05 jun 2020

Ir a contenido

MÁS CANCELACIONES DEPORTIVAS

La F-1 aparca en boxes hasta mayo tras cancelar el GP de Australia

La posición de McLaren, Ferrari, Mercedes y Renault ha sido determinante ante las dudas de la FOM y la FIA

Christian Horner (Red Bull), Franz Tost (Alpha Tauri) y Otmar Szafnauer (Racing Point) querían correr el GP

Miguel Martínez

Lewis Hamilton y Daniel Ricciardo conversan, hoy, en la conferencia de prensa del GP de Australia.

Lewis Hamilton y Daniel Ricciardo conversan, hoy, en la conferencia de prensa del GP de Australia. / EFE / SCOTT BARBOUR

Vaya por delante que Chase Carey, responsable de la FOM (los dueños y organizadores de la F-1) llegó anoche ¡anoche! a Melbourne y que Jean Todt, presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), ni siquiera viajó a Australia. Dato importantísimo. A partir de ahí puede entenderse mejor la sensación de caos vivida esta semana en el 'paddock' de Albert Park, no muy diferente al que genera en todo el mundo la pandemia del coronavirus; hay quien se lo toma muy en serio y extrema las medidas, y otros que ponen en riesgo la salud de todos por intereses económicos o por simple inconsciencia. Al final, fue la decisión de McLaren de retirarse, y el apoyo de Ferrari, Mercedes y Renault, la causa de que después, mucho después, la FOM, la FIA y los promotores se decidiesen a cancelar el Gran Premio de Australia.

Próxima cita: Holanda, en mayo

Prueba de este caos es que mientras los equipos ya se están reorganizando para volver a la competición en el Gran Premio de Holanda el primer fin de semana de mayo,como primera opción, o en el GP de Azerbayán, casi un mes después, en un segundo escenario, ni la FIA ni la FOM han dicho aún nada oficialmente de la cancelación de los siguientes grandes premios de Baréin y Vietnam, junto con el ya suspendido de China. Y no hay otra razón que la económica para ello: si son los equipos los que no van, los promotores no están obligados a pagar el canon: entre 25 y 70 millones, según el país, excepto Mónaco que no paga nada, se celebre o no la carrera.

Y ya se sabe que McLaren no acudirá a Baréin porque ahora se centra en el protocolo tras un positivo en su equipo, el único de los ocho analizados en el 'paddock' —cuatro de Haas y tres de Renault— además de un fotógrafo del que aún no hay resultado. “La persona con positivo está hospitalizada, las personas que han estado más en contacto con él, han sido aislados en el hotel durante 15 días, y el resto del equipo de carreras regresa al Reino Unido, pero durante 15 días no irán a trabajar a Woking y quedarán en sus casas”, explica una nota de McLaren.

Confirmación de los casos

Fue la determinación de McLaren y el apoyo de Mercedes, Ferrari y Renault, la razón principal de la cancelación que horas después, casi mientras nadie sabía muy bien que hacer justo antes de los primeros entrenamientos libres de esta misma mañana, encontró la confirmación de la FOM y de los promotores de Australia que emitieron una nota conjunta:  "A raíz de la confirmación de que un miembro del equipo McLaren había dado positivo por coronavirus y a raíz de la decisión del equipo de retirarse del GP de Australia, la F-1 y la FIA celebraron una reunión con los nueve jefes de equipo restantes el jueves por la noche. Esas discusiones terminaron con una mayoría de equipos en contra de que la carrera siguiera adelante”, desvela la nota.  "La Fórmula 1 y la FIA, con el apoyo de la Corporación del Gran Premio de Australia, han tomado la decisión de que toda la actividad de Fórmula 1 del GP de Australia se cancelará”.

Tres escuderías sí querían correr

La nota añade que “entendemos que es una noticia muy decepcionante para los miles de aficionados que tenían previsto estar presentes en la carrera. Todas las personas con entradas recibirán una compensación económica. Se hará un nuevo anuncio a su debido tiempo”. De todas las escuderías de F-1, solo tres querían seguir adelante. Christian Horner (Red Bull), Franz Tost (Alpha Tauri) y Otmar Szafnauer (Racing Point) insistían en la larga noche en Albert park de jueves a viernes que sus equipos correrían, a menos que las autoridades dijeran que el gran premio no se podía disputar por motivos de salud pública.