FÓRMULA 1

Ferrari, feliz con Carlos Sainz

Carlos Sainz, en los boxes.

Carlos Sainz, en los boxes. / REUTERS

Se lee en minutos
Laura López Albiac

Carlos Sainz solo ha necesitado cinco grandes premios con Ferrari para darle la primera alegría a sus tifosi. El podio de Mónaco es el primero para la Scuderia desde el que logró Vettel en Turquía 2020. Y para ver un bólido rojo en la segunda posición hay que remontarse a la primera carrera del año pasado, cuando Charles Leclerc brilló en Austria. Sainz ha sabido gestionar con nota un fin de semana de contrastes, con dosis de mala y buena suerte. Si el sábado terminó frustrado al perder su oportunidad de pole por el accidente de su compañero, el domingo el KO de Leclerc y Bottas le permitió exhibir sus mejores armas: calma, confianza, fiabilidad y precisión. “Se le ha escapado la victoria, pero seguro que llegará pronto”, proclamó su amigo Fernando Alonso. La experiencia le dice que el podio de Mónaco será el primero de muchos.

Inconformista y ambicioso, Sainz se marchó del Principado con la sensación de que Ferrari tenía ritmo para conseguir la victoria. Él y Leclerc dominaron desde los entrenamientos libres del jueves y tanto en clasificación como en carrera demostraron que las prestaciones del coche eran reales. "Todo el mundo en el paddock se ha mostrado sorprendido de que Ferrari rindiese a este nivel. Queríamos la victoria y, desafortunadamente, no hemos podido conseguirla por las circunstancias. Pero estoy contento de ver a Ferrari dar este paso adelante", afirmó.

"Es un gran resultado"

“Creo que he demostrado que la próxima vez que se me presente la oportunidad estaré ahí para aprovecharla”, advirtió Carlos. No será seguramente en la siguiente cita del calendario, Azerbaiyán (4-6 junio). Sainz es consciente de que el Ferrari no será tan competitivo en un circuito mixto. “No espero este nivel de rendimiento en Bakú, pero el coche está progresando bien. Si los de delante, Mercedes y Red Bull, cometen un error, puede que éste no sea el único podio esta temporada”, concedió.

“Soy consciente de que el rendimiento del coche no será igual en otros circuitos, pero si Mercedes y Red Bull fallan, estaremos ahí"

Carlos Sainz, piloto de Ferrari

A pesar de su juventud (26 años) el piloto madrileño atesora una notable experiencia tras siete temporadas en la Fórmula 1 con Toro Rosso, Renault, McLaren y ahora Ferrari. Su primer podio llegó en Brasil 2019 (3º) y el año pasado, con McLaren, elevó el listón en Italia (2º). Pero sin duda su segunda posición en Mónaco le consagra definitivamente en la historia de la Scuderia. "Es un gran resultado. Cuando mire atrás estaré contento y orgulloso de este día”, dijo Carlos en el podio de Mónaco, después del mejor baño de champagne de su vida.

Binotto, entusiasmado con Carlos

Mattia Binotto, el jefe de Ferrari, golpeó suavemente la espalda de Sainz en la rueda de prensa de Mónaco. Miraba a su piloto entusiasmado. “¡Que gran fichaje!”. Contuvo su alegría porque en la comparecencia estaba también un cariacontecido Leclerc. “Ha sido un fin de semana de emociones muy diferentes. Teníamos una oportunidad real de ganar. Está la satisfacción por la gran pole de Charles, así como el primer podio de Carlos de rojo y, sobre todo, las señales de que el equipo está progresando, teniendo en cuenta dónde estábamos en el pasado”, comentó el suizo.

Noticias relacionadas

"Carlos lo está haciendo muy bien, integrándose en el equipo, cogiendo confianza en el coche. Realmente se merece su primer podio con nosotros. Estoy bastante seguro de que no será el último", pronosticó Binotto, que enfatizó la buena sintonía de su joven tándem de pilotos. "Me ha gustado ver a Charles en la ceremonia del podio con Carlos. Ha sido un día muy difícil para él, pero ha querido estar con nosotros entendiendo que era un momento importante para el equipo".

Laurent Mekies, director deportivo del equipo de Maranello, también elogió a Sainz. "Tenerle al mismo ritmo que Charles en Mónaco es excepcional", valoró tras la pole. En el Mundial, Carlos ya está a solo 2 puntos de su compañero y teórico jefe de filas Leclerc, sexto con 40 puntos.