike en la parrilla, tras tocarse con Lando Norris, dejando fuera a los dos Red Bull de Max Verstappen y Sergio Pérez. Stroll además, ha eliminado también a Charles Leclerc (Ferrari), mientras que Hamilton, que partía en pole, ha mantenido la posición.

El inglés ha continuado adelante, seguido de Esteban Ocon (Alpine), Sebastian Vettel (Aston Martin) y Carlos Sainz (Ferrari), que venía desde la 15ª plaza de parrilla. Alonso, que había arrancado noveno, también ha esquivado el 'lío' monumental de la salida y se ha situado séptimo. Tras la primera vuelta, los comisarios han mostrado bandera roja.

Mientras que Pérez, Stroll, Bottas y Leclerc, y poco después Norris, han tenido que abandonar por el incidente múltiple que ha provocado el piloto finlandés de Mercedes, Verstappen ha podido seguir en pista, en 13º puesto, aunque con graves daños en su monoplaza, especialmente la pérdida del Bargeboard, que sus mecánicos han reparado a toda prisa antes de la segunda salida.

Hamilton, de primero a último 

Las previsiones de tormenta no se han cumplido y el asfalto del Hungaroring se ha secado a gran velocidad. Durante la segunda vuelta de formación todos los equipos se han dado cuenta de esta circunstancia…. menos Mercedes y Hamilton, que ha sido el único que no ha entrado a cambiar los neumáticos intermedios de lluvia y se ha encontrado solo en la parrilla cuando se han apagado los semáforos, mientras los demás salían desde el pit lane con neumáticos de seco. Una imagen inédita. 

Cuando ha comenzado la carrera, Hamilton ha tenido que parar y se ha encontrado al fondo de la parrilla, que después de un accidente de Mazepin, era ya solo de 14 coches, con Ocon y Vettel liderando y Sainz y Alonso en quinta y sexta plaza. “¿Soy el último? Esto es ridículo”, ha espetado Lewis por radio. Su equipo ha intentado animarle: “Verstappen tiene el coche dañado, tu eres el más rápido”.

La reacción de Hamilton y el acierto de Sainz y Alonso

Mercedes ha enmendado su tremendo error con un ‘undercat’ de libro a Verstappen. Hamilton ha entrado en boxes tras 20 vueltas para montar los duros y ha vuelto a la pista por delante del holandés, en 10ª y 12ª posición, respectivamente. Mientras el heptacampeón ha comenzado su remontada para librarse del aire sucio que implica rodar en posiciones retrasadas, Max aguantaba como podía con un monoplaza muy mermado: “El coche está roto, hago lo que puedo”, decía el neerlandés fuera de la zona de puntos.

Sainz y Alonso ha copado buena parte del protagonismo a mitad de carrera. Mientras que Ocon y Vettel libraban su particular batalla por la victoria, Carlos ha rechazado la indicación de Ferrari y ha preferido aplazar su parada. Una inteligente lectura de carrera que ha dejado al madrileño en disposición de asegurarse el podio en Hungría. Alonso, que ha sido el último en entrar a box y ha llegado a liderar la carrera (vuelta 38), también ha acertado en su estrategia y ha vuelto a pista quinto, precedido por Hamilton y Sainz.

Final épico 

Hamilton se ha quedado sin neumáticos y ha tenido que efectuar una parada extra a falta de 22 vueltas. El inglés ha vuelto a pista por detrás de Alonso (a 15”) y ha comenzado su escalada a un ritmo frenético. En solo dos vueltas ya le había arañado a 5 segundos a Fernando, que a su vez y presionado por Lewis, se ha echado encima de Sainz. Mientras los dos españoles mantenían un pulso vibrante por el podio, Hamilton lanzaba su ataque fulminante.

Noticias relacionadas

Pero entonces ha ocurrido lo inesperado. Fernando Alonso, que el jueves cumplió 40 años, se ha reencontrado con su mejor versión y ha conseguido mantener a raya a Hamilton durante de 10 vueltas de ‘infarto’. Hamilton se ha desesperado intentando superar al asturiano, pero al final ha impuesto la potencia de su W12 y ha adelantado a Alonso a falta de 5 vueltas y ha dejado a Sainz sin podio a tres vueltas del final. El británico se ha conformado con un tercer puesto que le permite recuperar el liderato y marcharse de vacaciones con ventaja sobre un desafortunado Verstappen, que ha cruzado la meta en décima posición. Luego los comisarios elevarían a mejor su posición final.

En la pelea final por la victoria Ocon ha dejado atrás a Vettel. El francés ha logrado su primera victoria en el Mundial y la primera para Alpine , con la inestimable colaboración de Alonso.