Fórmula uno

Verstappen eleva el listón

  • Verstappen apabulló a Hamilton en Sakhir y sumó la primera 'pole' de la temporada

  • Carlos Sainz, que lideró la Q2, saldrá octavo y Alonso se metió en el top ten en su regreso

Verstappen, en acción, con  su Red Bull en el circuito de Sakhir

Verstappen, en acción, con su Red Bull en el circuito de Sakhir / Giuseppe Cacace / AFP

Se lee en minutos

Josep Viaplana

La Fórmula 1 arranca este domingo con el GP de Bahréin (17.00 horas), que se disputa en Sakhir, un trazado exigente y técnico donde después de una corta e intensa pretemporada empezaremos a saber dónde está cada uno, pudiendo empezar a hacernos una idea de lo que nos espera de aquí a mediados de diciembre. El calendario, con el que se intenta recobrar la normalidad, está previsto a 23 grandes premios, el más largo de su historia.

Max Verstappen ha refrendado ya en el primer envite que este puede ser su año. El holandés, que cerró 2020 con la pole y la victoria en Abu Dhabi, ha empezado 2021 sumando la cuarta pole de su carrera deportiva y partiendo desde la primera posición de la parrilla es el gran favorito a la primera victoria de la temporada. Su superioridad en entrenamientos ha sido total, liderando las tres tandas de libres y la calificación, donde con una vuelta perfecta ha marcado un tiempo de 1.28.997.

Lewis Hamilton y Mercedes serán sus grandes adversarios. El británico fue el único que estuvo a la altura de Verstappen, aunque en la última vuelta de la Q3 fue arrasado por su contrincante, que le sacó 388 milésimas. Con Valtteri Bottas tercero, a más de medio segundo de Max, la estrategia será crucial en una carrera que se presenta muy abierta.

Igualdad y espectáculo

La lucha entre Mercedes y Red Bull se presenta mucho más igualada esta temporada, aunque en lo visto en estas dos jornadas de entrenamientos de Bahréin se ha constatado que a los Mercedes les ha salido un rival duro. Verstappen, por su parte, ya ha lanzado un serio aviso a Checo Pérez, que no pudo entrar en la Q3.

Fernando Alonso, a su llegada al circuito para los últimos ensayos del GP de Bahréin

/ Hammad Mohammed /Reuters

Red Bull demostró ser el mejor coche este sábado en pista a los mandos de Verstappen, pero Mercedes ha refrendado que está superando poco a poco los problemas de estabilidad en el coche. Recuerden que tras la pretemporada 2020 parecía que el título sería para Ferrari y los italianos protagonizaron la peor temporada en muchos años, mientras que los de Toto Wolff dominaron con mano de hierro, ganando trece de las diecisiete carreras disputadas.

Se avecina un año muy interesante porque Valtteri Bottas está obligado a sacudirse el dominio de Hamilton, pero Max Verstappen, que ya ganó la última carrera del 2020 en Abu Dhabi parece haber dado un paso al frente. Del rendimiento de McLaren, Aston Martin, Alpine y Ferrari dependerá que veamos una temporada más o menos abierta, competida y espectacular.

Sainz, motivado

Charles Leclerc logró la cuarta posición, espoleado por un extraordinario Sainz, que lideró la Q2 y empezó a levantar el ánimo a los tifosi. Por delante del madrileño también estuvieron Gasly, con un Alpha Tauri que sigue al alza, y los McLaren de Ricciardo y Norris. Justo detrás de Carlos se colocó un sorprendente Fernando Alonso, que vio como el Alpine de Ocon no pasaba del primer corte. El asturiano no está oxidado… ni mucho menos.

Te puede interesar

Este domingo se apagarán los semáforos y todos empezarán a pasar la prueba del algodón. Se apagan los semáforos y empieza el espectáculo.

La montaña rusa de Carlos Sainz

En la Q1 un susto porque se le paró el motor del monoplaza, el más rápido en la Q2 y un error de experiencia en la vuelta definitiva de la Q3, siendo excesivamente conservador en la primera frenada. Carlos ha presionado al máximo a Leclerc, presionándole al máximo todo el fin de semana.

El madrileño apuntó que “fue una jornada estresante, pero reaccionamos bien al fallo mecánico de la Q1. Después hicimos una muy buena Q2, liderando los tiempos. Me faltó un poco de experiencia en la Q3. Conservador con el tráfico en la primera curva. Estoy contento y el fin de semana está siendo muy bueno hasta ahora y estoy esperanzado de cara a la carrera. Estoy viviendo una experiencia nueva para mí, experimentando con el coche y sensaciones nuevas. Es complicado, pero estoy preparado para la primera carrera, como siempre”.