14 jul 2020

Ir a contenido

EL NUEVO ESCENARIO DEL DEPORTE

Barcelona se postula para celebrar dos grandes premios de F-1 este año

El Circuit quiere ayudar a que no se pierdan contratos de TV en el marco de una negociación a largo plazo

La F-1 proyecta crear un micromundo en el 'paddock' y mantenerlo aislado durante varias carreras

Miguel Martínez

Una imagen de un Ferrari pasando por delante de una de las tribunas de Montmeló 

Una imagen de un Ferrari pasando por delante de una de las tribunas de Montmeló  / ENRIC FONTCUBERTA (EFE)

Mañana mismo deberían llegar los primeros operarios para montar los inmensos y vistosos 'hospitalities' y la tremenda infraestructura de comunicaciones en el Circuit de Barcelona-Catalunya. Pero el precioso trazado de Montmeló seguirá cerrado a cal y canto. No habrá Gran Premio de F-1 la próxima semana como estaba programado. La pandemia se lo ha llevado por delante como a los otros nueve que estaban programados hasta finales de junio. Pero Barcelona aún tiene una posibilidad de organizar su carrera a puerta cerrada, incluso, hasta dos consecutivas.

“Estamos en permanente contacto con la F-1 y nos hemos puesto a su disposición para organizar el GP en la fecha que mejor les encaje en el nuevo calendario, siempre bajo la autorización del Govern de la Generalitat y las normas y protocolos establecidos en el momento”, explica Joan Fontseré, director del Circuit. Cuentan con la experiencia de organizar la carrera durante las últimas tres décadas, y también, y no menos importante, la organización de test en pretemporada.

“Sumamos 30 años de experiencia en el Mundial y eso lo saben bien los organizadores, los de antes y los de ahora; una situación geográfica muy buena en términos de logística y un clima favorable casi todo el año, y éstas son nuestras mejores credenciales”, añade la cabeza visible de Circuit. Esa experiencia, permitiría “organizar un GP con tan solo dos semanas de antelación”, incluso dos, si la FOM (Formula One Management) no quiere que los contratos de televisión se vean afectados por no llegar al mínimo de carreras.

Los contratos televisivos

No existe un modelo estándar de contrato. Sky Inglaterra firma uno, Sky Alemania o Italia, otro; la TV pública de Brasil es diferente, Movistar firmó otro tipo e acuerdo… Pero, en general, se podría decir que el grueso de contratos sí contempla una merma por debajo de 18 carreras y una segunda reducción por debajo de 14.

Joan Fontseré, en el Circuit / valentí enrich

“Queremos ayudar a la F-1 a tener un campeonato más completo y sólido en el futuro”, explica Fontseré, pensando en poder asegurar un contrato de larga duración en el que enjugar un reducido canon de estas dos carreras, un nuevo escenario de la negociación que ya estaba en marcha para renovar un contrato que caduca el próximo fin de semana.

Si la temporada arranca en julio, la F-1 solo podría llegar a las 18 carreras celebrando dos grandes premios en semanas consecutivas en el mismo escenario. Barcelona podría ser uno de esos escenarios, como podría serlo Silverstone —el 80% de equipos y personal viven alrededor del trazado inglés— y arrancando en el Red Bull Ring de Austria que, a juicio de la F-1, reúne todas las condiciones.

Austria, como ejemplo

"Uno de los desafíos logísticos es que todos los habitantes del ‘paddock’ se hagan test y sean autorizados a ingresar al ‘paddock’", explicó Ross Brawn, director técnico de la FOM, las siglas bajo las que actúa la organización de la F-1. "Creo que una vez que hagamos eso, lo interesante es mantener a todos en ese entorno carrera a carrera, dentro de esa especie de biosfera que queremos crear”.

Brawn cree que es bastante “complicado, al principio, encontrar las carreras donde podamos controlar el entorno, pero Austria se ajusta muy bien a esa ley. Tiene un aeropuerto local justo al lado del circuito, donde la gente puede alquilar aviones. No está demasiado cerca de una metrópoli, tiene una gran infraestructura a su alrededor”. En ese sentido, avanza que “no habrá hospitalidad en los equipos en el ‘paddock’, pero dispondremos del servicio de catering del circuito. Básicamente, podemos tener a todos dentro de ese entorno. Por lo tanto, una vez que estás allí, es interesante hacer otra carrera la semana siguiente”.

Europa, primero

Todo apunta a que la F-1 arrancará en Austria a comienzos del mes de julio con dos carreras consecutivas. Rudolf Anschober, ministro de Sanidad de Austria, ha confirmado que el gobierno permitirá la celebración del GP de F-1 siempre y cuando su "concepto de seguridad" sea fuerte y cumpla con “nuestras condiciones, que serán muy, muy estrictas”.

De hecho, todos los equipos tendrán que presentar un certificado médico que demuestre que sus trabajadores han dado negativo en la prueba del coronavirus antes de entrar al país. A partir de ahí, la F-1 intentará hacer el máximo de carreras —algunas dobles— en Europa durante julio, agosto y septiembre, mientras que luego repartirá el calendario por meses y continentes: Asia en octubre, América en noviembre y Próximo Oriente en diciembre.