FÓRMULA 1

Ferrari brilla en los entrenamientos de Mónaco

La Scuderia comienza con un ilusionante doblete en la primera jornada del Gran Premio de Mónaco, quinta prueba del calendario.

Sainz, en Mónaco.

Sainz, en Mónaco. / REUTERS

Se lee en minutos
Laura López Albiac

Dos años después los motores han vuelto a rugir este jueves en las calles del Principado de Mónaco, escenario del quinto gran premio de la temporada 2021. La pandemia obligó a suspender en 2020 la cita más emblemática del calendario de Fórmula 1, que ahora vuelve con más alicientes que nunca, empezando por el intenso pulso que dirimen los hombres de Mercedes y Red Bull, Lewis Hamilton y Max Verstappen, separados por 14 puntos en la clasificación del Mundial. Pero también hay un plus de emoción para los aficionados españoles, que por primera ven a Carlos Sainz pilotando el Ferrari al límite y a un Fernando Alonso que en su regreso a la carrera en la que ganó en 2006 y 2007 ha comenzado con un susto, al romper el alerón de su Alpine tras impactar con el guardarrail durante la sesión matinal.

La reducción del tiempo destinado a los primeros entrenamientos libres en Mónaco (de 90 a 60 minutos por sesión), han complicado especialmente la labor a los jóvenes debutantes en la F1, que este año son el japonés Yuki Tsunoda, el alemán Mick Schumacher y el ruso Nikita Mazepin, pero también a un veterano como Fernando, que después de estar dos años sin pilotar un F1 apenas lleva dos meses evolucionando con el A521.

Moral para los de Mirandello

Noticias relacionadas

El piloto de casa, el monegasco Charles Leclerc llega dispuesto a lucirse y a exprimir al máximo su SF21. Por la mañana el box de Ferrari ha trabajado para solucionar una avería en la caja de cambios, que ha impedido al compañero de Sainz salir a rodar en el libre 1, pero en la tanda vespertina, Leclerc se ha resarcido liderando la tabla de tiempos (1.11.684) hasta el final, por delante de Sainz, que ha terminado a 1 décima.

Sin duda, aunque se trate de un jueves sin valor determinante en el resultado final del gran premio, ver a los dos Ferrari comandando la clasificación ha supuesto una inyección de moral para los de Maranello, cuya última victoria en Mónaco se remonta a 2017 con Sebastian Vettel. Leclerc y Sainz están muy cómodos y lo han demostrado en la primera toma de contacto, dejando atrás a Hamilton y Verstappen, ambos a 3 décimas. Además, la posicion de los dos Alfa Romeo, con Giovinazzi 9º y Raikkonen 10º, constata el buen rendimiento del motor Ferrari. En cualquier caso, habrá que esperar a la 'qualy' del sábado para saber si se trata de un espejismo o si de verdad la Scudería es capaz de optar al podio en la carrera.

Temas

Ferrari