24 sep 2020

Ir a contenido

EL GP DE ITALIA DE F-1

Mercedes sigue dominando pese a recortar sus motores

Hamilton y Bottas lideran los libres del GP de Italia, pese a que las 'flechas de plata' ya no pueden utilizar toda su potencia

¿Si hay un equipo que puede reaccionar ese es Ferrari¿, asegura Sainz, que no se arrepiente de haber fichado por Maranello

Emilio Pérez de Rozas

El alemán Sebastian Vettel y su Ferrari, hoy, en Monza.

El alemán Sebastian Vettel y su Ferrari, hoy, en Monza. / EFE

La prohibición de los mapas de motor agresivos ha entrado en vigor este fin de semana en el Gran Premio de Italia de F-1. Y los Mercedes, al menos en los entrenamientos libres, siguen dominando como si nada hubiera cambiado, como si esa prohibición ejecutada a mitad de temporada para intentar neutralizar la enorme ventaja en rendimiento de las 'flechas de plata' se hubiera puesto en marcha en balde. Quienes promovieron esa prohibición andan mucho peor. Max Verstappen no pudo completar una vuelta limpia y ni quiera fue el mejor del resto, mientras Ferrari…”A una vuelta aún vamos regulín, pero en tandas largas, lo que es ritmo de carrera, vamos francamente mal”, resumió el catalán Marc Gené.

Ferrari sigue mal, muy mal

Charles Leclerc finalizó noveno, y Sebastian Vettel, lo hizo en 13º lugar en la segunda sesión. Lo peor es que ese malísimo resultado para una escudería como Ferrari resultó un alivio tras ver al monegasco 11º y al tetracampeón alemán, penúltimo, en la primera sesión. "Hemos mejorado en la segunda manga a una vuelta, pero los pilotos se quejan del coche: Vettel ha hecho un trompo…El ritmo de carrera es realmente malo”, explicó Gené desde el box de Ferrari. No encuentran la tecla para hacer conducible un coche, el SF1000, en el que el chasis es vulgar, el motor no va, y la mala aerodinámica obliga a dejar a los pilotos sin adherencia en curva para igualar la velocidad punta con el resto y que no les arranquen las pegatinas en las largas rectas del Autódromo de Monza.

“A pesar de lo que se dice, siento el apoyo de los responsables de la marca” , asegura Mattia Binotto, jefe del equipo Ferraro y sobre que el recae todo el peso de la situación de la Scuderia. “Y no es cierto que me encuentre solo como se comenta tanto. Hablo varias veces al día con Louis Camilieri (director ejecutivo de la marca) y, habitualmente, con John Elkann (presidente de Ferrari), aunque quizá no se dejen ver tanto como sus antecesores en el cargo. Siento su apoyo, recibo su confianza, y de lo único que me arrepiento es no haber iniciado la reorganización técnica del equipo algunos meses antes. Saldremos de esta peor nos llevará tiempo”, afirma Binotto.

Sainz cree en Ferrari

“Si hay un equipo que puede reaccionar ese es Ferrari”, asegura Carlos Sainz que, por el momento, —llegará a Maranello en enero—, está centrado en ocupar el lugar que deja la Scuderia en cada carrera. Los dos Mercedes y el Red Bull de Verstappen parecen fijos en el podio. Por detrás, la guerra es total. Christian Albon, con el segundo Red Bull lucha por la cuarta plaza frente a los McLaren y los Renault, una lucha de la que, misteriosamente, se ha caído Racing Point, cuyos diseños copiados del Mercedes de 2019 aún siguen dando vueltas en los despachos para decidir si hay más sanciones.

En esa pelea, Renault pareció más rápido en la carrera de Spa, pero este viernes en Monza los McLaren parecen algo más fuertes. Las averías y problemas que Sainz ha sufrido en este arranque de Mundial le deben un podio, y este podría ser el fin de semana de Monza si Verstappen y Bottas acaban en algo más fuerte sus habituales peleas en la primera frenada de los últimos grandes premios.

Temas Ferrari