01 abr 2020

Ir a contenido

LA UNIÓN HACE LA FUERZA

La F-1 ayuda al Gobierno inglés a parar el coronavirus

Las escuderias del 'gran circo' trabajan ya en nuevos respiradores y soluciones para aplicar en los distintos hospitales de Gran Bretaña

Las sedes de los equipos del Mundial, además de Ferrari, trabajan a destajo para conseguir disminuir el efecto destructivo del covid-19

Miguel Martínez

La preciosa sede de McLaren, en Gran Bretaña, donde ya se trabaja contra el coronavirus.

La preciosa sede de McLaren, en Gran Bretaña, donde ya se trabaja contra el coronavirus. / DAIMLER CHRYSLER

Las mejores empresas se han puesto históricamente al servicio de los gobiernos en guerra. El mundo está en guerra contra el coronavirus, y los ingleses, con mucha tradición en la alineación de recursos con un fin bélico, han pedido a la industria de la F-1 que se ponga al servicio de la lucha. Los equipos —todos en suelo inglés, salvo Ferrari, Alpha Tauri y Alfa Romeo— ya se han  puesto manos a las obra para fabricar respiradores y otros ingenios para combatir al covid-19.

La F-1 anuncia en un comunicado que un “colectivo de equipos de F-1 con sede en el Reino Unido, fabricantes de motores y sus respectivos brazos tecnológicos, está evaluando el apoyo para la fabricación de dispositivos respiratorios en respuesta al pedido de asistencia del Gobierno del Reino Unido”. Los equipos están trabajando en colaboración con la F-1, el Gobierno del Reino Unido y otras organizaciones para “establecer la viabilidad de los equipos que producen o apoyar la producción de dispositivos médicos para ayudar en el tratamiento de pacientes con COVID-19”.

Todos juntos buscando soluciones

Los equipos de F-1 son expertos en diseñar y fabricar en tiempo récord cualquier tipo de solución que mejore el rendimiento de un monoplaza, y es esa capacidad la que quiere explotar el gobierno inglés. “Están evaluando varias rutas en conjunto con fabricantes y organizaciones existentes de los sectores aeroespacial y automotriz. Se espera que este trabajo, que está progresando rápidamente, produzca un resultado tangible en los próximos días”.

El University College London, donde muchos miembros de los equipos de F-1 estudiaron ingeniería, y un hospital asociado, intentan coordinar los estudios que, de momento, han arrancado, con la fabricación —también se ha implicado Ferrari— de respiradores artificiales. No serán las únicas impresas involucradas, porque algunos gigantes como Rolls Royce, Jaguar-Land Rover o Airbus también forman parte de este grupo de empresas tecnológicas con una rápida capacidad de fabricación.