ASÍ FUE EL ACCIDENTE DEL BICAMPEÓN

La mujer que atropelló a Alonso se saltó un ceda el paso para ir al súper

  • Una ciudadana suiza, de 42 años, no respetó un ceda el paso al girar hacia un supermercado y se llevó por delante al bicampeón asturiano de F-1

  • El piloto de Alpine F-1 Team ha sido operado hoy "con éxito" de la fractura de su maxiliar superior y, en unos días, deberá recuperar los dientes perdidos

  • El 'Nano' sí vio la imprudencia de la señora, pero, aunque clavó los frenos de su bicicleta, una MMR asturiana, no pudo evitar el impacto con el coche

Fernando Alonso y su gorra de Kimoa, su firma de ropa.

Fernando Alonso y su gorra de Kimoa, su firma de ropa. / EFE / VALDVIN XHEMAJ

4
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

La señora iba al Lidl y acabó llevándose por delante a todo un bicampeón del mundo de F-1. La señora iba con su utilitario por la calle La Santa y cruzó, a su izquierda, en dirección a Pregassona, sin mirar, sin percatarse de que venía un ciclista, casi, casi, profesional, vestido de profesional, con una bicicleta (casi) de lujo, tremendamente competitiva, de carreras, claro, de la marca MMR, asturiana, por supuesto, de Avilés. La señora, suiza, de 42 años, se llevó por delante a Fernando Alonso, de 39 años, nuevo piloto del equipo Alpine-Renault de F-1, que dentro de un mes iniciará su temporada nº 18 tras tomarse dos años sabáticos, alejado del ‘gran circo’, pero no de las carreras, ni de los triunfos.

Problemas para el seguro

La señora, cuyo seguro deberá hacer frente ahora a una indemnización millonaria, de susto, al ser la culpable de provocar una seria lesión (fractura de la mandíbula superior y pérdida de varios dientes) de un deportista de élite y, por tanto, retrasar el trabajo de uno de los pilotos más destacados de la F-1, fue interrogada, primero por la Policía Cantonal suiza y, posteriormente, por la Policía Local de Lugano, en cuyo parte no figura el nombre de Fernando Alonso sino el de un “cittadino spagnolo, 39enne”, que, tras ser asistido, en primer lugar, por la Cruz Verde suiza, se le detectó la fractura de su mandíbula superior y la pérdida de varios dientes.

La señora, en efecto, iba de compras al Lidl, poco antes del mediodía. La hora exacta fue las 13.28, aunque el parte policial habla de “algo antes de las 14.00 horas”. Y la señora no reparó, inconscientemente, de que, antes de hacer ese giro a la izquierda, probablemente muy habitual en ella, debía mirar y reparar que venía un ciclista, vestido con el maillot fosforescente de Kimoa, la marca de ropa del piloto asturiano, casco de ciclista (ese que, precisamente, solo protege la cabeza, pero no la cara, al no tener protección mentonera), guantes y gafas de sol deportivas.

Alonso no pudo evitarla

Alonso sí la vio pero, pese a clavar los frenos de su MMR (nada que ver con los de un F-1), no pudo evitar el impacto con el lateral derecho del coche de la conductora y se golpeó la cara contra la carrocería, rompiéndose la mandíbula superior y varios dientes. El piloto de Alpine, cuyo nuevo jefe de equipo es el italiano David Brivio, exresponsable de la escudería Suzuki de MotoGP, con la que el mallorquín Joan Mir se proclamó, el pasado año, flamante nuevo campeón de la categoría, iba solo y regresaba de un entrenamiento de 82 kilómetros, el que hace siempre por la misma ruta, por las carreteras menos concurridas de Lugano.

Habitualmente, Alonso sale a entrenarse en compañía de su amigo inseparable Alberto Fernández ‘el Galle’, compañero de competición de la infancia, y su fisio de toda la vida, el italiano Edoardo Bendinelli, ausentes los dos en la mañana del pasado jueves. Alonso fue trasladado, en principio, a un hospital de Lugano, desde donde llamaron a la compañera del piloto, la modelo italiana Linda Morselli, exnovia de Valentino Rossi, que acudió inmediatamente al centro médico. Tras reducirle la fractura en el maxiliar superior, Alonso fue trasladado a un centro hospitalario más grande, en Berna, donde esta mañana ha sido operado con éxito de esa fractura.

Serenidad en el equipo Alpine

El equipo Alpine F-1 Team, creado por la marca Renault, con la que el ‘Nano’ quedó doble campeón del mundo, en el 2005 y 2006, de la mano de su buen amigo Flavio Briatore, ha hecho un escueto comunicado tras la intervención quirúrgica en el que tranquiliza a los seguidores del piloto asturiano y asegura estar convencidos de que, tras 48 horas de reposo, su gran fichaje podrá reanudar los entrenamientos para poder estar listo para el día y medio, solo un día y medio, que tiene de entrenamientos de pretemporada, en los que deberá hacer el único test que pueden hacer los pilotos este año, antes de la primera carrera, que se disputará, el próximo 28 de marzo, en Baréin.

Noticias relacionadas

Ese test de tres días, que Alonso debe compartir con su compañero de escudería, el francés Esteban Ocon (de ahí que cada uno de ellos solo disponga de día y medio), está considerado por los ingenieros del equipo francés como vital para el desarrollo de la temporada, ya que la experiencia, sensibilidad, manos y velocidad del bicampeón asturiano serán importantísimos a la hora de dar los consejos adecuados para, si es necesario, mejorar algunos detalles del nuevo monoplaza, aunque la auténtica revolución técnica llegará en los coches del 2022.

Alonso, de 39 años, 312 grandes premios de F-1 en su historial, 32 victorias, 22 ‘poles positions’, 22 vueltas rápidas en carrera, 97 podios y dos títulos mundiales (2005 y 2006) es, junto a la aparición del también español Carlos Sainz en el equipo Ferrari, una de las grandes novedades de la nueva temporada de la máxima categoría del automovilismo mundial.